#TEMP
jueves. 11.08.2022
UN NUEVO SURESNES PARA LO SANCHISTAS

Sánchez quiere vacunar al PSOE ante futuros 'idus' como los vividos en octubre de 2016

Limitará los mandatos de Gestoras y dará la última voz a la militancia sobre la revocación o censura de un secretario general. 

sanchez colaboradores
Pedro Sánchez, flanqueado por Adriana Lastra y José Luis Ábalos. (Foto: Flickr PSOE)

Ni rastro del proyecto ‘susanista’ en el documento político de Sánchez para el Congreso del PSOE

“Si se hizo en Suresnes, por qué no se va a hacer ahora”, se pregunta un miembro del equipo de Pedro Sánchez. El nuevo secretario general del PSOE, cuya proclamación se ha hecho oficial este jueves, ha regresado a Ferraz con una ambiciosa y potente propuesta de renovación del partido que ha quedado plasmada en la batería de enmiendas a la ponencia marco del 39 Congreso que se celebrará los días 17 y 18 de junio. En las mismas no se ha incluido ni una sola de las ideas planteadas en el documento con el que Susana Díaz se presentó a las primarias: “Sí, lo hemos leído, pero no hemos incorporado nada”, señala con cierta displicencia un 'sanchista'. Sí lo han hecho, en cambio, con respecto al documento del tercer candidato Patxi López.

Desde que en febrero pasado se presentara el documento inicial de la candidatura de Sánchez ‘Somos Socialistas. Por una nueva socialdemocracia’, se han realizado casi un millar de aportaciones y han participado alrededor de 300 expertos. Los coordinadores del mismo, el economista Manuel Escudero y el sociólogo José Félix Tezanos, han armado un compendio de propuestas en formato enmienda que serán debatidas y votadas en el Congreso Federal. El eje central de las mismas se basa en redefinir la socialdemocracia del siglo XXI y por ende el papel que debe jugar el PSOE (como explica en su último libro Josep Borrell) casi medio siglo después de aquel congreso de Suresnes que alumbró la renovada formación política bajo la égida de Felipe González.

El equipo de Sánchez plantea un modelo de partido más abierto a la militancia y a la sociedad en general con nuevas formas de participación política y ciertos frenos a futuros abusos de poder por parte de los ‘aparatos’ y élites del partido, que puedan generar “estructuras clientelares” como “caldo de cultivo para la corrupción”. “Los acontecimientos que culminaron en las reuniones del Comité Federal de octubre de 2016, y la extralimitación en sus funciones de una Gestora nombrada y mandatada de un modo que no se corresponde ni con las reglas, ni con la cultura socialista, ni con los criterios democráticos básicos habituales, han agravado una crisis interna que hay que cerrar cuanto antes, apostando por la integración real del partido en la única manera en que resulta factible y eficaz, es decir, contando con los militantes y restituyendo su papel central”, reza el texto.

‘Vacunas’ para un nuevo modelo de partido

Por ello, Sánchez plantea limitar a 90 días el mandato de gestoras otorgándoles “desde una posición de neutralidad interna” la “misión exclusiva” de organizar el proceso de primarias y la celebración de un congreso. Además, el censo de afiliados y militantes no podrá variar a partir de la creación de una gestora.

La nueva dirección del PSOE establece que un secretario general solo podrá ser revocado o censurado por el voto de la militancia previo acuerdo mínimo de un 51% de los miembros del Comité Federal. A ello se añade que las dimisiones que puedan producirse de miembros de la Comisión Ejecutiva Federal (como ya ocurrió en octubre) no llevará la disolución de la misma.

Todos los cargos electos del PSOE, así como los cargos orgánicos deberán rendir cuentas una vez al año de su gestión “mediante la apertura de procesos públicos y participativos”. Queda prohibido desempeñar simultáneamente más de un cargo institucional de elección directa, salvo excepciones como ocurre en la Comunidad de Madrid, cuyos senadores deben además ser diputados autonómicos.

CONSULTAS A LA MILITANCIA Y PRIMARIAS

Sánchez quiere recuperar la tradición democrática de aquel PSOE de Pablo Iglesias que consultaba a la militancia las grandes decisiones

Se incluirán en los Estatutos la obligatoriedad de consultar a la militancia sobre los acuerdos de gobierno, así como de otras cuestiones si así lo estima el Comité Federal. Los Estatutos también incorporarán el derecho de Iniciativa Política de los Militantes para que puedan articular propuestas. Esta herramienta deberá contar con un 20% de firmas de los militantes del ámbito al que se dirija la iniciativa.

Las primarias estarán abiertas a simpatizantes del PSOE previo registro en un censo electrónico. Todos los candidatos, a todos los niveles, serán elegidos en primarias abiertas. (Aunque esto ya estaba incluido en los Estatutos del PSOE nunca se ha llevado a cabo)

Para la elección del secretario general federal, Autonómico, Provincial y de Agrupaciones, las primarias se celebrarán a doble vuelta si se presentan más de dos candidatos y si ninguno de ellos alcanza más del 50% del cuerpo electoral en primera votación.

Se fijará tanto un mínimo como un máximo de avales en función del número de afiliados, para que la recogida de los mismos no sea un fin en sí mismo y para dar la oportunidad a todos aquellos candidatos que quieran concurrir a la elección.

Entre otras cuestiones (todas de obligado cumplimiento tras su ratificación en el Congreso), las enmiendas planteadas por la candidatura de Sánchez para un nuevo modelo de partido incluyen reforzar el papel de Gerente del partido; acabar con los aforamientos de cargos públicos, con las puertas giratorias, “con los clientelismos y con las profesionalizaciones políticas de largo recorrido”; y se establecerá la realización de una auditoría externa cada dos años sobre financiación y sobre el funcionamiento democrático del PSOE.

Sánchez quiere vacunar al PSOE ante futuros 'idus' como los vividos en octubre de 2016
Comentarios