#TEMP
sábado 21/5/22

Zapatero, "decepcionado" y "sorprendido" con la CEOE

El presidente del Gobierno se ha mostrado muy duro con la patronal y con Gerardo Díaz Ferrán ante su falta de responsabilidad y voluntad por llegar a un acuerdo en el diálogo social. Advierte, además, de que las medidas contra la crisis se van a seguir tomando "con determinación".

Bravucón, soberbio, prepotente, infantil...
El PP pone de vuelta y media a Zapatero por el fracaso del diálogo social y dice que no puede haber líneas rojas con más de cuatro millones de parados.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 24.07.2009

José Luis Rodríguez Zapatero se mostró contundente en su primera valoración pública tras la ruptura del diálogo social. En rueda de prensa desde el Palacio de la Almudaina en Mallorca donde se celebró el Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno afirmó que las propuestas de la CEOE “son inasumibles para un gobierno responsable” y dijo estar “decepcionado” y “sorprendido” por la “falta de responsabilidad” y “escasa voluntad” mostradas por la cúpula empresarial y por su portavoz, Gerardo Díaz Ferrán.

A su juicio, el último documento presentado por la CEOE “es una propuesta para el fin del diálogo y la imposibilidad de un acuerdo”, es “casi una enmienda a la totalidad” después de dos meses de conversaciones, afirmó. Aunque reconoce que le hubiera gustado llegar a un acuerdo “las medidas se van a seguir tomando con diálogo pero con determinación”, advirtió.

El presidente no entiende a qué se debe el giro dado por la patronal cuando el documento presentado por el Gobierno a empresarios y sindicatos “no contiene más que medidas de apoyo” a las empresas. Lamenta asimismo, que en un momento de crisis económica como el que vive España, “no se arrime el hombro”, a diferencia de los sindicatos, a los que alaba su actitud en las negociaciones.

“La propuesta que ha formulado el Gobierno es equilibrada, supone apoyo a empresas y a los desempleados. (…) Y he de decir que la respuesta que dio el presidente (Díaz Ferrán) se sale de lo que ha sido el marco del acuerdo”. Zapatero desgranó dichas propuestas, como la rebaja de las cotizaciones sociales que “ni el Gobierno ni los sindicatos pueden aceptar” ya que pone en riesgo el equilibrio de la Seguridad Social y el sistema de pensiones, aseguró.

Tampoco acepta el recorte de derechos laborales de los trabajadores. “Tenemos que salir de la crisis juntos, sin que unos ni otros pierdan posiciones, apoyando a unos y a otros pero no debilitando a los trabajadores”, insistió. Zapatero avanzó que la ayuda de 420 euros durante seis meses para los parados que no estén cobrando una prestación (una de las principales reivindicaciones hechas por CCOO y UGT) será aprobada por decreto ley en el Consejo de Ministros del próximo 13 de agosto.

Con cierta ironía, el jefe del Ejecutivo dijo sentirse “agradecido” por el hecho de que la patronal haya puesto por escrito sus propuestas, ya que, a su juicio, lo que se pone de manifiesto es la “falta de voluntad” de la CEOE. También afirmó con rotundidad que ya no se producirán más reuniones de la mesa de diálogo después del encuentro que se celebrará este viernes y que será la última oportunidad que tendrá la patronal para rebajar sus exigencias.

Zapatero, "decepcionado" y "sorprendido" con la CEOE
Comentarios