#TEMP
martes. 05.07.2022
PUEBLOS Y PAISES DEL MUNDO

Taiwán, desarrollo espectacular y conflicto permanente

La historia reciente de Taiwán es conocida y se ha convertido en un lugar de conflicto dentro de la geopolítica mundial, pues Estados Unidos es garante de la supervivencia de la isla y China la reclama como parte de su territorio.
Foto: Pixabay

Taiwán tiene una extensión de 35.980 km² de los cuales 32.260 km² es tierra y 3.720 km² son aguas de territoriales reclamadas por la República Popular de China. Tiene una longitud de 394 km de norte a sur y 144 km de este a oeste en su punto más ancho. Las costas tienen una extensión de 1.566,3 km.

Es un archipiélago situado en Asia Oriental, y que es atravesado por el Trópico de Cáncer. El archipiélago está separado de la República Popular de China por el estrecho de Taiwan, el cual en su punto más ancho tiene una extensión de 220 km, mientras que en su punto más angosto tiene una extensión de 130 km.

Taiwán limita con el canal de Bashi en el sur, el mar de China Oriental en el norte, el estrecho de Taiwán en el oeste y el océano Pacífico en el este.

Las islas de Quemoy, Matsu, Wuchiu..., están ubicadas a lo largo del estrecho de Taiwán, al igual que las islas Pratas y Taiping en el mar de la China Meridional, también son administradas por la República de China, pero no forman parte del archipiélago de Taiwán.

El terreno de la isla de Taiwán está dividido en dos partes:

  • Las planicies en el oeste, donde vive el 90% de la población.
  • La región montañosa y boscosa en las otras dos terceras partes de la isla.

La parte oriental de la isla está dominada por cuadro cadenas montañosas, cada una va desde el norte-noroeste hacia el sur-suroeste, más o menos en forma paralela a la costa oriental de la isla. Como un grupo, se extienden por 330 km desde el norte hasta el sur y cubren aproximadamente 80 km de este a oeste. Estas incluyen doscientos picos con elevaciones de más de 3.000 metros.

La Cordillera Central se extiende desde el noreste hasta Eluanbi en la punta sur de la isla, formando una serranía de altas montañas y siendo la principal fuente de agua para los ríos y arroyos de la isla. Las montañas están formadas por formaciones de roca dura resistentes a la erosión.

No obstante fuertes lluvias han marcado los costados con desfiladeros y valles profundos. El relieve del terreno y las montañas cubiertas de bosques son casi impenetrables. El lado este de la Cordillera Central es la pendiente de montaña más pronunciada de Taiwán, con fallas que van desde 120 hasta 1.200 metros.

La Cordillera Hsuehshan se encuentra al noroeste de la Cordillera Central, comenzando en Sandiaojiao en el noreste y ganando elevación a medida que se extiende hacia el suroeste. Syue, la montaña principal, tiene 3.886 metros de altura.

f14 copia

La Cordillera Yushan está ubicada en el costado suroeste de la Cordillera Central. Incluye a la montaña más alta de la isla, la montaña Yu Shan, que tiene una altitud de 3.952 metros.

La Cordillera Alishan se encuentra al oeste de la Cordillera Yushan, con elevaciones entre 1.000 y 2.000 metros. El pico principal, la montaña Data alcanza los 2.663 metros.

La Cordillera de la Costa Oriental se extiende desde la desembocadura del río Hualien en el norte hasta el Condado de Taitung en el sur, y consiste principalmente de arenisca y pizarra. 

Aunque Hsinkangsha, el pico más alto, alcanza una elevación de 1.682 metros, la mayor parte de la cordillera está conformada por grandes colinas. Pequeños arroyos se han formado en sus costados, pero solo un río grande atraviesa la cordillera.

En el pie occidental de la cordillera se pueden encontrar tierras baldías, donde las formaciones de roca son menos resistentes a la erosión. Barreras de coral que aparecen en la superficie a lo largo de la costa oeste y los frecuentes terremotos en el valle indican que el bloque de la falla aún se encuentra en ascenso.

En Taiwán hay 151 ríos y arroyos. Entre los más importantes se pueden señalar:

  • En el centro el Río Jhuoshuei von 187 km.
  • Al sur encontrarán el Río Gaoping que tiene la cuenta de drenaje más grande con 3.257 kilómetros cuadrados.

Las montañas centrales de Taiwán, actúa como las principales cuencas hidrográficas y sus ríos y arroyos fluyen de este a oeste. Los ríos es Taiwán son cortos y empinados y en la época de lluvias torrenciales pueden convertirse en ríos muy caudalosos trayendo consigo mucho lodo.

Sin embargo sus cauces, a pesar de ser amplios, son muy superficiales por lo que los trabajos hidrográficos se hacen complicados en su aprovechamiento para la ciudad. La mayoría de los lagos se encuentran ubicados al oeste de la Isla y han sido utilizado para depósitos de almacenamiento, riesgo, abastecimiento de agua.

El Lago Sun Moon en Nantou County, tiene una superficie de 8 km2, y una profundidad de 30 metros, es considerado el lago más largo y profundo de la Isla. Los lagos de Longluan en la Península de Hengchun y el Lago Liyu del condado de Hualien son el segundo y el tercero más grandes de la Isla con zonas de alrededor un km2cada uno.

También puede encontrar muchos lagos en las zonas altas de las Montañas Centrales y en la Montaña de Syue. Al sur de las montañas centrales se encuentra un cráter de meteoro en el cual se formó el lago Jiaming y es el único en su estilo en toda la Isla.

El clima en la isla principal es generalmente subtropical húmedo y varía en forma considerable en la parte norte y las regiones montañosas. El sur de la isla, sin embargo, pertenece al cinturón tropical y es cálido y húmedo todo el año, siendo un clima tropical de sabana.

La temporada de lluvias dura desde mayo hasta junio, con chubascos casi diarios. Entre los meses de julio y octubre es que es más probable que llegue un tifón, con un promedio de cuatro por año. En la parte norte de Taiwán, la precipitación cae durante este periodo.

La precipitación anual usualmente es de más de 2.500 mm y cerca de 5.000 mm en algunas regiones del este. Las intensas lluvias traídas por los tifones traen consigo desastrosos derrumbes de barro y piedras.

Taiwan tiene una población de 23.561.000 personas. Tiene una alta densidad de población, con 655 habitantes por km2. Su capital es Taipéi con una población de 2.650.000 habitantes. Otras ciudades importantes son Taichung con 2.830.000 h, Kaohsiung con 2.800.000 h y Tainan con 780.000 h.

La religión se caracteriza por una diversidad de creencias y prácticas religiosas, predominantemente aquellas relacionadas con la preservación continua de la antigua cultura y religión china. La libertad religiosa está inscrita en la Constitución de Taiwán. La mayoría de los taiwaneses practican una combinación de budismo y taoísmo, a menudo con una cosmovisión confuciana.

En el año 2019, había 15.175 edificios religiosos en Taiwán, aproximadamente un lugar de culto por cada 1.572 residentes. Se dedicaron 12.279 templos al taoísmo y al budismo.

ECONOMÍA

A pesar de que la agricultura es tradicionalmente importante para Taiwán, al pasar los años dejó de enfocarse en el sector exterior con miras a la exportación y pasó sólo para cubrir y satisfacer el consumo interno.

Sin embargo, actualmente se efectúan más importaciones de productos agrícolas que los que se exportan. Otro factor desfavorable corresponde a las características orográficas de Taiwán hacen que la superficie cultivable esté reducida a tan sólo el 24% del total de la superficie del país.

Estas se cultivan en casi su totalidad de forma intensiva, que no pueden modernizarse por la pequeña extensión de terreno utilizada para el cultivo que no supera la hectárea. Los productos que más se importan son: cereales, semillas de aceite, frutas, productos de pesca y carnes.

La estructura industrial en Taiwán ha cambiado en los últimos años. El sector privado tiene la responsabilidad sobre el 94,76% de la manufactura y el 86,50% de la producción industrial.

La pequeña y mediana empresa representa el 75% del total del sector. Dentro del sector industrial los ramos más importantes son: electrónica y tecnologías de la información que se considera el buque insignia de la economía taiwanesa que incluyen productos como: ordenadores, teclados, escáneres, chips y semiconductores, placas madres entre otros.

Otro sector industrial fundamental es el de la optoelectrónica que incluye componentes ópticos, láseres, medios de almacenamiento óptico, visualizadores digitales, dispositivos de entrada y salida entre otros.

Las comunicaciones es otro sector que le ha permitido a Taiwán tener un reconocimiento global en la producción de equipos para la telefonía móvil, la integración con Internet, equipamiento de banda ancha, modems, tarjetas LAN, equipos de fibra óptica, faxes, teléfonos fijos entre otros no menos importantes.

Taiwán es el segundo diseñador de semiconductores y el producto más importante de este ramo son los circuitos integrados que tuvieron un incremento en sus ventas de 8,8% más que el año 2006.

Otras producciones importantes son la maquinaria de control numérico informático, robots, flexible manufacturing center, sistemas de almacenamiento y recuperación automáticos. En menor grado de importancia se encuentra la maquinaria textil, maquinaria para madera, maquinaria para la industria del plástico, maquinaria para la industria alimenticia, industria de automoción, química, artículos deportivos y la construcción.

El sector servicios está en auge desde el año 2007 y destaca el comercio mayorista y minorista, restaurantes y hoteles, finanzas, seguros, y servicios públicos. Existen sectores que todavía pueden explotarse como oportunidades de negocio, entre ellas: el turismo.

SU HISTORIA

La isla de Taiwán fue originalmente habitada por poblaciones austronesianas, las mismas que llegaron hasta el archipiélago polinesio y que hoy subsisten divididas en una docena de grupos étnicos, no asimilados a la cultura china.

Los portugueses descubrieron la isla en el año 1590, llamándola la isla Formosa. Posteriormente, tuvieron una breve ocupación holandesa. A principios del siglo XVII, fue incorporada al imperio chino durante la Dinastía Qing en el año 1683 y proclamada provincia china en el año 1887.

Durante ese periodo regían en Taiwán los sistemas administrativos políticos del continente chino y muchos inmigraron desde el continente.

Posteriormente, tras la derrota en la guerra chino japonés del año 1895, Taiwán se convirtió en colonia japonesa. La isla fue devuelta a China en el año 1945, después de la rendición de Japón a finales de la II Guerra Mundial.

Al principio, el pueblo de Taiwán vivió con regocijo el fin del colonialismo japonés, pero no tardó mucho en descubrir que la vida bajo el régimen autoritario de Kuomintang y dirigido por Chiang Kai Shek, no se apartaba mucho del colonialismo.

Hubo una gran manifestación el veintiocho de febrero del año 1947 contra las autoridades del Kuomintang. La primera reacción de este fue levantar la ley marcial e invitar a la oposición a integrar una comisión de políticos, sindicalistas y estudiantes para discutir cambios posibles.

Mientras, el gobierno se apresuró a incorporar al ejército 13.000 soldados más y el Kuomintang dio la orden de asesinar en masa y a la mayoría de los líderes de la oposición, y los que se salvaron terminaron en la cárcel.

En el año 1949, tras perder la guerra civil, el gobierno del Kuomintang, los sobrevivientes del ejército, parientes, seguidores, huyeron del continente instalándose en Taiwán. Desde allí y con el respaldo de Estados Unidos, el Kuomintang declaró a Taiwán como zona provisional de la República de China, dejando pendiente la reconquista del territorio continental.

Cuando estalló la guerra de Corea entre los años 1950 y 1953 y China respaldo a Corea del Norte, Estados Unidos redobló su compromiso económico y militar con Taiwán, protegiéndolo como Estado de primera línea en la batalla por la defensa del mundo libre.

Durante la guerra fría, Taiwán se convirtió en paladín del anticomunismo y estableció relaciones estrechas con la dictadura de Chile, Paraguay, Uruguay y Sudáfrica, entre otras.

La democracia se desvaneció. Comenzaron a violarse los derechos humanos: manifestaciones, huelgas y los partidos políticos fueron declarados ilegales y se impuso la ley marcial con le excusa de la reconquista de la parte continental de China.

El Kuomintang instaló un sistema de gobierno que pretendía representar a toda China, con legisladores en representación de cada una de las provincias continentales.

La notable campaña de industrialización se inició en la década de los años 1970, cuando los tecnócratas del Banco Mundial y de Estados Unidos, en colaboración con el gobierno aplicaron una estrategia de desarrollo orientada a la exportación.

Estados Unidos dio ventajas en materia de finanzas, comercio y asistencia a un régimen que a cambio intimidó a una mano de obra que carecía de derechos y de organización política.

Entre los años 1953 y 1985, Taiwán creció al ritmo rápido del 8,6% anual y pasó a ser uno de los cuatro nuevos países industrializados conocidos como los tigres de Asia Oriental. Se alcanzó un alto nivel de desarrollo en la producción de plásticos, productos químicos, construcción naval, en el textil y en la electrónica. El crecimiento estaba orientado a la exportación y la isla se convirtió en el segundo país del mundo con mayor excedente en su balanza comercial.

Estados Unidos decidió estrechar lazos con China en el año 1971 y no volver a vetar el ingreso de esta nación en la ONU. Taiwán perdió su representación en este organismo. Estados Unidos rompió en el año 1979, relaciones diplomáticas con Taiwán.

El país vivía en una encrucijada económica, pues la isla dependía de algunos mercados exportadores y de industrias que exigían mucha mano de obra, pero las naciones importadoras querían un comercio más equilibrado. A su vez, la mano de obra de Taiwán ya no era de tan bajo coste como la de otros vecinos asiáticos.

Los tecnócratas insistieron en la necesidad de un sistema político más abierto. Al mismo tiempo que el Kuomintang se enfrentaba a una crisis interna, donde los viejos políticos apenas podían aferrarse al poder.

Un sector importante de la oposición comenzó a cuestionar tanto la política autoritaria del Kuomintang como la conocida tesis común a Tapie y Pekín de una sola China, que Deng Xiaping formulara conciliatoriamente como una nación dos sistemas, es decir, reincorporada s China, Taiwán continuaría con su modelo socio económico.

El quince de julio del año 1987, la ley marcial fue derogada y dejada sin efecto. La actividad sindical creció y se formaron fuertes grupos independientes dentro del sistema sindical. Sus dirigentes fundaron estructuras políticas paralelas, transformándose en el Partido Laborista y en el Partido de los Trabajadores.

Mientras el Kuomintang se opuso a la independencia, miembros del PDP formaron la Nueva Corriente proponiendo el autogobierno. Otros grupos reclamaron la autodeterminación y un referéndum al respecto.

A partir del año 1994, se empezaron a oír reclamaciones para un Taiwán independiente abandonando la idea de un gobierno representativo de todos los chinos. Sin embargo, dada la oposición de Pekín a todo lo que acercara la independencia de la isla, los esfuerzos de Taipei para ser aceptada por la ONU fueron vanos.

Las relaciones económicas con Pekín se intensificaron a partir del año 1995. Taiwán pasó a ser el segundo inversor extranjero después de Hong Kong. No obstante, las relaciones entre ambos países se deterioraron, tras la visita privada del presidente de Taiwán, Lee Teng a Estados Unidos en junio del año 1995. En los meses de julio y agosto de ese año, Pekín realizó pruebas de misiles en aguas situadas a 140 km de Taiwán.

Lee Teng, del Kuomintang, triunfó el veinte de marzo en las primeras elecciones presidenciales con sufragio directo en la historia de la isla. Lee reiteró su idea de expandir la presencia internacional de Taiwán a través de una enérgica ofensiva diplomática.

China realizo en julio del año 1995, una demostración de fuerza militar frente a las costas taiwanesas, coincidiendo con el traspaso de poderes en Hong Kong. Un mes después renunció el primer ministro, Lien Chan. Fue sustituido por Vincent Siew.

Durante las semanas previas a los comicios presidenciales del año 2000, Pekín anunció que podría recurrir a la fuerza si Taipei rehusaba la unificación. El anuncio fue realizado como respuesta al empuje electoral del PDP, que a través de su candidato, Chen Shui-bian, aseguraba que en casa de triunfar convocaría a un referéndum para decidir el futuro estatus de la isla.

La presión exterior no favoreció al Kuomintang que en los comicios del dieciocho de marzo del año 2000 perdió por primera vez en la historia el poder sobre la isla. El vencedor fue el PDP, seguido por el candidato independiente James Soong, un ex jerarca del Kuomintang que formó una nueva agrupación.

A finales del año 2000, Taipei permitió los contactos comerciales entre las islas taiwanesas de Quinmen y Matsu con la República Popular de China. Hasta entonces, los lazos comerciales eran indirectos y pasaban por Hong Kong y Macao.

La historia reciente de Taiwán es conocida y se ha convertido en un lugar de conflicto dentro de la geopolítica mundial, pues Estados Unidos es garante de la supervivencia de la isla y China la reclama como parte de su territorio. El futuro veremos si no es consecuencia de un grave problema internacional.

Taiwán, desarrollo espectacular y conflicto permanente