<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 01.02.2023
APELA A LA UNIDAD PARA CERRAR LA ETAPA DEL TERROR

El PP advierte a ETA de que la "amnistía" no tiene cabida en la Constitución

El partido del Gobierno llevará en su ponencia política para el Congreso que celebrará en febrero que en materia penitenciara lo que hay que cumplir es la ley.

El Partido Popular advierte en su ponencia política, titulada "Comprometido con España", que ni la "amnistía", ni la "impunidad" tienen cabida en la Constitución, que no es el mundo de ETA quien debe escribir lo que ha ocurrido estos años y que lo "urgente" no son las demandas de ese entorno, sino que desaparezca la banda y reconozcan el daño que han causado. Además, hace una apelación a la "unidad" de los partidos para cerrar con "dignidad" la etapa del terror.

El contenido de esta parte de la ponencia política ha sido propuesto por el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti y está redactado bajo el epígrafe "Una sociedad en libertad en la que se fortalece la democracia con la derrota del proyecto totalitario de ETA", dentro del capítulo "La sociedad que queremos".

En esta parte en la que se aborda el problema terrorista se afirma que "el final de ETA está más cerca" porque hoy se tiene la oportunidad de que la democracia "triunfe definitivamente" ante las pretensiones de "impunidad e imposición política" de la banda.

Pero el texto deja muy claro que no puede haber un final distinto de la "disolución incondicional" de ETA y el cumplimiento de la Ley. En este sentido, deja claro que los terroristas no pueden esperar que haya ningún tipo de concesión primero por haber matado y ahora por dejar de asesinar.

NI SUGERENCIAS, NI DEMANDAS DEL MUNDO DE ETA DEBEN MARCAR EL PASO

Por ello, se afirma que no es el mundo de ETA quien debe escribir los últimos capítulos de la historia de lo que ha ocurrido estos últimos años.

En este sentido, según las fuentes consultadas, en la ponencia se precisa que no son ni las sugerencias, ni las demandas de la banda o su entorno quienes deben marcar el paso en estos momentos, sino que "lo urgente es la desaparición de ETA y lo necesario es el reconocimiento del daño causado".

En este contexto, el texto defiende poner en valor los principios y conceptos democráticos básicos en el País Vasco y en ámbitos bienpensantes del resto de España y cita la frase que pronunció Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados durante la sesión de investidura: "no se debe nada a quienes ejercen la violencia". Muy al contrario, apunta la ponencia, "son ellos quienes deben a la sociedad haber causado dolor y empobrecimiento".

Por ello, deja claro a la banda que ni la "amnistía", ni la "impunidad" tienen cabida en la Constitución y advierte también que son dos términos "incompatibles" con el prestigio y el fortalecimiento de la democracia. Recalca, por tanto, que en materia de política penitenciaria, ETA sólo puede aspirar a que se siga cumpliendo la legalidad, incluidas las normas de algunas situaciones penitenciarias.

Y, sin citar a nadie en concreto, se hace una reflexión sobre la importancia de la "unidad" de las fuerzas democráticas para "cerrar con dignidad y garantías" las cinco décadas de terror con el fin de que a la organización terrorista no le quede ninguna expectativa de alcanzar sus metas gobierne quien gobierne.

En esta propuesta también se cuestiona el papel de los mediadores en conflictos, después del recurso que ha hecho a ellos la izquierda abertzale y del papel central que ha pretendido darles en los últimos tiempos.

RESTITUIR LOS DERECHOS POLITICOS DE MILES DE VASCOS EXILIADOS

Según las fuentes consultadas por Europa Press, la ponencia comienza con un análisis de la situación en el que se describen las consecuencias del terrorismo de ETA después de 50 años de terror y con 858 asesinatos cometidos por la banda.

Se describe también las consecuencias que ha tenido esta situación sobre todo para las víctimas del terrorismo y se expone cómo se ha avanzado en la lucha contra el terrorismo gracias a la aplicación del Estado de Derecho, la eficacia policial, las reformas legislativas, la cooperación internacional y el hartazgo de la sociedad hacia la organización terrorista.

El texto concluye con el reconocimiento a víctimas del terrorismo y haciendo una reflexión sobre el País Vasco en la que se dice que el final necesario de ETA tiene que conllevar la restitución de derechos políticos de miles de vascos exiliados durante estos años.

El PP advierte a ETA de que la "amnistía" no tiene cabida en la Constitución
Comentarios