lunes. 04.03.2024
israel
Netanyahu con el equipo de seguridad de Israel.

El Gobierno israelí ha permitido que los civiles se armen en el conflicto que se está librando con Palestina. En una “operación de emergencia” emitida por el ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvil, se da luz verde a que la División de Licencias de Armas de Fuego permita armarse “a la mayor cantidad posible de ciudadanos”.

El plan, que entrará en vigor este martes, facilita los trámites de licencia de armas de fuego a la población civil en el marco de la ofensiva en la Franja de Gaza “en defensa propia y al servicio de las fuerzas de seguridad”. Así, aquellos ciudadanos “sin antecedentes penales o médicos” podrán obtener la licencia en el plazo de una semana con una simple entrevista telefónica en lugar de presencial como se requería hasta ahora.

La orden da luz verde a que aquellos civiles con la licencia de armas caducada puedan obtener un arma sin presentar una nueva solicitud. Dicha exención se aplicará a 4.000 ciudadanos.

Además, las personas que hayan depositado su arma en los últimos seis meses por no haber realizado un curso de actualización o renovación, “podrá recuperar su arma, lo que será de aplicación a 1.800 sujetos según los datos aportados por el Gobierno Netanyahu.

A partir de este martes, 10 de octubre, la administración emitirá permisos condicionales para portar armas permitiendo la compra de hasta cien balas en lugar de las 50 actuales.

El titular de la cartera agradece a la División de Licencias de Armas de Fuego, al Departamento de Respuesta Civil de la Policía de Israel y a los empleados del Ministerio de Salud por "el importante compromiso que permitirá al mayor número posible de ciudadanos armarse y protegerse a sí mismos y a su entorno cuando sea necesario”.

Llamada a filas a 300.000 reservistas

En paralelo, el portavoz de Defensa de Israel, Daniel Hagari, anunció este lunes la llamada a filas a 300.000 reservistas. "Nunca habíamos movilizado a tantos reservistas con tanta rapidez: 300.000 reservistas en 48 horas", ha declarado.

Desde que se iniciara la ofensiva el pasado sábado ya han muerto 800 israelíes y la cifra de heridos se eleva a los 2.500 según los datos aportados por el ministerio de Sanidad. Los combates se han saldado también con la muerte de 560 palestinos según el Ministerio de Salud palestino, así como más de 2.900 heridos.

Netanyahu permite la obtención de armas de fuego “a la mayor cantidad posible de...