martes. 25.06.2024

La Confederación General de Trabajadores del Perú tiene un total aproximado de 800,000 trabajadores  afiliados en todo el país. La entidad llamó a sus bases afiliadas a adoptar esta medida, la primera realizada en los últimos veinte años por la CGTP.

Una nueva acción de protesta masiva se llevará a cabo en los próximos días. Las “bases afiliadas” de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), que constituyen la central sindical peruana más grande en todo el Perú, fueron convocadas a sumarse a una huelga general indefinida.

La CGTP, que alberga a grupos del sector privado y público, realizó dicha convocatoria a través de un comunicado a los integrantes de la central del sindicato. Esta medida, programada para el jueves nueve de febrero, se desarrollará a nivel nacional.

En el texto enviado se califica al Gobierno de la presidente de la república, Dina Boluarte Zegarra, como una “dictadura-cívico-militar”, según difundió diario Gestión.

“[La dignataria] persiste en (…) criminalizar la protesta y endurecer la persecución política contra los líderes sindicales mediante el poder mediático”, se señala.

Por otro lado, el abogado Jorge Toyama explicó que el gremio constituye el 60% de la masa sindical en el Perú. Según detalló, este también reúne a reconocidos e importantes sindicatos en distintos sectores, entre ellos, industria, minería, construcción civil, municipios y el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep).

Mientras tanto, dirigentes aimaras de la zona sur y norte de Puno ratificaron la continuidad de la huelga indefinida en la región altiplánica.

“Frente a los intereses que buscan mantener en el poder a Dina Boluarte y el actual Congreso de la República, la clase trabajadora agudiza sus formas de lucha por la recuperación de la democracia y la paz en nuestro país”, señala la CGTP en sus redes sociales.

Los dirigentes de Puno, luego de una reunión reservada, acordaron seguir con la huelga indefinida hasta que renuncie Dina Boluarte.

EL CONGRESO DE PERÚ RECHAZA DEBATIR ADELANTO ELECTORAL A 2023

Mientras tanto el Congreso de Perú ha cerrado las puertas nuevamente a debatir en el pleno el proyecto de ley que incluía un adelanto electoral al 2023 presentado por el Gobierno, después de que el viernes 3 de febrero una comisión rechazara esta iniciativa, la cuarta declinada por el Legislativo esta semana que planteaba nuevos comicios generales.

Once diputados de la Comisión de Constitución del Congreso votaron a favor de este proyecto, diez votaron en contra y uno se abstuvo. Como se trata de una reforma constitucional, ésta debe pasar al pleno y para ello necesitaba obtener al menos catorce apoyos. El adelanto de elecciones generales, que incluyen comicios presidenciales y parlamentarios, es uno de los principales reclamos de las protestas antigubernamentales que empezaron a principios de diciembre y en las que han muerto 69 personas. 

Posteriormente el proyecto debe ir al pleno del Congreso, donde necesita 87 votos de 130 a favor y, posteriormente, ser ratificado en una segunda votación en la siguiente legislatura, que comienza el 15 de febrero. No obstante, al no haber pasado el trámite en la Comisión de Constitución, ni siquiera será debatido.

Los congresistas que votaron en contra de debatir en el pleno esta iniciativa legislativa, ubicados a ambos lados del espectro político, argumentaron que tenían que defender las instituciones democráticas y que esta reforma constitucional dañaba al estado de derecho.

Unas horas antes de la votación, el ministro de Justicia, José Tello, se presentó ante la comisión para explicar, junto a autoridades electorales, dicho proyecto de ley que adelantaba los comicios al segundo domingo de octubre de 2023. El ministro llamó al diálogo entre los poderes en un momento de excepcionalidad y afirmó que el adelanto de comicios daría "legitimidad" y "esperanza" a los peruanos.

Por otro lado, la segunda vicepresidenta del Congreso de Perú, Digna Calle, ha renunciado a su cargo en la mesa directiva por el bloqueo del Legislativo al adelanto de elecciones, que ha rechazado cuatro proyectos de ley con esta iniciativa en una semana.

"Renuncio con la esperanza de que se recomponga la mesa directiva y se constituya una fórmula realmente democrática y representativa. Desde el centro democrático, creemos que una nueva mesa directiva pueda ser la puerta para que la presidenta Dina Boluarte renuncie y convoque a elecciones generales para el 2023", dijo Calle en un vídeo difundido en sus redes sociales.

"En el Congreso hemos dedicado cuatro sesiones, once votaciones y 20 horas de debate sin llegar a los consensos necesarios. Las formulas van y vienen, pero las excusas se imponen a la hora de la votación", dijo en relación a los cuatro proyectos de ley votados y rechazados por el Legislativo en una semana que incluían un adelanto electoral, uno de los principales reclamos de las protestas.

La mayor central sindical peruana convoca su primera huelga indefinida en los últimos...