miércoles 22/9/21
ANTE LA ACUMULACIÓN DE INCIDENTES EN LA NUCLEAR

La marcha "Vive el Ebro" pide en Ascó que no se renueve el permiso de la nuclear ante la acumulación de incidentes

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, junto a la Plataforma en Defensa del Ebro y la Coordinadora Antinuclear de Cataluña ha realizado una protesta antinuclear a su paso por Ascó (Tarragona).

Las organizaciones piden la no renovación del permiso de explotación de la nuclear ante la acumulación de incidentes.

Precisamente el pasado martes 26 de julio se ha producido el último incidente en la central nuclear de Ascó (Tarragona), que se suma al cúmulo de ellos de esta central, muchos de los cuales se deben a una manifiesta falta de cultura de seguridad de sus explotadores.

El nuevo incidente de Ascó ha consistido en el mal funcionamiento de uno de los medidores del caudal de fugas de las bombas de refrigeración, lo que ha motivado que estas bombas tuvieran más fugas de las permitidas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Las bombas de refrigeración son vitales para enfriar el núcleo del reactor y evitar que se funda, por lo que es imprescindible que mantengan un caudal necesario de agua en el circuito primario. Si bien éste no diminuyó por debajo de los límites de seguridad, el fallo se produce en un sistema vital y podría haber dado lugar a una situación de peligro de haber sido mayor la fuga.

No ha sido éste un incidente aislado sino que viene a sumarse al cúmulo de problemas que se han producido en Ascó y que se agravan por la manifiesta falta de cultura de seguridad de sus explotadores, que se puso de manifiesto en la fuga de partículas radiactivas de 2007 o, más recientemente, en el paso de dos pesadas compuertas por encima de la piscina de combustible gastado, cuya caída habría producido un accidente catastrófico. Los continuos sucesos y accidentes que han tenido lugar en la nuclear denotan que el titular antepone sus beneficios a la seguridad de las personas y el medio ambiente. El escape de partículas radiactivas al exterior de los edificios de contención, y que el operador escondió mientras se permitía la visita a la central de cientos de estudiantes, se encuentra en los juzgados en estos momentos.

Dado que el próximo mes de octubre vence el actual permiso de explotación para los dos grupos, Ascó I y II, el titular de la central nuclear, la Asociación Nuclear Ascó y Vandellòs (ANAV), ha solicitado ya la renovación del permiso de explotación, que tendrá que contar con la emisión de un informe favorable del CSN. Sin embargo, tras la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la central nuclear de Garoña, queda claro que el Gobierno tiene potestad para no renovar el permiso, sea cual sea el sentido del informe que elabore el CSN.

Ecologistas en Acción pide al CSN y al Gobierno que no renueve el permiso y proceda al cierre de la central nuclear, no sólo por el riesgo intrínseco que representa la energía nuclear en sí, sino también por que Ascó sufre de serios problemas estructurales y de diseño que no han hecho más que incrementarse con el paso del tiempo.

Además, Ascó tiene próxima la saturación de sus piscinas de combustible gastado, por lo que se ha elaborado un proyecto de construcción de un Almacén Transitorio Individual (ATI) en seco y en superficie, lo que permitiría alargar la vida de la central de una manera temeraria. Las organizaciones piden el cierre inmediato de la central nuclear y el abandono definitivo de la energía nuclear.

La marcha "Vive el Ebro" pide en Ascó que no se renueve el permiso de la nuclear ante...
Comentarios