miércoles. 21.02.2024

La derrota sufrida por el PSOE en las elecciones autonómicas y municipales del domingo ha avivado el debate parlamentario sobre la conveniencia o no de adelantar las Generales pese a la intención del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de agotar la legislatura.

Este mismo lunes, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, planteaba ante la plana mayor de su partido la necesidad de un adelanto electoral y este mismo martes la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, retaba a Zapatero a someterse a una cuestión de confianza en la Cámara baja.

Pero los populares no son los únicos que han llevado esta cuestión al primer plano del debate político en la semana de la resaca electoral. El lunes, Convergencia i Unión, dejó abierta la posibilidad de apoyar una moción de censura planteada por el PP si el Gobierno no actúa con firmeza en el acuerdo, aún por firmar, de la negociación colectiva. En este sentido, el portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, advirtió de que el apoyo de su formación al Gobierno para que continúe con su agenda de reformas en el escaso año que queda para la convocatoria de elecciones, estará condicionado a si el Ejecutivo “coge el toro por los cuernos” con la negociación colectiva.

No obstante, la posibilidad de que prospere una moción de censura es prácticamente nula dado que, como ya ha dicho la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, "habría que mirar muchas cosas porque sólo con PP y CIU la aritmética no sale". La número dos del PP ha recordado que hacen falta más apoyos y afeó el mensaje lanzado por Durán i Lleida asegurando que en su partido “estamos acostumbrados a oír estos comentarios en público que luego en privado se quedan en nada".

Aunque ninguna fuerza política con representación parlamentaria, salvo el PP, se ha expresado de forma clara sobre esta cuestión, se han empezado a oír algunas voces que van por ese camino. Así, el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha admitido -en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces y en contra de la opinión general de los partidos de la izquierda-, tener "muchas dudas" sobre la necesidad o no de que Zapatero agote esta legislatura.

Los que tampoco descartan pedir un anticipo electoral son los peneuvistas. El que ha sido hasta ahora uno de los apoyos fundamentales del Gobierno para aprobar las cuentas públicas amenaza también con pedir elecciones anticipadas. Así lo ha dicho el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, quien ha señalado que las urnas han "deslegitimado" de forma "abrumadora" tanto el presidente como el lehendakari, Patxi López.

A este respecto, el nacionalista vasco ha señalado que sería "bueno" y "prudente" que todos se dieran "unos cuantos días" de reflexión para analizar "bien" los resultados electorales y diseñar las estrategias que correspondan de cara al futuro y, en este sentido, ha recalcado que la Ejecutiva del PNV está en eso.

En todo caso, Erkoreka ha querido dejar claro que las urnas han arrojado resultados "muy parecidos" tanto en Euskadi como a nivel nacional, en tanto en cuanto las urnas han "deslegitimado" a Zapatero en la misma medida que a López.

El PNV no descarta pedir elecciones anticipadas