martes. 28.05.2024

Las elecciones para elegir a los 208 senadores en las generales del 20N estrenan papeleta, un nuevo diseño realizado por la propia Cámara Alta con el objetivo final de evitar los miles de votos de nulos que se producen y que en las elecciones de 2008 ascendieron a unos 600.000, casi cuatro veces más que los registrados en el Congreso.

El Senado dedicó varios meses a estudiar el asunto, pidió informes y consultó a expertos de distintas materias para diseñar una nueva papeleta más fácil de manejar. Entre las novedades, el tamaño, que es bastante menor del que venía siendo habitual. Para ello, se incluirán los nombres de los candidatos, pero no de sus suplentes.

Además, se elimina la obligación de presentar a los candidatos por orden alfabético y se coloca a los partidos en la papeleta en función de los votos de los anteriores comicios. Esta novedad no ha sido aplicada sin embargo correctamente en Madrid, donde las candidaturas de PSOE y PP sí ocupan los dos primeros puestos que les corresponden pero el orden del resto de partidos ha sido designado por sorteo.

RECURSO DESESTIMADO

Esto ha provocado que IU y UPyD, que fueron la tercera y cuarta fuerza política más votadas en 2008, aparezcan en la papeleta en quinto y décimo primer lugar por detrás de formaciones extraparlamentarias como el Partido Comunista de los Pueblos de España, el Partido Animalista, Foro de Ciudadanos o Por un Mundo Más Justo.

Ante el recurso de la formación liderada por Rosa Díez ante la Junta Electoral Provincial de Madrid, el organismo reconoció que se había producido una "anomalía", pero rechazó modificar la papeleta porque considera que el elector mantiene intacta su capacidad de elegir su voto.

Otra de las novedades es que cada candidato contará con dos suplentes y se evitará así una situación vivida esta legislatura que termina, en la que la Cámara tuvo que reducir su número oficial de miembros al dimitir dos senadores que no pudieron ser sustituidos: uno ya era suplente y el sustituto de otra parlamentaria había fallecido.

Todas las novedades del diseño se han introducido con otro importante objetivo, facilitar el voto en listas abiertas; como se sabe, cada formación presenta tres candidatos y en la papeleta aparece cada uno de ellos con una casilla junto al nombre, para que el votante elija, de entre todas las candidaturas, a un máximo de tres (dos o uno en el caso de las islas). Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos pone las cruces en la misma lista.

MÁS SENADORES

Los ciudadanos elegirán este domingo a 208 senadores, que se suman a los 58 elegidos por los parlamentos autonómicos. Según fija la Constitución, en las elecciones generales se elige a cuatro por cada provincia, tres en los casos de las islas de Gran Canaria, Mallorca y Tenerife, y uno en las islas o agrupaciones de islas de Ibiza-Formentera, Menorca, Fuerteventura, La Gomera, El Hierro, Lanzarote y La Palma. Ceuta y Melilla eligen dos senadores cada una.

El día de la votación, los electores se encontrarán con una única papeleta en la que se incluye a todos los candidatos y delante de cada nombre, una casilla. En las provincias, los ciudadanos pueden marcar con una cruz hasta tres nombres, de la misma candidatura, de dos listas o hasta de tres diferentes; en las islas mayores, se puede elegir dos candidatos y en las más pequeñas, uno.

Pese a esta fórmula de listas abiertas, los ciudadanos tienden a elegir los tres nombres de una misma candidatura y puesto que se elige a cuatro senadores por provincia, el resultado es que un mismo partido se hace con tres de ellos. Esta es la razón de que sea más fácil en el Senado que en el Congreso alcanzar la mayoría absoluta.

En cuanto a los senadores de designación, los elegidos por los parlamentos autonómicos son uno por cada comunidad y otro más por cada millón de habitantes, por lo que la cifra ha ido aumentado desde los 46 de la primera legislatura.

En la que arranca ahora serán dos más, 58, por la actualización del censo electoral con el que se vota el 20 de noviembre: tanto Castilla-La Mancha como la Comunidad Valenciana han sumado otro millón de ciudadanos y tienen derecho a ampliar su representación. La primera pasará de tener dos a tres senadores de designación y la segunda, de cinco a seis. La Cámara pasará a tener así 266 miembros en total.

RENOVACIÓN TRAS EL 20N

En esta legislatura que acaba de concluir, también el Senado ha cambiado de número de escaños y tuvo incluso que hacer obra para añadir una fila más de asientos en el salón de plenos. El motivo, los nuevos senadores autonómicos, uno en cada caso, de las Islas Baleares, Madrid, Andalucía, Canarias y Cataluña.

Los senadores autonómicos se renuevan cuando lo hacen los parlamentos que los eligen, es decir, después de las elecciones regionales. Una buena parte de ellos fueron elegidos por tanto tras los comicios del pasado mes de mayo. Sin embargo, es necesario que todos ellos presenten de nuevo sus credenciales tras las elecciones generales, por lo que volverán a realizar los trámites después del 20N y se espera que se produzcan algunos cambios.

Los ciudadanos elegirán a los senadores con una nueva papeleta, rediseñada para tratar...