viernes. 14.06.2024

La CRUE han concretado que la responsabilidad de la investigación abierta por la URJC "corresponde exclusivamente a esta Universidad"

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) deja en manos de la Fiscalía el caso del máster de Cristina Cifuentes. Así lo ha anunciado este miércoles el presidente de esta asociación, Roberto Fernández, que ha comparecido ante los medios para dar cuenta del informe elaborado tras la investigación abierta por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Acompañado por los dos observadores externos nombrados al efecto, Carmen Ruiz y José Ángel Contreras, jefes del Servicio de Inspección de las universidades de Murcia y Burgos respectivamente, el presidente de la CRUE, ha resaltado que el asunto está en manos de la justicia, y se ha mostrado seguro de que el rector de la URJC, Javier Ramos, “actuará en consecuencia para llegar a las últimas consecuencias una vez finalizada la tarea de la justicia”. En este sentido, ha subrayado que la CRUE es una asociación privada que coordina y fomenta la excelencia y calidad de las universidades pero “no tiene potestad jurídica para inmiscuirse en la autonomía” de las mismas.

"DESAFORTUNADO Y LAMENTABLE ASUNTO"

Roberto Fernández, que ha calificado de “desafortunado asunto” y “lamentable hecho” lo ocurrido con el título de máster de la presidenta madrileña y aprecia “irregularidades muy graves”, considera “correcta” la investigación abierta por la URJC, pero dado que la universidad lo ha puesto en manos de la Fiscalía al entender que algunas “informaciones pudieran ser constitutivas de delito”, ha evitado entrar en más detalles hasta que los tribunales se pronuncien.

Según ha dicho, los observadores se han limitado a "actuar de garantes de que todo el proceso y la recogida de pruebas se ha llevado a cabo siguiendo escrupulosamente lo que la normativa de la propia universidad prevé para estas situaciones".

EL DIRECTOR DEL MÁSTER NO HA COMPARECIDO

Fernández ha constado que faltan documentos de los requeridos en el expediente del máster de Cifuentes, lo que ya avanzó el rector de la URJC, y que en la ronda de comparecencias programadas no acudieron ni el director del Trabajo Fin de Máster Enrique Álvarez Conde, ni las profesoras Cecilia Rosada y Clara Souto, además de la funcionaria que supuestamente falsificó las notas Amalia Calonge.  Algunos de los citados -ha aclarado- han solicitado un aplazamiento y otros se han excusado con un justificante médico.

El máximo responsable de la CRUE ha reconocido que las primeras declaraciones efectuadas por el rector de la URJC fueron “algo precipitadas” pero ha valorado el buen hacer de los servicios de inspección de la Universidad y en particular la “buena labor” de la jefa de Inspección de Servicios de la URJC, Pilar Trinidad.

También ha destacado la "garantía" de los controles internos y externos de las universidades, una de las instituciones, ha dicho, "más continuamente evaluadas".

POLÍTICOS "FRÍVOLOS" E "IRRESPONSABLES"

Fernández ha querido manifestar con “la mayor contundencia” que “deplora y condena cualquier acto de irregularidad” en la institución académica y que se “opone y deplora” las opiniones de responsables políticos que han cargado toda la responsabilidad de lo sucedido sobre la universidad, en clara alusión a dirigentes del PP. “Nos parece inaceptable que algunos políticos para defender su legítima opción partidaria hayan extendido una sombra de duda en la universidad”, lo que manifiesta -a su juicio- una actitud “irresponsable” y “frívola”. Aunque no se ha referido en ningún momento a Cifuentes, sí ha dejado claro que "si los políticos dicen tener un máster y si no lo tienen, es motivo de dimisión".

Asimismo, ha puesto de manifiesto con "el mayor énfasis", la "honorabilidad y el buen hacer profesional" de los trabajadores "que no pueden verse afectados" por irregularidades, o hacer peligrar el "prestigio y rigor" de los miles de títulos académicos.

La Conferencia de Rectores critica a los políticos que responsabilizan a la URJC de lo...