domingo. 03.03.2024
mundial futbol qatar

El diputado de Más País Íñigo Errejón ha pedido a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que “reaccione” y tome nota de la iniciativa anunciada por el capitán de la selección inglesa Harry Kane que lucirá un brazalete con la bandera LGTBI en el Mundial de Qatar.

La decisión del también delantero del Tottenham que busca con este gesto denunciar la vulneración de derechos humanos en el país que acoge la Copa Mundial de Fútbol 2022, ha tenido una pronta reacción por parte de las autoridades qataríes al transmitirle que la bandera arcoíris es ilegal en el país y que podría ser sancionado por ello.

Sin embargo, la advertencia del portavoz del Gobierno de Qatar no servirá para que Kane desista de ponerse el brazalete. El futbolista ha confirmado que lo llevará pese a las multas que puedan imponerle.

Capitanes de otras selecciones han mostrado su intención de sumarse con este gesto que se enmarca en la iniciativa OneLove para denunciar la discriminación que sufre el colectivo LGTBI.

"La RFEF debe reaccionar"

Errejón ha aplaudido el gesto del futbolista inglés al adherirse a esta iniciativa que Más País ya planteó este verano como propuesta a la selección española. “España tiene una oportunidad para demostrarle al mundo que somos un país comprometido con la libertad. La RFEF debe reaccionar”, ha dicho este martes desde el Congreso de los Diputados y ha pedido a la federación de fútbol que preside Luis Rubiales que la selección española dé “un ejemplo de libertad” y luzca la bandera arcoíris durante el primer partido.

La FIFA es la que tiene que tomar la decisión sobre este asunto. De ello se discutirá este miércoles en la reunión que la Federación Internacional de Fútbol celebra en Zúrich con miembros de la Federación inglesa (FA).

La vulneración de derechos humanos en Qatar ha agitado las conciencias en buena parte del mundo. En la primavera pasada, las selecciones de Alemania y Noruega protagonizaron un simbólico acto de protesta contra con mensajes en las camisetas de sus jugadores al inicio de un partido.

Organizaciones en defensa de los derechos humanos vienen tiempo denunciando la explotación que han sufrido miles de trabajadores migrantes en la construcción de infraestructuras para el Mundial. Amnistía Internacional y Human Rights han lanzado una campaña para reclamar a la FIFA que indemnice a estos trabajadores y a sus familias.

Una reciente encuesta mundial, encargada por Amnistía Internacional, refleja que más del 70% de los encuestados (entre ellos los españoles) se muestra a favor de esta indemnización y de que sus respectivas selecciones de fútbol se involucren de alguna manera en la defensa de los derechos humanos.

Íñigo Errejón lanza un mensaje a Rubiales cara al Mundial de Qatar