#TEMP
viernes. 01.07.2022
DEJAN LAS ZONAS MINERAS ENTRE EL CALOR POPULAR

La marcha negra mantiene el apoyo popular pese a dejar las zonas mineras

Los mineros han completado su octava etapa, de 15 kilómetros, y a lo largo del camino así como a su llegada a Benavente han contado con la solidaridad de vecinos, cargos públicos y trabajadores de empresas que también se encuentran en una situación complicada.

La marcha negra del norte ha mantenido hoy el apoyo popular ofrecido por las personas que se cruzan con los mineros que caminan hacia Madrid, pese a haber abandonado ya las zonas de procedencia de Asturias y León y adentrarse en territorio zamorano.

Uno de los mineros de la marcha, Óscar Valle, ha confesado a Efe que está sorprendido con el recibimiento que tienen incluso en la provincia de Zamora, ya que hay gente que les trata "como si estuviéramos en casa".

A la marcha se han incorporado hoy desde la localidad zamorana de Santa Cristina de la Polvorosa trabajadores de la fábrica maderera de la comarca de Benavente Interpanel, que tiene paralizada la producción, un ERE en marcha y se encuentra en preconcurso de acreedores.

Al sumarse a la marcha a pie en esta etapa, los trabajadores de Internapel quieren solidarizarse con la minería española y la situación del sector ante la supresión de las ayudas, mientras que los mineros también han mostrado su solidaridad con los trabajadores de esta fábrica a los que se adeuda varias mensualidades.

Los gestos de solidaridad se han incrementado a medida que la marcha se acercaba a Benavente, donde los mineros han sido recibidos por responsables sindicales y cargos públicos, entre ellos el alcalde de Benavente, Saturnino Mañanes, del PP, que los ha saludado al paso de la marcha por la Casa Consistorial.

Mañanes, que no ha entrado a valorar el motivo de la protesta, ha declarado que el Ayuntamiento ha mostrado su hospitalidad con los mineros al igual que lo hace con todos los peregrinos que pasan por esta localidad, que es "cruce de caminos", según ha recordado.

La corporación municipal ha acordado dar a los mineros alojamiento en un pabellón deportivo de la localidad en el que pasarán la noche, invitarles a cenar a través de un servicio de restauración y facilitarles el desayuno de mañana, además de ofrecerles libre acceso a las piscinas municipales para combatir el calor.

Los mineros retomarán mañana el camino a pie hacia Madrid, en la novena etapa de la marcha, que partirá a las siete de la mañana para recorrer más de 27 kilómetros hasta concluir en la localidad de Villalpando, en la comarca zamorana de Tierra de Campos.

La marcha negra del norte partió el pasado 22 de junio de Mieres (Asturias) y de las localidades leonesas de Villablino y Bembibre y tiene previsto concluir el próximo 11 de julio en Madrid, tras unirse en la última etapa con la marcha de mineros que ha partido de Aragón.

La marcha negra mantiene el apoyo popular pese a dejar las zonas mineras
Comentarios