#TEMP
domingo 22/5/22
A RAÍZ DE LO OCURRIDO EN LAS MANIFESTACIONES DE VALENCIA

El ministro de Interior quiere endurecer el delito de resistencia y desobediencia a la Policía

El ministro anuncia una reforma del Código Penal para endurecer el delito de resistencia y desobediencia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad justificando en buena parte la carga policial en las recientes manifestaciones de Valencia donde un alto cargo policial calificó a los estudiantes como el "enemigo" a abatir. 

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha avanzado este martes algunas medidas que promoverá su Departamento entre las que se incluye una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y en concreto del actual delito de desobediencia/resistencia con el que prevenir y evitar comportamientos violentos contra las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Ha sido durante su comparecencia ante la Comisión de Interior del Senado para dar cuenta de los planes de su Ministerio para la presente legislatura cuando Fernández Díaz ha anunciado que su Departamento va a promover una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana "muy especialmente en lo relativo a la actualización y clasificación de las infracciones así como de las correspondientes sanciones".

En este sentido, ha explicado que Interior propondrá, "en coordinación con el Ministerio de Justicia, la reforma del actual delito de desobediencia/resistencia que pueda operar una mayor disuasión en relación con comportamientos violentos o gravemente desobedientes de los mandatos de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado". Según ha dicho, se pretende dotar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "de instrumentos jurídicos eficaces en orden a la consecución de sus objetivos constitucionales y de una convivencia social pacífica".

Con este anuncio, el ministro trata de justificar la dura carga policial que se produjo en las manifestaciones de Valencia y la polémica que se suscitó después de que el jefe de Policía calificara a los estudiantes como el "enemigo" a abatir

Por ello ha apostado también por la total implantación de la huella genética en la legislación procesal, "pues hasta la fecha, a pesar de la interpretación por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional con el máximo rigor, no dejan de suscitarse dudas en orden a la práctica de la extracción de muestras de AND acordada por la autoridad judicial".

Además el ministro ha avanzado alguno de los trabajos de la Comisión Mixta con el Ministerio de Justicia para la reforma del Código Penal. Según ha dicho se elevará la pena del delito de robo con fuerza en las cosas en determinados supuestos, lo que a su juicio "contribuiría a evitar, previniendo con la amenaza de la pena, un mayor número de robos en joyerías y permitiría la adopción por parte del Juez de medidas cautelares personales respecto de los responsables".

También se pretende elevar las penas del delito de robo en casa habitada, "uno de los más graves por el peligroso perfil de su autor en ocasiones con formación paramilitar o militar". Esta reforma prevé además ampliar el catálogo de faltas contra las personas y contra el patrimonio cuya reiteración las convierta en delito, elevar a la categoría de delito cualquier hurto, aparejando penas proporcionadas a la cuantía de lo sustraído pero siempre en el ámbito del delito y no de la falta.

En el ámbito de los delitos patrimoniales (robos, hurtos, apropiaciones indebidas) se crearán figuras delictivas agravadas (tipos penales especiales) en atención a las formas de comisión y agravando en todo caso aquellas que revelen la profesionalidad de sus autores o partícipes. También será un agravante portar armas de fogueo.

El ministro que ha hecho alusión en varias ocasiones habrá restricciones presupuestarias en la actual crisis económica ha admitido que es necesario "modificar de una manera sustancial" los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES), si bien ha negado que en los mismos haya "sobresaturación".

Sobre la huelga general convocada para el 29 de marzo, Fernández Díaz, ha hecho hoy un llamamiento a los ciudadanos para que quien quiera ejercer su derecho a la huelga lo haga sin violencia y respetando los servicios mínimos. "Quien quiera hacer huelga, que haga huelga; quien no quiera, que no la haga, pero que no haya violencia y que se respeten los servicios mínimos", ha dicho.

El titular de Interior ha dicho también que, el día 29, las Fuerzas de Seguridad se encargarán de garantizar que tanto quienes secunden la protesta convocada por los sindicatos como quienes opten por acudir a sus puestos de trabajo puedan ejercer su derecho

El ministro de Interior quiere endurecer el delito de resistencia y desobediencia a la...
Comentarios