#TEMP
viernes 27/5/22
DENUNCIA GREENPEACE

Greenpeace denuncia que la brasileña "Angra 3" puede ser la "nueva Fukushima"

El colectivo ecologista Greenpeace denunció hoy la construcción en Brasil de la central nuclear "Angra 3" con avales alemanes y créditos del Banco Santander español, por ser una "buena candidata" a convertirse en "un nuevo Fukushima".

La organización, junto a la ONG alemana Urgewald, advirtió en Berlín sobre las deficientes condiciones de seguridad de estas instalaciones, basándose en el informe elaborado por el experto independiente brasileño Francisco Correa y difundido hoy.

"Existe la posibilidad de un accidente nuclear (en "Angra 3") por las deficiencias en el proyecto", explicó Correa tras la presentación del estudio, que cree que puede llegar a producirse un "escenario catastrófico" para el Medio Ambiente y la economía brasileña en caso de accidente.

Un peligroso cóctel similar al que llevó a la catástrofe nuclear japonesa de marzo de 2011

A su juicio, la central atómica de "Angra 3", gemela de la vecina "Angra 2", situada en Angra dos Rios, en el Estado de Rio de Janeiro, está en el lugar erróneo, está mal diseñada y cuenta con tecnología anticuada, un peligroso cóctel similar al que llevó a la catástrofe nuclear japonesa de marzo de 2011.

La nuclear de "Angra 3", un proyecto retomado por el Gobierno brasileño en 2008, "no incorpora las lecciones aprendidas el 11 de septiembre ni las de Fukushima", aseguró Correa, que lleva veinte años trabajando como asesor especializado en el sector energético.

Correa presentó su trabajo en Berlín porque el Gobierno alemán tiene previsto aprobar la semana que viene un aval de 1.300 millones de euros para garantizar la construcción de "Angra 3".

La planta la levantará el consorcio energético francés Areva, que cuenta con fábricas en Alemania -de ahí la mediación germana- y con los créditos del brasileño Banco nacional de Desenvolvimiento Econômico e Social (BNDES) y un consorcio de entidades financieras francesas (Bank Société Générale, BNP Paribas y el Crédit Agricole) y el español Banco Santander.

Por su parte, el especialista en energía nuclear de Greenpeace, Tobias Riedl, explicó que, según los criterios aprobados por Alemania tras la catástrofe de Fukushima, "Angra 3" hubiese sido cerrada.

"La central nuclear de Angra 3 es un peligro para las personas en Brasil. Si (la canciller alemana, Angela) Merkel quiere que su política atómica sea creíble, debe detener este acuerdo nuclear con Brasil", aseguró Riedl.

Greenpeace denuncia que la brasileña "Angra 3" puede ser la "nueva Fukushima"
Comentarios