#TEMP
sábado 28/5/22

Zapatero sale al paso de los crecientes rumores sobre la crisis de Gobierno

LUIS MARTÍNEZ
El Presidente niega la mayor en la prensa económica de EEUU mientras Rubalcaba luce su perfil político en la bancada del Ejecutivo en minoría.
27.03.2009

Está por ver si Zapatero consigue frenar al menos en parte los rumores de cambios en su gabinete gracias a sus declaraciones en dos importantes diarios económicos estadounidenses. El run-run circula desde hace meses. Y afecta principalmente al titular de economía, Pedro Solbes, después de que la crisis y la prensa hayan maltinterpretado sus humoradas acerca de su posible salida del Gobierno.

Los últimos rumores señalan a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien, junto al mencionado Solbes, abandonarían el Gobierno aprovechando la cercana Semana Santa.

Zapatero sabe que el chismorreo en nada favorece ese activo incierto llamado confianza, que se ha volatilizado en medio de la crisis y cuya recuperación resulta indispensable para pasar el bache. Por eso, el presidente obligó a Solbes a desmentir que pretenda abandonar el ministerio de economía, en una reciente sesión en el Congreso.

Hoy, Zapatero lanzó su particular mentís en dos de los más prestigiosos diarios económicos de Estados Unidos, lo que vendría a ser algo así como el equivalente al apretón de manos de la ministra de defensa, Carmen Chacón, y el jefe de la OTAN, tras el polémico anuncio de retirada de tropas de Kosovo. “No tengo previsto cambiar de gobierno”, dijo hoy Zapatero a Financial Times.

Es una cuestión de confianza. Y, sin embargo, algunas fuentes continúan desmintiendo al presidente al insinuar incluso el nombre de quien estaría llamado a relevar a De la Vega como ‘número dos’ del Gobierno, tras un año de legislatura. En esas quinielas, el nombre de Alfredo P. Rubalcaba figura como próximo vicepresidente del Gobierno. Entre sus virtudes, las mismas fuentes indican que es uno de los pocos miembros con perfil político entre todos los hombres del presidente.

Sin duda, las elecciones vascas, y el revés que la pérdida del apoyo del PNV supondrá para el Gobierno, obliga a Zapatero a rodearse de hombres como Rubalcaba, expertos en negociar contrarreloj cada una de las iniciativas que el Gobierno pretenda ganar en Las Cortes.

También Comisiones Obreras se sumó el jueves a las peticiones de un cambio en el Gobierno de Zapatero que, en caso de realizarse, debería tener lugar “cuanto antes”, matizó el secretario general del sindicato, Ignacio Fernández Toxo, en un nuevo alegato a favor del Diálogo Social, en fase comatosa, o “mortecina”, según dijo Toxo.

Esta petición de claridad a la hora de gobernar la hizo el representante sindical el mismo día que presentó un ambicioso plan de inversión, que se financiaría a cargo del déficit. Las discrepancias del sindicato con el ministro de Economía Pedro Solbes a cuenta de la deuda podría acabar si finalmente vencen las tesis hoy defendida también por el mismísimo Zapatero quien, en su entrevista con ‘Financial Times’, recuerda que aún queda un “amplio margen” de endeudamiento, al situarse la deuda nacional en apenas un 39 por ciento del PIB, 20 puntos menos que la media europea.

Cuestión de confianza en los recursos con que cuenta la economía española Por cierto, que, cuanto Toxo fue preguntado el jueves sobre qué personajes deberían relevarse de sus funciones en el Gobierno, olvidó mencionar uno de los ministerios implicados en el Diálogo Social.

Toxo repasó la lista de ministerios que intervienen en el proceso tripartito, y, tras citar Trabajo, Vivienda, Fomento, y hasta Ciencia y Tecnología, olvidó citar el ministerio de Industria que dirige Miguel Sebastián, a quien, puestos a especular, habría que calificar como "el inestable" puesto que, mientras un día se le sitúa fuera del Gobierno, al día siguientes aparece dirigiendo Economía.

En Semana Santa lo veremos.

Zapatero sale al paso de los crecientes rumores sobre la crisis de Gobierno
Comentarios