martes. 28.05.2024
Xi Jingping

Al hilo del primer aniversario de la invasión rusa en Ucrania, el gobierno chino ha presentado su plan de paz para poner fin al conflicto. Desde un primer momento China se ha mostrado incómoda con un conflicto que rompe su estrategía de expansión económica en todo el mundo evitando los conflictos e impulsando sus exportaciones de productos tecnológicos y de consumo. 

Pekín asegura que quiere evitar que la crisis entre Rusia y Ucrania salga de control y reclama negociación. El documento, de doce puntos, concreta las propuestas que había avanzado en distintos foros la diplomacia china. 

El plan lo ha presentado el ministerio de Asuntos Exteriores chino, que en su comunicado destaca que “todas las partes deben apoyar a Rusia y Ucrania para que trabajen en la misma dirección y retomen el diálogo directo lo antes posible” por "alcanzar un alto el fuego integral"

Durante las últimas semanas, China ha buscado impulsar su papel de mediador en el conflicto haciendo equilibrios entre la negativa a condenar la invasión y la defensa de una solución dialogada entre las partes.

El documento tiene por título "La posición de China sobre la solución política de la crisis ucraniana", y desglosa las propuestas chinas. El primer punto exige garantizar “la independencia y la integridad territorial de los distintos países” de acuerdo con los principios de la Carta de las Naciones Unidas. 

Rechazo a las armas nucleares ya las sanciones

La propuesta china exige un alto el fuego e iniciar conversaciones de paz. El documento rechaza con contundencia el uso de las armas nucleares o biológicas y el bombardeo de instalaciones nucleares. Pekín exige a ambas partes, que eviten los ataques contra civiles y respeten el “derecho internacional humanitario”. Estas peticiones son una seria advertencia para Vladimir Putin, que en los últimos días ha amenazado con utilizar su arsenal nuclear.

En contraposición, China pide detener las sanciones unilaterales contra Rusia, ya que asegura que no van a solucionar el problema.

El plan de paz también pide ayuda para paliar la crisis humanitaria e impulsar la reconstrucción de Ucrania. También se exige alcanzar un acuerdo que garantice el transporte de cereales para evitar una crisis alimenticia mundial.

La propuesta no cambia la posición del gigante asiático, que sigue manteniendo su postura: no condena la invasión de Ucrania, que califica –con la misma terminología que Moscú– de “operación especial”, y pide respetar las preocupaciones de seguridad de Rusia, en alusión a la amenaza que representan a las fuerzas de la OTAN en sus fronteras.

China ha vuelto a abstenerse en la votación de la resolución de la Asamblea de Naciones Unidas, junto a países como India, Irán, Cuba o Sudáfrica, para exigir la retirada del ejército ruso de Ucrania.

Pekín sigue apostando por los equilibrios y se presenta como una tercera opción entre el apoyo total a Rusia y el que se puede calificar de campo “pro-OTAN”. Aunque el equilibrio es difícil, la posición china puede ganar a partidarios entre los países del Sur en desarrollo preocupados por la escalada bélica.

 El máximo representante de la diplomacia china, Wang Yi, ha visitado Moscú para afianzar la fortaleza de la alianza con Putin. 

Xi Jinping aún no se ha entrevistado con Zelenski desde que se inició la guerra, mientras que ha mantenido cuatro reuniones con Putin. Este viernes, en una rueda de prensa coincidiendo con el primer aniversario de la invasión, el presidente ucraniano afirmó que prevé reunirse con su homólogo chino, pero no concretó cuándo. "Tengo previsto reunirme con Xi Jinping y creo que esto será beneficioso para nuestros países y para la seguridad en el mundo", ha dicho. Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN se han mostrado muy escépticos con la propuesta china y siguen abogando por las sanciones económicas y políticas a Rusia, el envío de armas y dilucidar la contienda en el campo de batalla.

El plan de paz de Pekín encaja en la narrativa china de crear un nuevo escenario de relaciones internacionales. El martes se publicaba y publicitaba la Iniciativa de Seguridad Global lanzada por Xi en abril de 2022. Se presenta la visión de “seguridad indivisible” que defiende que la seguridad de un país no se puede construir a costa de la seguridad de los demás y que cualquier país tiene derecho a defender sus legítimos intereses. 

Alto el fuego y diálogo: la propuesta de paz china para Ucrania