<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023
"ALEMANIA DEBE TRABAJAR CODO CON CODO CON EL RESTO"

Rubalcaba arremete contra Merkel

“No estamos aquí porque de repente los mercados se volvieran locos”, sino porque “dejamos a los mercados volverse locos. Fue una decisión política”, y la prueba de ello es que “cuando hay que abordar una solución se reúnen los jefes de Estado y de Gobierno, y no los jefes de los sistemas financieros y los bancos”.

La crisis tiene un origen político porque la derecha decidió “dejar a los mercados locos”, y son “los jefes de Estado y de Gobierno los que tienen que reunirse para poder poner orden”

O los europeos nos ponemos codo con codo a hacerle frente a la crisis, o lo vamos a pasar muy mal. O convencemos a Alemania que ésta también es su crisis, o lo vamos a pasar muy mal”, ha afirmado el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha insistido en que esta crisis no es sólo española, sino global, y por tanto la salida de la misma se tiene que hacer desde Europa.

Por ello “es tan importante estar en el G20”, que es “donde se sientan los grandes países del mundo a decidir” cómo poder poner orden en una cosa que, “si funciona con desorden” , fue porque “los políticos de la derecha, que siempre han defendido que los mercados campen por sus respetos y que los estados tenemos que sacar nuestras manos de la economía”, quisieron que funcionara así.

“Hay quien cree que se puede poner en riesgo la seguridad con tal de la economía crezca”

Sobre el debate del pasado lunes, Rubalcaba ha reprochado a Rajoy que “no tenga el valor de decirle a los españoles lo que quiere hacer con España”, porque “eso es lo que un candidato a presidente del Gobierno nunca puede hacer”.

"Tiene que decirle a los españoles para qué quiere su voto”, ha afirmado el candidato socialista. “Hay quien cree que se puede poner en riesgo la seguridad con tal de la economía crezca”, el modelo del PP, y “nosotros creemos que no son cosas incompatibles”, porque “la seguridad y la cohesión social es lo que te permite crecer mejor”.

No es verdad que sea necesario bajar los salarios, ni destrozar los convenios, ni las seguridades colectivas”, ha afirmado Rubalcaba, lo que es necesario es “formar” a los trabajadores, “innovar, investigar, exportar”, porque “ya no vamos a competir bajando salarios” o quitando derechos, sino haciendo las cosas “mejor que los otros”, y eso lo tienen muy claro la izquierda.

Por ello, el candidato socialista ha animado a los socialistas navarros a salir a la calle a dialogar, explicar y debatir. A contar a los ciudadanos que hay dos modelos de salir de la crisis: el de la derecha que tiene “un proyecto de sociedad que consiste en que cada cual se busque la vida”, y el de los socialistas, un modelo de “derechos y libertad”, que “consiste en que haya proyectos colectivos que garanticen al que menos tiene una seguridad vital básica”.

“Si los silencios son siempre criticables en unas elecciones generales, cuando hay una encrucijada delante, como la que vivimos ahora tanto en España como en Europa, los silencios son mucho más criticables, son imperdonables”

Rubalcaba denuncia los “silencios estruendosos” de Rajoy y le dice que “no puede pretender ser presidente del Gobierno de España sin decirle a los españoles qué quiere hacer con su país”

“Si los silencios son siempre criticables en unas elecciones generales, cuando hay una encrucijada delante, como la que vivimos ahora tanto en España como en Europa, los silencios son mucho más criticables, son imperdonables”, denunció. “Estamos ante una encrucijada muy seria, tenemos que tomar decisiones muy serias, y ¿qué le dice alguien que quiere ser presidente del Gobierno a los españoles?: nada. Ese es el reproche más grande que se le puede hacer” a Mariano Rajoy, añadió.

Por todo ello, Rubalcaba afirmó que el PSOE tiene “un doble trabajo” en esta campaña: “tenemos que explicar el programa socialista y tenemos que explicar el programa popular”.

Tenemos que decirles a los ciudadanos que no somos lo mismo”, que el PSOE “quiere hacer políticas de ajuste, pero que también queremos que los poderes públicos sean la locomotora de la salida de la crisis y de la creación de empleo. Que lo podemos exigir en Europa y lo podemos hacer en España”, dijo. “Que no vamos a limitarnos a sentarnos de brazos cruzados mientras crece la economía viendo cómo hay millones de españoles que se desesperan sin empleo, sino que vamos a hacer un esfuerzo, vamos a gastarnos dinero desde los poderes públicos”, explicó el candidato.

En tanto crece la economía, Rubalcaba afirmó que “hay que hacer algo por la gente que no tiene empleo”, en primer lugar, darles el desempleo, que “es un derecho que se paga, en parte con lo que uno cotiza y en un ejercicio de solidaridad con lo que todos cotizan”.

Por ello, explicó que si vamos a un sistema de capitalización, como propone el PP, “se cobraría el desempleo únicamente en función de lo que hayas cotizado, y ese no es nuestro sistema actualmente, ya que ahora tenemos un sistema de reparto, de solidaridad, en el que cobras en función de lo que has cotizado y también unos mínimos que te garantiza la solidaridad del conjunto de los trabajadores y empresarios”. “Ese es nuestro sistema el de reparto y lo vamos a defender, porque es más justo, más solidario y es el que da una plena garantía a los trabajadores cuando pierden su empleo”, sentenció.

La derecha pida “abaratar el despido” mientras que el PSOE se compromete a “abaratar la contratación” durante los próximos cuatro años

El PP quiere abaratar el despido y el PSOE abaratar la contratación

Rubalcaba ha denunciado que la derecha pida “abaratar el despido” mientras que el PSOE se compromete a “abaratar la contratación” durante los próximos cuatro años, para hacerla más fácil a los empresarios.

El PP, explicó el candidato socialista, quiere hacer una reforma laboral que “no es necesaria” porque la creación de puestos de trabajo “no es un problema de ver cómo se despide, sino de ver cómo se trabaja, se innova, se cambia, se exporta…ese es el problema de la economía española”, subrayó.

Para llevar a cabo esa actuación desde el sector público, destinada a “incentivar la contratación”, Rubalcaba aseguró que “hay que pedir un esfuerzo a los que más tienen” y hacerlo “por un ejercicio elemental de justicia social” pues “muchos de los que tienen grandes fortunas algo tienen que ver con lo que nos pasa, pero los que han perdido el empleo, esos sí que no han hecho nada”.

Recordó en este punto Rubalcaba que otra de sus medidas para ayudar a la creación de empleo será un impuesto a los bancos, a los que “les estamos echando ahora una mano, prestando o comprando activos buenos”. Unos activos buenos que nada tienen que ver con “quedarte con el marrón del suelo”, “no vaya a ser que les pusieran a especular y ahora nos pongan a pagar los resultados negativos de esa especulación”, dijo, en referencia a la propuesta sobre los activos tóxicos que lleva el PP en su programa.

“Euskadi tiene que apoyarnos a los socialistas para seguir haciendo lo que hemos venido haciendo: hasta hoy la paz; mañana, crecimiento y creación de empleo”

Mantener la unidad en política antiterrorista

Rubalcaba, que ha vuelto por segunda vez a Euskadi tras el anuncio de de cese definitivo de la violencia terrorista, comenzó su intervención confesando que “sentía la misma alegría” que en la primera ocasión, “pero más reposada”.

Aseguró que, "ante el nuevo escenario de paz, tenemos que alegrarnos, no descuidarnos y seguir velando por la unidad. Esa unidad por la que tanto hemos peleado y por la que tanto hemos tragado”, dijo Rubalcaba, y todo ello sin dejar de tener siempre muy presentes a las víctimas.

Rubalcaba ha pedido el voto a los vascos para -como también dijo Ramón Jáuregui- “asegurar la paz”, que es una “condición necesaria” para “crecer mejor, repartir mejor y crear mejor empleo”. Y añadió que “Euskadi tiene que apoyarnos a los socialistas para seguir haciendo lo que hemos venido haciendo: hasta hoy la paz; mañana, crecimiento y creación de empleo”. “Para eso es para lo que vengo a Euskadi para pedirles a los vascos, una vez más, su apoyo y su confianza”.

“Es lo que se juega en las elecciones porque lo que nos plantea el PP es volver a la caverna: un crecimiento económico con pies de barro, como el del ladrillo”

Patxi López y Ramón Jáuregui

Antes de intervenir Rubalcaba, han tomado la palabra el Lehendakari vasco, Patxi López, y el cabeza de cartel por Álava y ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui.

Patxi López ha defendido la actuación del Gobierno socialista “para salvar al país”, pues gracias a los sacrificios que se han hecho, añadió, “España no está como Grecia, Irlanda o Portugal, a las que se ha tenido que rescatar, ni como Italia que está supervisada por la Unión Europea”. “Este ha sido el gran objetivo de los socialistas, el de tanto esfuerzo –dijo López- y se ha conseguido: España está a salvo”, porque “nos habríamos hundido” advirtió.

Ante esta situación de extrema dificultad, el Lehendakari ha criticado que el PP y Rajoy hayan jugado permanentemente “a la contra”, pues “hubieran preferido que todo fuera mal y que acabáramos como Grecia”, y añadió que “quien juega de manera tan irresponsable con su propio país, no merece gobernar España”.

Ha denunciado también que, aunque el candidato del PP trató de dar lecciones en el debate sobre cómo tienen que pagar las administraciones a las empresas que trabajan para ellas, “la realidad es que son sus comunidades las que no pagan” y puso como ejemplo que mientras Euskadi paga a todos sus proveedores en una media de 60 días, el Gobierno de la Generalitat Valenciana, en manos del PP, tarda en abonar sus facturas tres años, lo que ha provocado un gran número de quiebras empresariales y pérdida de empleos.

Por su parte Ramón Jáuregui ha insistido a lo largo de toda su intervención en que “lo mejor para Euskadi y para España es Alfredo Pérez Rubalcaba”, “también –añadió- para este tiempo de paz que viene”.

Jáuregui ha defendido el modelo económico, competitivo y capaz, que representa Euskadi y que debería servir de ejemplo para el resto de España, para que seamos “un país de primer nivel, que compita en la globalización, que cree empleo y crezca, con un nivel alto de cohesión social”.

“No queremos ser un país con el empleo barato, con una dignidad laboral destruida, descohesionado”, “un país de bajo coste”, dijo Jáuregui, y eso –añadió- “es lo que se juega en las elecciones porque lo que nos plantea el PP es volver a la caverna: un crecimiento económico con pies de barro, como el del ladrillo”.

Rubalcaba arremete contra Merkel
Comentarios