miércoles. 29.05.2024
putin

La Corte Penal Internacional (CPI") emitió este viernes órdenes de arresto contra el presidente ruso, Vladimir Putin, y contra Maria Alekseyevna Lvova-Belova, comisionada para los derechos del niño en Rusia.

La CPI, con sede en La Haya, acusa a ambos de la deportación y traslado ilegal de niños de las zonas ocupadas de Ucrania a Rusia en base a lo establecido en el Estatuto de Roma. Los delitos se cometieron presuntamente en el territorio ocupado de Ucrania al menos desde el 24 de febrero de 2022.

La Corte ve “motivos razonables” para creer que tanto Putin como Lvova-Belova tienen “responsabilidad penal individual” por estos delitos “por haber cometido los actos directamente, junto con otros o a través de otros y por no haber ejercido un control adecuado sobre los subordinados civiles y militares que cometieron los actos”, señala.

La Sala de Cuestiones Preliminares II considera, sobre la base de las solicitudes de la Fiscalía del 22 de febrero de 2023, que “existen motivos razonables para creer que cada sospechoso es responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población y traslado ilegal de población de las zonas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa, en perjuicio de los niños ucranianos”.

Pese a que este tipo de órdenes son secretas para proteger a víctimas y a testigos y también para salvaguardar la investigación, la Corte estima que hacerla pública “puede contribuir a la prevención de la comisión de nuevos delitos”, señala.

"LAS ÓRDENES DE DETENCIÓN SON NULAS"

"Las decisiones de la Corte Penal Internacional (CPI) no tienen ningún significado para Rusia y sus posibles órdenes de detención son legalmente nulas, afirmó este viernes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, en su canal de Telegram, según informa la Agencia Tass.

"Las decisiones de la CPI no tienen ningún significado para nuestro país, tampoco desde el punto de vista jurídico. Rusia no es parte del Estatuto de Roma de la CPI y no tiene obligaciones en virtud del mismo. Rusia no coopera con este organismo y las posibles 'prescripciones' de detención que emanen de la CPI serían legalmente nulas para nosotros", señaló.

"Consideramos indignante e inaceptable la formulación misma de la cuestión. Rusia, así como otra serie de Estados, no reconocen la jurisdicción de ese tribunal y, en consecuencia, cualquier decisión de este tipo es nula para Rusia desde el punto de vista jurídico", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

La agencia Tass también recoge las declaraciones del presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, que ha asegurado que "esto es una escalada en la que no hay fin. Me temo que podemos estar dirigiéndonos hacia el conflicto más grande en la historia del mundo. Me pregunto si alguien es lo suficientemente inteligente como para no llevarlo hasta el final, y si alguien entiende a qué consecuencias conducirá esto".

La Corte Penal Internacional emite orden de arresto contra Putin