Nuevatribuna

CONSEJO POLÍTICO DE IU

Llamazares mantiene su cuota y Alberto Garzón y Ricardo Sixto ganan peso en la nueva ejecutiva de IU

Cayo Lara ha sido ratificado como coordinador general de IU por 134 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

Las presuntas irregularidades en la contabilidad del PP han acaparado el debate del primer Consejo Político del año de IU, en el que Cayo Lara ha sido ratificado como coordinador federal por un segundo mandato de cuatro años y en el que ha planteado que basará su estrategia en combatir la corrupción.

En la cita de este sábado, en la que también se ha renovado la Ejecutiva de IU, Lara ha sido confirmado en el cargo por 134 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

La estrategia propuesta por Lara ya empezó a ver la luz esta misma semana con varias iniciativas legislativas, entre ellas la petición de un pleno extraordinario sobre la corrupción y la creación de una comisión de investigación.

A éstas ha sumado hoy la propuesta de incluir en el debate sobre el estado de la nación de los próximos 20 y 12 de febrero una resolución de reprobación al Gobierno.

No le han satisfecho en absoluto las explicaciones que ha dado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en relación con las acusaciones de pagos de sobresueldos a dirigentes del PP y ha señalado que la transparencia se demuestra "con hechos".

Si Rajoy está, como dice, "absolutamente limpio" no debería oponerse a un pleno extraordinario sobre la corrupción y a la creación de una comisión de investigación.

Una vez más, ha insistido en que si se demuestra que el jefe del Ejecutivo "ha mentido a los ciudadanos", tiene que marcharse y convocar elecciones anticipadas.

Porque "todos no somos iguales", ha recalcado Lara, y los que hoy se han reunido en este Consejo Político, ha dicho, "nada tienen que ver con los que están sentados en Génova analizando sus miserias", en alusión a la reunión extraordinaria de la cúpula del PP.

Con la vista puesta también en el debate de política general, Lara se ha comprometido a trasladar "a la calle" el debate sobre el estado de la nación y para ello convocará a los ciudadanos a que discutan sobre las propuestas que quieren que se analicen en el Parlamento.

Y serán las conclusiones que salgan de esos debates las que defenderá el coordinador federal en el Congreso dentro de tres semanas.

Cumple así con uno de los objetivos que se marcó al ser reelegido coordinador federal en la décima asamblea federal: "organizar la rebelión democrática", ha recordado, con el fin de construir una alternativa política que lleve a IU al poder.

IU, tal como ha sugerido, tiene ante sí el momento más idóneo, -"duro y apasionante", ha dicho- para dar el salto al poder ante la situación tan difícil en la que está el país, por un lado, y la crisis que afecta al Gobierno por los casos de presunta corrupción.

Al mismo tiempo, las turbulencias en las que nadan los socialistas y que no generan "ninguna confianza" en el electorado, son otro elemento que puede beneficiar el crecimiento de IU.

Además de debatir la propuesta para luchar contra la corrupción, los asistentes al Consejo Político, el máximo órgano de gobierno de IU entre asambleas federales, han discutido otro documento para la creación de empleo y el estímulo de la economía real, un plan global al que propone destinar una financiación anual con 3 puntos del PIB.

Ambos documentos se han votado conjuntamente y han recibido el apoyo de 152 votos, dos se han pronunciado en contra y otros diez se han abstenido.

La nueva Ejecutiva que se ha elegido y que apuesta por la continuidad, ya que repiten la mayor parte de los miembros del equipo saliente, ha salido adelante con más del 80 por ciento de los apoyos.

En este nuevo equipo, que tiene 34 responsables aparte del coordinador -nueve menos que la anterior-, Izquierda Abierta, la corriente un tanto crítica que lidera Gaspar Llamazares, consigue mantener la cuota del 20 por ciento que se acordó en la asamblea de diciembre.

De esta manera logra dos secretarías de peso: Política Institucional -que mantiene Montserrat Muñoz- y Política Social, que ejercerá el propio Llamazares, además de cuatro áreas de responsabilidad. 

José Luis Centella, actual portavoz del grupo parlamentario, gana algo más de peso al convertirse en el coordinador de Presidencia y entran en la Ejecutiva dos de los diputados más dinámicos en el Congreso: Alberto Garzón, que se ocupará de Economía y Política Global, y Ricardo Sixto, que llevará la Comunicación de la federación.

Un respaldo también superior al 80 por ciento ha obtenido la Presidencia federal (75 integrantes excluido Lara) de la que forman parte los componentes de la Ejecutiva, los coordinadores autonómicos y otra veintena de nombres.