Nuevatribuna

La RSC en los programas electorales

¿Qué dicen los principales partidos con representación parlamentaria? 

El Observatorio de RSC ha analizado los programas electorales de los principales partidos con representación parlamentaria actual (PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos) y los ha cotejado en relación con algunas de las principales áreas en las que venimos desarrollando nuestro trabajo.

Así, hemos querido saber qué dice cada uno de los partidos en relación con los derechos humanos, los derechos laborales, la corrupción, la fiscalidad y el medio ambiente desde una perspectiva de responsabilidad social, es decir, en relación con los comportamientos empresariales en cada una de estas áreas.

EMPRESAS Y DERECHOS HUMANOS

7

Es uno de los temas sobre los que más ha costado encontrar referencias en los programas electorales de los principales partidos, únicamente PSOE y Podemos hacen mención, comprometiéndose ambos a legislar a nivel nacional en materia de empresas y derechos humanos, el PSOE lo concreta en una Ley de Diligencia Debida, mientras Podemos menciona una “Ley de Protección de los Derechos Humanos en relación con actividades de las empresas transnacionales”.

Es el PSOE el único partido que hace alusión y muestra su apoyo al Tratado internacional que actualmente se negocia en Naciones Unidas en materia de empresas y derechos humanos.

No se ha encontrado ninguna mención en los programas de PP y Ciudadanos al problema de las vulneraciones de derechos humanos por parte de empresas españolas tanto en nuestro país como en el exterior.

FISCALIDAD RESPONSABLE

6

Los compromisos que hemos querido buscar en los programas electorales están relacionados con la lucha contra la evasión fiscal a través de paraísos y nichos fiscales. En general los compromisos son bastante débiles, solamente PSOE, Ciudadanos y Podemos incluyen su propósito de luchar y reducir los paraísos, aunque no desarrollan en profundidad esta materia

También hemos buscado cuáles son las posturas de estos cuatro partidos en relación con la lucha contra el fraude fiscal. Aquí hemos encontrado que todos los partidos incluyen alguna referencia, pero sin embargo, se trata de nuevo de aproximaciones demasiado genéricas, como la que hace el PSOE que se compromete a aprobar una “Ley de Lucha contra el Fraude y la Evasión Fiscal para cerrar los agujeros legales que alientan estas prácticas”, pero sin llegar a detallar qué tipo de medidas se tomarían en esa ley, o la que referencia al PP, todavía más genérica, al decir que reforzarán “las políticas de lucha contra el fraude fiscal, potenciando el uso de los medios humanos y tecnológicos” pero sin aportar más detalles.

Otro de los objetivos era conocer qué medidas plantean los partidos en relación con el pago efectivo del Impuesto de Sociedades, ya que los datos sobre recaudación de este impuesto en España son preocupantes y desde el Observatorio de RSC consideramos necesaria una reforma en este sentido, puesto que la recaudación del impuesto de sociedades supone un 2% del PIB en España, muy por debajo de Portugal, Suecia, o Bélgica que supera el 3%. Ante este escenario resulta especialmente preocupante la propuesta del PP de rebajar este impuesto, situando el tipo máximo por debajo del 20% -actualmente es un 25%-. Por el contrario, Podemos es el único partido que propone la imposición de un tipo efectivo mínimo “más eficaz y justo, del 15 % sobre el rendimiento neto positivo para los grupos empresariales, que se ampliaría hasta el 20 % para las entidades financieras y empresas de hidrocarburos”.

En relación con la implementación de impuestos digitales y ambientales, que graven por un lado operaciones de la economía digital y por otro, tributos que graven las actividades ambientales que no vayan orientadas hacia un futuro verde. Hemos encontrado que son solamente PSOE y Podemos los partidos que recogen en sus programas propuestas en este sentido.

CORRUPCIÓN EMPRESARIAL

5

La corrupción en España se ha desarrollado no solo en el ámbito público, sino que ha tenido en el sector privado un facilitador necesario en la mayoría de los casos, por ello, la búsqueda de herramientas legislativas y políticas que busquen acabar con este fenómeno dentro del mundo de las empresas es uno de los objetivos que persigue la RSC y que ha sido uno de nuestros focos de trabajo en los últimos años.

Así, nos interesa conocer qué proponen los cuatros partidos políticos con más representatividad en relación por ejemplo con las puertas giratorias. A este respecto solamente PSOE y Podemos ofrecen algo de luz. Podemos propone una ampliación del periodo de “enfriamiento” entre la actividad pública y privada, de forma que tengan que transcurrir al menos 5 años desde el abandono del puesto pública para el ingreso en una empresa privada. El PSOE se queda en un plano más general, únicamente mencionando la intención de revisar incompatibilidades y endurecer sanciones.

Sobre la cuestión del lobby, hemos encontrado que no solo PSOE y Podemos se pronuncian, sino que también lo hace Ciudadanos comprometiéndose a “regular la actividad de los lobbies o grupos de interés para garantizar la transparencia. Crearemos un Registro de Grupos de Interés y un Código de Conducta. Obligaremos a publicar las agendas de trabajo completas de todos los cargos públicos. Los proyectos normativos del Gobierno irán acompañados de un informe de “huella legislativa” que recoja los trámites e identifique los grupos de interés que hayan intervenido en las distintas fases del proceso”.

Es especialmente significativo que ningún partido haga mención a la cuestión de la financiación irregular de los partidos -a través de fundaciones o asociaciones dependientes, por ejemplo- y que ninguno proponga medidas para evitar la corrupción en el seno de las empresas.

Destaca de forma especialmente negativa el hecho de que no se ha encontrado ninguna mención a la lucha contra la corrupción en el programa electoral del Partido Popular.

DERECHOS LABORALES

4

En materia de protección de los trabajadores y sus derechos, nos interesaba conocer las propuestas de los partidos para luchar contra la precarización laboral, en este sentido Ciudadanos aporta algunas medidas, pero que no parecen dar respuesta al fenómeno de la “uberización” de la economía, ni parecen centrarse en los graves problemas que afrontan un cada vez mayor número de trabajadores en España relacionados con unas cada vez peores y más desregularizadas condiciones de trabajo. El PP ni menciona esta problemática y PSOE y Podemos son los partidos que dedican en sus programas una mayor atención a medidas encaminadas a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras.

La igualdad entre hombres y mujeres, la brecha salarial y de género y la conciliación de la vida laboral y personal ocupan una gran atención dentro del programa de Podemos, igual que en el del PSOE. Sin embargo, Ciudadanos y PP, a pesar de referir algunas propuestas en materia de igualdad, lo hacen de forma muy genérica de forma que no es posible conocer realmente su alcance.

MEDIOAMBIENTE

3

El tema menos tratado por los partidos en sus programas es el relativo a la compra pública verde, pues únicamente Podemos establece la introducción de cláusulas sociales y contratación pública como instrumentos para generar valor social orientando esta hacia objetivos sociales o de respeto a las normas ambientales.

Por otro lado, las referencias a la economía circular solamente se han encontrado en los programas de PSOE y Ciudadanos. Así, el primero establece el compromiso de Desarrollar la Estrategia de Economía Circular que permitirá avanzar hacia el “residuo cero” en el horizonte 2050, mientras que Podemos habla de Implementar una estrategia de reindustrialización verde y economía circular.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

2

En términos generales, y en relación con compromisos en materia de responsabilidad social corporativa, únicamente hemos encontrado una mención muy genérica en el programa electoral del PSOE, cuestión que nos preocupa, pues parte del éxito en el avance hacia este nuevo modelo económico más social y verde que todos los partidos proclaman pasa por avanzar en la implementación de modelos empresariales más socialmente responsables.

1