Nuevatribuna

SEGÚN INFORME ANUAL DE OCDE

El gasto por estudiante en España es un 14% menor que la media de la Unión Europea

En España el gasto en educación es inferior en términos de porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) para todos los niveles de enseñanza.

En 2015, el gasto total por alumno en instituciones educativas españolas fue de alrededor de 7.300 euros (8.432 dólares), una cuantía inferior al promedio de los países de la OCDE y al de la UE22, en un 14% y 12%, respectivamente.

Estos son algunos de los datos que recoge el informe anual ‘Panorama de la Educación 2018: Indicadores de la OCDE’ elaborado por esta organización con datos de 2015 a 2017 dados a conocer este martes por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

El menor gasto en educación por alumno en España queda reflejado en el porcentaje del presupuesto público dedicado a la educación, un 8,4%, por debajo de la media de la OCDE (11,1%) y de la UE22 (9,5%).

La necesidad de que la educación en España gane en equidad y en recursos también se pone de manifiesto en la Formación Profesional, un área que el Gobierno quiere impulsar tal y como transmitió a los agentes sociales en una reunión celebrada este lunes en La Moncloa.  

En un comunicado, el Ministerio que dirige Isabel Celaá, hace hincapié en que España se sitúa entre los 35 países de la OCDE con menor proporción de alumnos entre 16 y 18 años que eligen la Formación Profesional, un 35% frente a un 44% de la OCDE y un 48% de la UE22.

En los primeros puestos de la lista, se colocan Finlandia, Países Bajos, Italia y Reino Unido. Alemania lidera el ranking de la Formación Profesional Dual (modalidad que combina la formación teórica práctica recibida en un centro educativo con la actividad práctica en un centro de trabajo) con el 31% de alumnos matriculados en 2016, frente al 1% de España.

De entre los jóvenes españoles de 15 a 29 años, el 51,2% está estudiando, el 28,9% no estudia pero trabaja, y el 19,9% ni estudia ni trabaja, según datos de 2017.

En comparación con el promedio de los países de la OCDE, el porcentaje en España es superior en el caso de los jóvenes que están estudiando (OCDE 47,4%), inferior en aquellos que no estudian y están ocupados (OCDE 39,1%) y mayor en el caso de los jóvenes que ni estudian ni trabajan (OCDE 13,4%).

Un dato positivo para España es respecto a las tasas de escolarización, de las más elevadas, principalmente en educación infantil. En 2015, la escolarización en España era ya prácticamente total a los 3 años ya que alcanzó el 96%, mientras que la media de los países de la OCDE se situó en el 76%, y la de la UE22, en el 82%.