Domingo 16.06.2019
historia del socialismo europeo

El socialismo belga: Alfred y Léon Defuisseaux

leon@Montagut5Léon (1841-1907) y Alfred Defuisseaux (1843-1901), naturales de Mons, fueron dos personajes del socialismo belga, muy activos a fines del siglo XIX.

Léon estudió en la Universidad Libre de Bruselas, que se había creado en 1834 al poco de proclamarse la independencia de Bélgica. En 1861 se doctoró en Derecho. Se trasladó a París para estudiar en la Sorbona, llegando a ser secretario del político republicano Jules Favre. Posteriormente, regresó a Bélgica, siendo elegido diputado en 1870 y, salvo una breve etapa en Francia, trabajaría en el parlamento belga hasta 1900. Su gran lucha, como la del socialismo belga del momento, fue la del sufragio universal dentro del Partido Obrero Belga. Su compromiso llegó a tal punto que no quiso ser reelegido en el último año citado según la legislación electoral belga aprobada de signo proporcional, porque todavía no reconocía plenamente el sufragio como plenamente universal. El POB se comprometió en esta lucha a través de la vía parlamentaria, solamente empleando la huelga como medio de presión, pero sin ser claramente partidario de la misma. Cuando murió, Le Peuple, el diario del POB, le dedicó una elogiosa necrológica destacando su labor por el sufragio y la defensa de la soberanía popular. Su cadáver fue expuesto en la Casa del Pueblo de Bruselas, uno de los centros obreros socialistas más importantes de Europa por su actividad y por su contribución a la arquitectura.

Por su parte, Alfred se destacó por su participación en la organización de las huelgas de mineros de 1886 Fue un líder socialista muy apreciado entre los mineros belgas, especialmente del Borinage. Además, defendió en los tribunales a las víctimas de los accidentes mineros, y famosa fue la indemnización de 100.000 francos que consiguió para las viudas y huérfanos de los obreros muertos en una explosión de grisú. Su intenso compromiso con estos trabajadores provocó que las compañías mineras emprendieran una activa campaña en su contra, teniendo que marcharse durante un tiempo del país. Estuvo en la insurrección de Bulgaria, cayendo enfermo, por lo que su hermano tuvo que viajar para atenderle.

Como Léon se empeñó en la lucha por el sufragio. En este sentido, publicó en 1886 el Catéchisme du Peuple, que en poco tiempo consiguió vender más de 250.000 ejemplarles.

Su labor como socialista provocó no sólo la inquina de las empresas mineras, sino también de las autoridades, ya que sufrió varios procesos con condenas de prisión. Pero también tuvo problemas con el Partido Obrero Belga a raíz de la radicalización minera, ya que el socialismo belga empezaba a temer la deriva anarquista valona, y Alfred sería expulsado en 1887 de la formación, aunque con el tiempo se reincorporaría al Partido. Alfred sería elegido diputado por Mons, como su hermano.

Sobre el socialismo belga y el POB es muy recomendable la lectura del trabajo de Maeleine Rebérioux, “El socialismo belga de 1875 a 1914”, en la obra colectiva dirigida por Jacques Droz, Historia General del Socialismo, Madrid, (1979), en el tomo dedicado al socialismo entre 1875 y 1918.

El Socialista (números, 821 y 1097) dedicó sendos artículos a los dos hermanos cuando se produjeron sus fallecimientos.

Comentarios