miércoles 21.08.2019
EN LOS PAISES PERIFéRICOS DE LA UNIóN EUROPEA

CC.OO., UGT, PIE, IU y Syriza coinciden en criticar las políticas de ajuste de la UE

Los máximos dirigentes de Syriza, la coalición de la izquierda transformadora de Grecia, PIE, IU, CC.OO. y UGT han coincidido en rechazar de plano la dogmática política antidéficit de la UE.

Pierre Laurent. Presidente Partido Izquierda Europea
Pierre Laurent. Presidente Partido Izquierda Europea

Los máximos dirigentes de Syriza, la coalición de la izquierda transformadora de Grecia, CC.OO. y UGT, Izquierda Unida y el Partido de la Izquierda Europea han coincidido en rechazar de plano la dogmática política antidéficit de la UE,"que ha estrangulado las posibilidades de crecimiento y creación de empleo y ha asestado un duro golpe a los ya débiles Estados de bienester de ambos países".

Alexis Tsipras, máximo dirigente de Syriza, se ha reunido este jueves en el Congreso de los Diputados con una delegación de Izquierda Unida que encabeza Cayo Lara, y con el presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE), Pierre Laurent, al que han asistido los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente.

 Los asistentes han analizado la situación política y económica por la que atraviesan ambos países, tras los severos planes de ajuste -de rescate en el país heleno- que han aplicado la Unión Europea y el FMI, con la decidida colaboración de los gobiernos de Rajoy y Samarás, informó CC.OO. en un comunicado.

 Así, los dirigentes políticos y sindicales han constatado "el profundo retroceso social y democrático" que ha tenido lugar en Grecia y en España como consecuencia "del fuerte ataque a los derechos sociales y laborales de los trabajadores".

 Tanto Tsipras, Izquierda Unida y el PIE, como los dirigentes sindicales han subrayado que "es posible" poner en marcha otra política a partir de la derogación del Tratado de estabilidad, coordinación y gobernanza, que "arrebata la soberanía presupuestaria a los Estados para entregarla a instancias no democráticas".

 En este sentido, todos los asistentes al encuentro abogaron por que la Cumbre Europea que se celebrará los días 25 y 26 de junio, no sea una cumbre más y "sirva para corregir el rumbo de las políticas europeas y activar un plan por el empleo y la actividad económica".

Comentarios