lunes. 04.03.2024
jens stoltenberg OTAN
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

“Vigilamos la situación en Rusia. Los acontecimientos del fin de semana son un asunto interno de Rusia”, aseguró este lunes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Se trata del primer pronunciamiento de la Alianza Atlántica tras los acontecimientos vividos este fin de semana por la revuelta protagonizada por el grupo de paramilitares Wagner.

Stoltenberg cree que dicha rebelión evidencia el “error estratégico” de Rusia con la invasión a Ucrania y su anterior anexión de Crimea, por lo que es aún más importante mantener el apoyo a Kiev ya que cuanto más territorio logre recuperar “más fuerte será su baza en una mesa de negociación”.

Revuelta del Grupo Wagner

El pasado 23 de junio, el fundador de la empresa militar privada Wagner, Evgueni Prigozhin, denunció en su canal de Telegram que sus unidades habrían sido atacadas y culpó de ello a la cúpula militar de Rusia.

A su vez, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que esa información es falsa. Las unidades del Grupo Wagner que apoyaron a Prigozhin se dirigieron a la ciudad rusa de Rostov del Don y hacia Moscú.

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia abrió una causa sobre el llamamiento a la rebelión armada. El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó de traición las acciones del Grupo Wagner.

Más tarde, de acuerdo con Putin, el presidente de Bielorrusia, Aleksánder Lukashenko, mantuvo conversaciones con Prigozhin, quien aceptó dar la vuelta a su convoy de equipo militar y regresar a los campamentos de retaguardia.

El Kremlin aclaró que se anularía la causa penal contra ese empresario, mientras que el propio Prigozhin "se irá a Bielorrusia". Además, el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, aseveró que las autoridades rusas no procesarán a los combatientes del Grupo Wagner que participaron en la insurgencia, "dados sus méritos en el frente".

La OTAN dice que la revuelta del Grupo Wagner evidencia el “error estratégico” de Putin