jueves 27/1/22
guant
 

Desde que se creó la prisión de Guantánamo han pasado por la administración de los Estados Unidos cuatro períodos presidenciales que fueron receptores de duras críticas de diversas organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, debido a la crueldad de los castigos y las torturas a los que son expuestos los detenidos de ese polémico centro penitenciario. Para los estadounidenses más jóvenes, las historias que se narran acerca de esa cárcel ubicada en la bahía cubana de Guantánamo, son mera ficción, ya que desde Washington se impone un férreo silencio acerca del trato aberrante que reciben los detenidos, muchos de ellos sin juicio o debido  proceso.

Sin embargo, aunque la juventud estadounidense ignore lo que allí ha sucedido a lo largo de dos décadas, por Guantánamo han pasado 780 hombres -la mayoría de ellos detenidos arbitrariamente- que han sufrido toda clase de tortura, física y psicológica, denunciadas por Amnistía Internacional y otras treinta organizaciones defensoras de los Derechos Humanos. 

El Departamento de Estado para el cierre de la prisión se ha limitado a anunciar sus planes de crear una nueva sala judicial en Guantánamo que continuará el trabajo de las comisiones militares

En la actualidad continúan detenidos treinta y nueve personas, de las cuales trece permanecen en detención indefinida a pesar de haberse aprobado su traslado. Otros 14 reclusos viven en un limbo judicial, ya que nadie revisa su situación y no están acusados de ningún delito. 

Al igual que lo hizo Barack Obama durante su mandato, Joe Biden prometió en campaña que cerraría definitivamente ese centro de tortura. Sin embargo durante el pasado mes de julio la administración Biden trasladó a un detenido. El Departamento de Estado para el cierre de la prisión se ha limitado a anunciar sus planes de crear una nueva sala judicial en Guantánamo que continuará el trabajo de las comisiones militares, lo que aleja de momento la posibilidad del cierre definitivo anunciado con bombos y platillos.

Cuba por su parte considera que el cierre debe producirse inmediatamente, ya que define a Guantánamo como “un territorio ocupado”. "Ya son 20 años de escandalosos abusos en territorio cubano ilegalmente ocupado en la bahía de Guantánamo por parte de los mayores violadores de los Derechos Humanos en el mundo", afirmó en Twitter el presidente cubano, Miguel Díaz Canel.

Para el grupo de expertos de la ONU encargado de observar el trato a los detenidos, “Guantánamo es un lugar donde se cometen violaciones implacables y continuas de las garantías fundamentales de los detenidos y que constituye una mancha en el compromiso del gobierno de Estados Unidos con el estado de derecho.

Al cumplirse veinte años de la llegada de los primeros detenidos al enclave estadounidense en Cuba, los relatores se refirieron a las detenciones arbitrarias sin juicio y a la tortura o malos tratos perpetrados en esa base militar durante ese periodo como prácticas “inaceptables” para cualquier gobierno, pero particularmente para el estadunidense, que se dice protector de los derechos humanos.

Han pasado veinte años en los que la impunidad de los Estados Unidos se ha puesto de manifiesto mediante la nula reacción internacional luego de que se conocieran las prácticas aberrantes que, a las órdenes de la Casa Blanca, se llevan a cabo en ese centro de detención. Guantánamo es, al igual que los incontables atentados a los derechos humanos cometidos por los Estados Unidos a lo largo de su historia, otra vergüenza americana

¿Has leído esto?

Guantánamo, otra vergüenza americana