martes. 16.04.2024

El desempleo es el verdadero debate que tenemos que realizar en esta campaña

El candidato de IU de Asturias al Congreso, Gaspar Llamazares, ha respondido durante más de una hora, a la entrada del rastro en Gijón, a las preguntas de jóvenes y ciudadanos que acudían al mercado semanal y que se han interesado, entre otras cuestiones, por la creación de empleo o el tratamiento de las víctimas a ETA.

En la calle, micrófono en mano, Llamazares arrancó su intervención invitando al resto de candidatos a presentar propuestas "serias" en una situación "dramática", sobre todo para los jóvenes que padecen un nivel de paro de más del 50% y los que lo tiene es temporal y "ni siquiera llegan a mileuristas".

"El desempleo es el verdadero debate que tenemos que realizar en esta campaña", aseguró el candidato de IU antes de someterse a una amplia batería de preguntas, la mayoría de ellas centradas en el empleo y la situación económica.

Según han informado desde IU, entre las primeras preguntas uno de los jóvenes demandaba, "sin demagogias", políticas concretas para los jóvenes y para crear empleo ya que todos los partidos aseguran que su principal objetivo es éste.

Llamazares invitó al interpelante a "repasar" lo que han hecho los partidos mayoritarios cuando gobiernan, como por ejemplo, según Llamazares, la rebaja de pensiones y sueldos a funcionarios y alargamiento de la edad de jubilación del PSOE o los recortes en educación del PP en Madrid.

Frente a ello, ha dicho que IU apuesta por la inversión pública para mantener y generar empleo, sin recortes en educación, sanidad o bienestar. Del mismo modo, abogó por recuperar políticas de formación y empleo y recordó que los jóvenes sin formación son los que más sufren el desempleo en estos momentos.

"¿De dónde saldrá el dinero para abordar ese plan para reactivar la economía y recuperar el empleo?", fue otra de las cuestiones planteadas por el público presente. "De terminar con el fraude fiscal y de realizar una reforma fiscal para que paguen más los que más tienen", explicó el candidato.

"En estos momentos el 80% de la recaudación de impuestos es de asalariados y consumidores, mientras que el 3% de la población más rica, prácticamente elude el pago de impuestos o lo hace en una cuantía mínima", respondió. "¿Si se aumenta la presión fiscal no se corre el riesgo de que las empresas se vayan a otros países?", preguntaba una chica entre los presentes. "No os preocupéis, tienen tantos beneficios que les va a seguir interesando tener empresas en España", sostenía el candidato.

Entre las dudas, algunas de ellas casi denuncias, figuró también la situación de falsos autónomos a la que se ven abocados muchos jóvenes si quieren trabajar, cuando en realidad desarrollan un trabajo asalariado a las órdenes de una empresa empleadora; también cuestiones sobre los paraísos fiscales o sobre las palabras del presidente de la CEOE sobre los programas económicos de PP, PSOE, CIU o PNV, sobre la indignación creciente en la sociedad contra los políticos o cómo ese malestar puede trasladarse a las urnas, a través de la abstención o el voto en blanco, cuestiones ambas que el candidato explicó que favorecen a los partidos mayoritarios que se olvidan de ese porcentaje de votos-protesta al día siguiente de las elecciones.

En el tiempo que duraron las preguntas, algo más de una hora, no faltaron las preguntas sobre el tratamiento a las víctimas de ETA o sobre cuándo los países "van a hacer frente al terrorismo financiero y Merkel y Sarkozy dejen de ser marionetas de los grandes bancos".

Llamazares se somete a preguntas de jóvenes sobre la creación de empleo