<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 20.08.2022
MANTUVIERON CON ÉL SENDAS CHARLAS TELEFÓNICAS

Zapatero y Salgado piden a Mariano Rajoy contención

El Gobierno ha reaccionado a la escalada de acusaciones del PP sobre las cuentas públicas autonómicas. La vicepresidenta económica reprochó al líder del PP la declaraciones de los últimos días sobre Castilla-La Mancha.

Rodríguez Zapatero durante el pleno de control en el Congreso.
Rodríguez Zapatero durante el pleno de control en el Congreso.

La dirección del PP ha confirmado ambas conversacionesEl Gobierno ha terminado por dar un toque de atención al PP ante la escalada de acusaciones por las cuentas públicas autonómicas.

Según desveló este miércoles la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, en los pasillos del Congreso de los Diputados, el presidente del Gobierno telefoneó el domingo a Mariano Rajoy para informarle del adelanto a finales de junio de la fecha del Debate del estado de la Nación. José Luis Rodríguez Zapatero también aprovechó la charla para pedir contención al jefe de la oposición en sus críticas.

Salgado también conversó extensamente con Rajoy el martes sobre las cuentas del Estado y las comunidades autónomas y para manifestarle sus quejas por la actitud de los populares mostrada estos últimos días, sobre todo en Castilla-La Mancha. En esa charla, Rajoy le mostró su disposición a trabajar "conjuntamente" y "lealmente" para garantizar la reducción del déficit.

En esa charla telefónica, la vicepresidenta se quejó ante el líder del primer partido de la oposición de la escalada de declaraciones que han realizado en los últimos días destacados dirigentes del PP poniendo en cuestión las cuentas de las comunidades autónomas.

Salgado quiso dejar claro a Rajoy que el Gobierno ha sido "transparente", tiene "credibilidad" y que las cuentas públicas no han sido cuestionadas, reprochando así al Partido Popular que con sus declaraciones esté abriendo un debate innecesario. 

Tras quejarse de que tenga que dedicar esfuerzo y tiempo a explicar la claridad de las cuentas públicas en vez de dedicarlo a otras tareas, la ministra explicó al presidente del PP que hay prevista una reunión del Consejo de Política Fiscal a finales de juliuo, cuando ya estén constituidos los nuevos gobiernos surgidos de las elecciones autonómicas del 22 de mayo. 

"No tenemos fecha -dijo a los periodistas-. Hay alguna sesión de investidura de un gobierno autonómico que es hacia mediados de julio y lo razonable es dejar a los consejeros unos días para estudiarse los expedientes porque no tienen por qué conocer ni el sistema de financiación ni su ejecución".

El Partido Popular había urgido al Ejecutivo socialista convocar una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para aprobar planes actualizados de reducción del déficit. También ha reclamado una reunión de la FEMP y de la Conferencia de Presidentes.

Ante estos reproches, el líder del PP aprovechó la conversación para recordar personalmente a la vicepresidenta sus declaraciones ante la Junta Directiva Nacional de su partido el pasado lunes, donde garantizó la "lealtad" del PP en reducir el déficit pero exigió al Gobierno hablar a "calzón quitado" con las autonomías.

Dado que Rajoy también considera que hay necesidad de que cooperar lealmente en ese objetivo común de rebajar el déficit, el Gobierno espera que los 'populares' rebajen el tono de sus declaraciones sobre este tema y no vuelvan a poner en cuestión las cuentas públicas.

El líder del PP está preocupado por la bajada de la recaudación en España y cómo esta caída de los ingresos pueda afectar a las cuentas públicas, un mensaje que ha hecho llegar al Gobierno socialista y que expuso en la conversación que mantuvo con la vicepresidenta económica, según han informado a Europa Press fuentes 'populares'.

Rajoy ya hizo un análisis pormenorizado de esa bajada de la recaudación ante la Junta Directiva de su partido, donde además dijo que se puede cumplir el objetivo de déficit de este año si todos son leales y, de hecho, garantizó la "lealtad" del Partido Popular.

"Estoy preocupado por los ingresos de los primeros cuatro meses del año: ha bajado la recaudación por sociedades un 14,6 por ciento, ha bajado la recaudación de impuestos especiales un 4,6 por ciento, ha subido de manera mínima la recaudación del IRPF un 2,6 por ciento y ha subido la recaudación del IVA por encima del 10 por ciento", recalcó.

El presidente del PP subrayó que esos datos están por debajo de las previsiones del Gobierno, dado que el propio Ejecutivo pronosticaba que el impuesto de Sociedades en España iba a subir al 9,3 por ciento y los impuestos especiales iban a crecer el 2,3 por ciento, y ambos están bajando.

Zapatero y Salgado piden a Mariano Rajoy contención
Comentarios