sábado 4/12/21
PÉSIMA CALIDAD DEL AIRE

“La realidad de Madrid es preocupante”

La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, ha advertido este martes al Ayuntamiento de Madrid de que "no se pueden hacer trampas al solitario" y cambiar de ubicación las estaciones de medición de calidad del aire con el fin de bajar los altos niveles, al tiempo que ha dicho que si la Administración no se responsabiliza de este problema "la única solución" será implantar una moratoria.

nuevatribuna.es | agencias | 01.02.2011

"No se puede permanecer de brazos cruzados y mirar para otro lado cuando te están diciendo los indicadores que tu calidad del aire no es que sea mala, sino que es pésima. Lo que no vale, como se ha puesto de manifiesto, es cambiar de lugar los indicadores para que den mejor la calidad del aire. No vale hacer trampas en el solitario. Hay que abordar la realidad, y la realidad de Madrid es preocupante, cuanto menos en términos de calidad del aire", ha manifestado la ministra de Medio Ambiente en un desayuno informativo de Europa Press al ser preguntada por la calidad del aire en Madrid.

Rosa Aguilar, que ha subrayado que respeta "la parte de competencia municipal" en este asunto, ha hecho hincapié en que los ayuntamientos son competentes para "implementar medidas que signifiquen la mejora de la calidad del aire en materia de tráfico, transporte público o vivienda".

Por ello, ha pedido a las administraciones locales que den "un paso decisivo y definitivo" y que tomen medidas activas para mejorar los indicadores porque "hablar de la calidad del aire es hablar de la salud de las personas".

Sobre si es partidaria de restringir el paso a vehículos en determinadas zonas de Madrid, la ministra ha explicado que apuesta por "planificar el tráfico de manera que haya zonas peatonales o semipeatonales que mejoren sustancialmente en el espacio de la ciudad" con la intención de bajar los niveles de contaminación.

No obstante, ha destacado que para ello hace falta "voluntad política" y ha recordado que la capital "cuenta con zonas que se pueden perfectamente peatonalizar y que se pueden semipeatonalizar, y espacios respecto de los cuales, implementando un buen transporte colectivo y apostando por un desarrollo sostenible del transporte, se puede dar una resolución adecuada a la actual situación".

POSIBLE MORATORIA

La ministra se ha mostrado preocupada por que las administraciones "no hagan nada" en este ámbito y ha alertado de que puede que "a la hora de la verdad, cuando los años han transcurrido y el aire siga en unos niveles de pésima calidad, "la única salida" sea pedir una moratoria, ya que considera que "los ciudadanos madrileños tienen necesidad de tener un aire de calidad y unas condiciones de vida de mejor calidad".

También ha ironizado sobra las palabras de la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, quien culpó al Gobierno de los índices de NO2. "¡Ya me extrañaba a mí que en algún momento la culpa de todo no la tuviera el Gobierno! En este caso, han dicho que la culpa la tiene el Gobierno, no es el presidente con lo cual, ya en algo hemos avanzado y mejorado al respecto", ha dicho.

Finalmente, ha dado un toque de atención al Consistorio y ha remarcado que "cuando uno no hace la tarea que debe y no toma la medidas que debiera tomar en favor de su ciudadanía" lo que "nunca" se debe hacer, a su entender, es "echar balones fuera para al final no asumir su propia responsabilidad".

"Cada alcalde tiene que asumir su responsabilidad para con su ciudad y su ciudadanía y en ese contexto se tiene que actuar. En Madrid se debe actuar porque se llega tarde ya. El Ayuntamiento se debe plantear qué debe hacer en esa situación que está aconteciendo", ha concluido.

“La realidad de Madrid es preocupante”
Comentarios