#TEMP
lunes 23/5/22
LA CUMBRE SOCIAL RESPALDA LA CONVOCATORIA

Las 150 organizaciones de la Cumbre Social respaldan la convocatoria de huelga general

Las organizaciones sociales integrantes de la Cumbre Social han respaldado la decisión de CC.OO. y UGT de convocar una huelga general el próximo 14 de noviembre y pretenden que sea "algo más que un paro laboral". El sindicato que dirige Cándido Méndez considera que hay razones más que suficientes para convocar esta movilización y quiere que la huelga "sea ciudadana". Fernando Lezcano, secretario de Comunicación de CCOO, ha subrayado que el 14N se celebrará la "primera huelga ibérica de la historia", puesto que la convocatoria española coincidirá con el paro general anunciado por el sindicato CGTP portugués, que formará parte de una jornada de lucha europea.

Según ha señalado Cándido Méndez, se trataría de lograr "un acto de protesta cívica general" que sea secundado también por colectivos como parados o pensionistas, al estilo del paro general del 14 de diciembre de 1988. Así, lo ha indicado en rueda de prensa tras la cuarta reunión de la Cumbre Social, acompañado del secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y por representantes de algunas de las alrededor de 150 organizaciones que conforman la plataforma, reunida este viernes para aprobar definitivamente la próxima huelga general en el marco de la jornada europea de protesta convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

"Se ha producido un respaldo unánime del conjunto de los asistentes. Hay un convencimiento general de que esta huelga debe ser algo más que un paro general laboral", ha dicho Méndez, para añadir que las organizaciones de la Cumbre Social se han comprometido a "crear el clima para que se produzca también una posición activa de apoyo del conjunto de los ciudadanos".

Por su parte, Ignacio Fernández Toxo se ha centrado en el esfuerzo que la huelga supondrá para los asalariados. Así, ha admitido que la huelga "es un sacrificio que se le pide a los que tienen empleo", pero también "una inversión para el futuro de su país". "Los que trabajan en sus empleos tienen mucho más en riesgo su empleo por las políticas del Gobierno que por la convocatoria de la huelga", ha añadido.

Por la mañana, antes de que arrancara el Comité Confederal de UGT, su secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, pedía a los trabajadores que no tengan "miedo" a "perder un día de su salario" por secundar la huelga general del próximo 14 de noviembre.

De hecho, Ferrer ha emplazado a la gente a apoyar esta movilización porque las políticas del Gobierno "de recorte y ajustes" provocarán que "no se pierda un día de salario, sino el salario completo".

UGT quiere que esta movilización se convierta más en una protesta de toda la ciudadanía que de sólo una parte de ella, la de los asalariados.

Es expresar el rechazo social a las políticas de austeridad, que están llevando a las economías europeas al "suicidio"

El sindicato apuesta así por desarrollar una huelga general en la que "no solamente los asalariados puedan expresar su rechazo a las políticas antisociales y exigir cambios", sino que se convierta en "la huelga de los consumidores, es decir, también del conjunto de la ciudadanía", ha dicho Ferrer.

El objetivo de la huelga general, la segunda que se convocará este año y la séptima de 24 horas de la historia de España, es expresar el rechazo social a las políticas de austeridad, que están llevando a las economías europeas al "suicidio", según denuncia el sindicato.

El sindicato, que llevará esta propuesta a la Cumbre Social que se celebra esta tarde, donde están presentes más de un centenar de organizaciones sociales y de otros sindicatos, considera que las centrales están "cargadas de razones" para convocar esta movilización, que formará parte de una jornada de lucha europea, con Portugal también en huelga.

Por su parte, el secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, ha explicado que esta huelga general ibérica se enmarca en la jornada europea de protestas convocada para el 14 de noviembre por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que incluirá manifestaciones y todo tipo de acciones de protestas en otros países de la UE.

En este sentido, Lezcano confió en que esta jornada suponga un cambio "significativo" en la relación de poderes en la UE, al tiempo que resaltó que supondrá un "salto espectacular" a nivel de coordinación sindical en el ámbito europeo.

Como ya han venido insistiendo las centrales sindicales, la finalidad de la que será la segunda huelga general es revertir las políticas de austeridad que emanan de la UE y que después de dos años y medio están haciendo que "los países que las padecen estén peor que antes".

"Hay más paro, se ha abandonado a nuestros jóvenes a su suerte, hay más pobreza, se reducen las prestaciones por desempleo y las ayudas a los más desfavorecidos, se desmantela la educación y la sanidad y no hay ninguna perspectiva de remontada económica", añadió

SEGUNDO PARO GENERAL CONTRA RAJOY

La del 14-N será la segunda huelga general que los sindicatos convocan al Gobierno de Mariano Rajoy (la primera fue el pasado 29 de marzo para protestar contra la reforma laboral) y la tercera que le hacen a un Ejecutivo del PP.

Es además la séptima huelga general de 24 horas que se convoca en democracia, la primera que se celebra en plena campaña electoral (la de Cataluña) y la primera vez que los sindicatos van a la huelga general en dos ocasiones durante un mismo año.

La primera huelga que se hizo en el país se celebró en el año 1985 durante el Gobierno socialista de Felipe González por la ley de Pensiones que, entre otras cuestiones, aumentaba el período de cálculo de las pensiones de 2 a 8 años.

La segunda se celebró en 1988 cuando también gobernaba Felipe González aunque, en esta ocasión, los trabajadores pedían la retirada del plan de empleo juvenil. En 1994 y debido a la reforma laboral, se convocó la última huelga general durante el mandato de González.

En el año 2002, con el 'popular' José María Aznar ya en el Gobierno, CC.OO. y UGT convocaron un paro general para protestar por las medidas de reforma de la protección por desempleo y de la Ley Básica de Empleo aprobadas por el Ejecutivo 'popular'.

La cuarta huelga a un Gobierno socialista tuvo lugar el 29 de septiembre de 2010, con José Luis Rodríguez Zapatero de presidente. Los sindicatos protestaron por la reforma laboral y las políticas de ajuste del Ejecutivo del PSOE.

La última huelga general, con Mariano Rajoy al mando del país, se celebró el pasado 29 de marzo y tenía por objetivo echar para atrás la reforma del mercado laboral que se aprobó en febrero y que, según argumentan los sindicatos, abarata y facilita el despido. Casi ocho meses después de su entrada en vigor, CC.OO. y UGT sostienen que la reforma ha sido un fracaso y que sólo ha servido para acelerar la destrucción de empleo.

Además de todas las huelgas antes mencionadas, en los años 1978 y 1992 se celebraron dos paros de una hora y de media jornada, respectivamente. En 1978 los sindicatos salieron a la calle motivados por una convocatoria europea, mientras que en 1992 fue el recorte de las prestaciones por desempleo propuesto por Felipe González lo que provocó el paro.



Las 150 organizaciones de la Cumbre Social respaldan la convocatoria de huelga general
Comentarios