sábado. 20.07.2024
moridaz

Sixto acusa al Gobierno del PP de traer al Congreso la “consumación de la criminalización de la protesta ciudadana" y exige al ministro del Interior que retire la 'Ley Mordaza'

Antes de que los ‘populares’ rechazaran en el Pleno todas las enmiendas a la totalidad a la nueva norma, los diputados del grupo de la Izquierda Plural participaron a las puertas del Congreso en la acción de protesta convocada por diversos colectivos contrarios a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

El diputado de Izquierda Unida y portavoz de Interior de IU, ICV-EUiA, CHA, Ricardo Sixto, ha acusado hoy al Gobierno del PP de traer al Congreso la “consumación de la criminalización de la protesta ciudadana” y ha exigido al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que retire la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como ‘ley mordaza. Previamente al debate en la Cámara Baja, los diputados de IU participaron en la concentración convocada en las escalinatas de la Puerta de Los Leones por diversos colectivos contrarios a la ley.

Durante la intervención en el Pleno para defender la enmienda a la totalidad de su grupo, Sixto ha señalado que con esta ley el Ejecutivo de Gobierno “pretende subvertir los derechos de los ciudadanos que asisten a manifestaciones” porque “restringe deliberadamente derechos y libertades”, algo “absolutamente inadmisible”. El Grupo Popular volvió a utilizar su mayoría absoluta en el Congreso para rechazar tanto la enmienda a la totalidad de IU, ICV-EUiA, CHA como las presentadas por otros grupos de la oposición.

Con esta ley el Ejecutivo de Gobierno “pretende subvertir los derechos de los ciudadanos que asisten a manifestaciones” porque “restringe deliberadamente derechos y libertades”

Previamente a la votación, Ricardo Sixto había desarrollado su posición contraria a esta ley porque supone un “aumento de infracciones e implica un agravamiento de las sanciones”. Opinó que hay una “desproporción clarísima en las sanciones y una huida del control judicial”, ya que la nueva ley “evita el control rápido de la justicia penal y pasa al control contencioso-administrativo, con muchas menos garantías” que la vía penal.

Para el portavoz de Interior de IU, los cambios realizados en la ley “suponen una hipertrofia del preventivismo, dándoles a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la capacidad de intervención ante la mera sospecha”.

Advirtió también de que este proyecto de ley “viene a darle una nueva vuelta de tuerca a la libre disposición del Gobierno de la legislación actual para perseguir la protesta ciudadana”. Sixto consideró que el Ejecutivo del Partido Popular “ha intentado, con la actual legislación, llevar ante los tribunales la protesta ciudadana y les ha salido el ‘tiro por la culata’”, porque “afortunadamente, el Poder Judicial aún salvaguarda los derechos ciudadanos cuando vamos a una manifestación”.

Ricardo Sixto destacó que el responsable de Interior trajera al Congreso “una versión de la ley más light, menos dura de la que preveía”, después de que varios organismos como el Consejo de Estado, el Consejo General del Poder Judicial o la Agencia de Protección de Datos, le dieran un “enorme varapalo”. Le reprochó que, pese a ello, el texto resultante sigue pretendiendo “subvertir” los derechos de los ciudadanos que asisten a manifestaciones. Insistió en que su Gobierno “pretende crear una jurisdicción administrativo-penal paralela, que no ampara nuestro ordenamiento constitucional”.

Sixto ha explicado que con esta ‘ley mordaza’ “se ampara que la Policía pueda confiscar las grabaciones que hagan los asistentes a las manifestaciones” y “ni siquiera se contempla que las UIP avisen antes de intervenir”

Abundó en su advertencia de que la nueva ley “incrementa la cuantía de las faltas y las conductas sancionables” y es “desproporcionada”, pues “extiende la responsabilidad de los actos que ocurran en las manifestaciones a los organizadores de la protesta”.

Valoró que las modificaciones impulsadas por Fernández Díaz “no corrigen ninguno de los efectos de impunidad con que las Unidades de Intervención Policial (UIP) nos tienen acostumbrados a cargar en las manifestaciones” y tampoco “contempla la obligatoriedad de la identificación de la Policía”.

A este respecto, Sixto ha explicado que con esta ‘ley mordaza’ “se ampara que la Policía pueda confiscar las grabaciones que hagan los asistentes a las manifestaciones” y “ni siquiera se contempla que las UIP avisen antes de intervenir” en ellas lo que, a su juicio, “conduce a la impunidad de las actuaciones policiales” en esos actos. Por ello, criticó que el texto que presenta el Gobierno del PP supone una clara “persecución de derechos fundamentales como el de reunión, huelga, libertad de expresión, manifestación o libertad de información”.

Sixto ha expresado también una especial preocupación por las “manifestaciones espontáneas” y ha denunciado la nueva normativa al respecto. Explicó que “cuando se produce un hecho que alarma a la población no hay 10 días de plazo para convocar, ni siquiera 24 horas”, por lo que “no puede dejarse al albur de la autoridad administrativa el sancionar o no estas manifestaciones”.

"La ley Mordaza es la consumación de la criminalización de la protesta ciudadana"