<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 09.12.2022
EL PP MANTIENE QUE LA COMUNIDAD ESTÁ EN QUIEBRA

El Gobierno de Barreda suspende las reuniones con el PP para el traspaso de poderes

La Junta de Castilla-La Mancha ha tomado esta decisión después de que el PP generase "alarma social" asegurando que Castilla-La Mancha estaba en "quiebra total".

"Las reuniones del Consejo de Gobierno saliente se celebrarán con los consejeros del Gobierno entrante", dice el consejero Santiago MorenoLa Junta de Castilla-La Mancha ha decidido suspender definitivamente las reuniones previstas con el PP para preparar y facilitar el traspaso de poderes, por lo que solamente volverá a reunirse con los 'populares' cuando la presidenta electa, María Dolores de Cospedal, haya nombrado a los consejeros de su Gobierno.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas en funciones, Santiago Moreno, que ha anunciado esta decisión tras reunirse con los consejeros de la Junta en funciones después de que el PP generase "alarma social" asegurando que Castilla-La Mancha estaba en "quiebra total".

"Las reuniones del Consejo de Gobierno saliente se celebrarán con los consejeros del Gobierno entrante", ha sentenciado Moreno, quien ha añadido que el proceso preparatorio para el traspaso de poderes se ha mantenido "hasta prácticamente culminarse".

La suspensión de estas reuniones con el PP, ha aclarado Moreno, no implica que la Junta deje de trabajar para facilitar el traspaso de poderes y ha mandado un mensaje de tranquilidad al asegurar que la transferencia de Gobierno saliente a Gobierno entrante "está asegurada" en Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha recalcado que la Junta lleva preparando la información y documentación desde dos días después de las elecciones, "mucho antes de que nos invitaran a mantener unas reuniones que no son preceptivas y no se mantienen en otras comunidades autónomas", ha apuntado.

Por tanto, el Gobierno regional, ha continuado Moreno, mantendrá, "como no puede ser de otra manera" todos los trabajos preparatorios del traspaso de poderes al nuevo Gobierno, proceso que culminará, ha insistido, cuando la Junta saliente ponga a disposición de los nuevos consejeros la información requerida.

Pese a suspender las reuniones, Moreno ha señalado que sigue a disposición del secretario general del PP, Vicente Tirado, para tratar cuantos asuntos de trámite y gestión puedan surgir durante el tiempo que trascurra hasta que los nuevos consejeros del Partido Popular sean designados.

Este anuncio de la Junta se produce después de que el PP asegurara que la Junta está en situación de "quiebra total" y que había problemas para pagar a los funcionarios, unas declaraciones que para Moreno son "gravísimas" y por las que ha exigido a los 'populares' una rectificación pública, ya que han generado una alarma "absolutamente injustificada" y pudieran ser "delictivas".

Por ello, ha asegurado que el Gobierno regional dará traslado este mismo lunes al Gabinete Jurídico de la Junta de estas acusaciones que han formulado los 'populares' por si pudieran ser constitutivas de delito y para exigir "las correspondientes" responsabilidades penales.

Moreno ha vuelto a desmentir las acusaciones sobre las supuestas dificultades para pagar las nóminas a los funcionarios, asegurando que el Gobierno ha cumplido siempre "escrupulosamente" con el deber de retribuir a los empleados públicos y que tienen sus nóminas aseguradas para este mes "y para los que restan".

El consejero ha argumentado sus palabras señalando que los 275 millones de euros que suponen al mes el pago de estas nóminas quedan cubiertos con la transferencia que hace el Gobierno central por la participación de Castilla-La Mancha en los ingresos del Estado, que asciende a 350 millones.

Moreno también ha desmentido las palabras de los 'populares' sobre la destrucción de documentación por parte de la Junta, afirmando que ningún documento público que forma parte de un expediente administrativo de alguna consejería "ni ha sido destruido ni lo será porque sería un delito".

En este sentido, ha tachado estas afirmaciones del PP de "grave irresponsabilidad impropia de quien quiere asumir tareas de Gobierno", y ha asegurado que "el mínimo respeto a las instituciones democráticas debería llevarles a no formular acusaciones tan graves en las que no ha caído este Gobierno".

El Gobierno de Barreda suspende las reuniones con el PP para el traspaso de poderes
Comentarios