#TEMP
martes 24/5/22
MANTIENE LA 'BARRA LIBRE' DE LIQUIDEZ

El Banco Central Europeo sugiere una posible subida de tipos

El Banco Central Europeo (BCE) revisa al alza sus expectativas de inflación para 2011 y 2012. Aprecia tensión en los precios, incluso sin tener en cuenta los sucesos del norte de África. 

El Banco Central Europeo (BCE) ha revisado al alza sus expectativas de inflación para este año y el próximo como consecuencia del alza de precios de la energía y otras materias primas, que, en el caso de 2011 sitúan el rango de expectativas de inflación de la institución entre el 2 por ciento y el 2,6 por ciento, por encima del objetivo de estabilidad del banco, ante lo que el presidente de la entidad, Jean Claude Trichet, ha reconocido que una subida de tipos en abril "es posible".

De hecho, el presidente del BCE renunció en su tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE a calificar de "apropiados" los actuales tipos de interés, tal y como ha venido haciendo durante meses, y en cambio sí reconoció que una subida de tipos en abril "es posible", aunque subrayó que esta decisión "no es segura" ya que la institución no asume ningún compromiso previo en sus decisiones de política monetaria.

Así, el banquero francés calificó de "muy acomodaticia" la actual postura monetaria del BCE y al mismo tiempo garantizó una "fuerte vigilancia" de la evolución de los precios y las expectativas de inflación, una expresión utilizada tradicionalmente, aunque no siempre, por Trichet en las reuniones previas al anuncio de subidas de tipos.

El marcado endurecimiento de la postura del BCE se produce ante el repunte de la inflación armonizada como consecuencia del repunte de precios de la energía y las materias primas, que según el dato adelantado de Eurostat alcanzó en febrero el 2,4 por ciento, muy por encima del objetivo de estabilidad de precios de la institución, que fija un objetivo de inflación ligeramente inferior al 2 por ciento.

De hecho, las previsiones de la institución estiman que la inflación armonizada en 2011 se situará entre el 2 por ciento y el 2,6 por ciento, frente al anterior rango de un 1,3 por ciento al 2,3 por ciento previsto en diciembre, mientras que para 2012 auguran una inflación de entre el 1 por ciento y el 2,4 por ciento, frente al rango de entre el 0,7 por ciento y el 2,3 por ciento previsto anteriormente.

Asimismo, Trichet reconoció incluso que estas proyecciones no tienen en cuenta los recientes incrementos en el precio del petróleo como consecuencia de la inestabilidad en el Norte de Africa y añadió la existencia de riesgos al alza sobre la estabilidad a medio plazo por el encarecimiento de las materias primas, así como por las subidas de impuestos indirectos y de las tasas administrativas en el marco de los planes de consolidación fiscal de los gobiernos.

Por otro lado, los economistas del BCE han revisado sus pronósticos de crecimiento del PIB de la eurozona en 2011 hasta un rango de entre el 1,3 por ciento y el 2,1 por ciento, frente al 1,6 por ciento al 1,8 por ciento previsto en diciembre. Asimismo, de cara a 2012 el BCE espera una expansión de la economía de la zona euro de entre el 0,8 por ciento y el 2,8 por ciento, frente al rango de entre el 0,7 por ciento y el 2,1 por ciento previsto anteriormente.

Tras conocerse las palabras del presidente del BCE, la cotización del euro recuperaba su vigor frente al 'billete verde' y se cambiaba por 1,397 dólares.

MANTIENE LA 'BARRA LIBRE' DE LIQUIDEZ

Por otro lado, el presidente del BCE anunció que la institución continuará desarrollando sus operaciones semanales de suministro de liquidez al Eurosistema bajo la fórmula de adjudicación plena a tipos fijos, lo que permite a las entidades obtener toda la liquidez que necesiten a un tipo de interés fijo del 1 por ciento.

Asimismo, Trichet informó de que el Consejo de Gobierno ha decidido mantener esta fórmula también al menos para las subastas de liquidez a tres meses que se celebrarán los próximos 27 de abril, 25 de mayo y 29 de junio.

"El suministro de liquidez y el método de adjudicación serán ajustados de la manera apropiada teniendo en cuenta que todas las medidas no convencionales adoptadas son de naturaleza temporal", dijo Trichet.

El Banco Central Europeo sugiere una posible subida de tipos
Comentarios