sábado. 20.07.2024

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento regional, Tomás Gómez, junto a los representantes de los trabajadores de la planta de Alcalá de Henares de Roca, ha pedido este lunes al Gobierno autonómico que actúe frente a los planes de la dirección de la empresa de llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondría la extinción de contratos de casi 258 trabajadores de esa factoría, el 72 por ciento de la plantilla.

Gómez, en representación del Grupo Parlamentario Socialista, se ha reunido en la Asamblea con representantes sindicales del sector, representantes sindicales de los trabajadores y representantes del Comité de Empresa para mostrar su apoyo a los trabajadores.

En la rueda de prensa posterior a la reunión ha exigido "que el Gobierno de la Comunidad de Madrid actúe, que se siente con la dirección y los trabajadores, que obligue a que se llegue a un acuerdo, a que no esté en riesgo una de las empresas más importantes que tienen ubicación en el Corredor del Henares, emblema de una política de industrialización que dio prosperidad y crecimiento no sólo al Corredor del Henares y Alcalá de Henares, sino al conjunto de la Comunidad".

Ésa es, a su juicio, "la obligación" del Gobierno regional, al que ha instado a hacer "como están haciendo otros gobiernos autonómicos, como la Junta de Andalucía, que sí está defendiendo a los trabajadores de Roca en Alcalá de Guadaíra (Sevilla)", donde la dirección quiere despedir a 228 trabajadores.

Por otro lado, ha destacado que la familia Roca ha conseguido crear un imperio a partir de una pequeña empresa familiar "con el esfuerzo de los trabajadores", a cuyo "merito, capacidad e implicación" ha atribuido la mejora de los procesos de producción, y "con los recursos públicos, subvenciones y ayudas públicas".

"Ahora, aprovechando la legislación que pone en funcionamiento el PP y que tiene implantación (la compañía) en muchas partes del mundo, ha decidido que la ambición puede más que su deuda con Alcalá de Henares y con los trabajadores", ha agregado.

En este sentido, ha asegurado que el ERE responde a la "ambición desmedida de una familia", ya que la empresa obtuvo 20 millones de beneficios en 2011, según ha apuntado, y que "es posible por la nueva legislación laboral que hay en nuestro país". "Si no se hubiese aprobado esa contrarrefoma laboral que ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy no sería posible que Roca se fuese, una empresa que tiene beneficios, es prácticamente obsceno", ha afirmado.

En la misma línea, Gómez ha dicho que la reforma laboral del Gobierno 'popular' "está al servicio de las grandes empresas para despedir trabajadores". Así ha dicho que este Gobierno, a través de la reforma laboral, "elevó a rango de ley el programa máximo de la patronal española, abrió la puerta a los despidos injustificados y a que la ambición desmedida de los grandes grupos empresariales no tuviese coto".

"ALFOMBRA ROJA A LOS EMPRESARIOS"

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa, Julio Mateo, ha instado al Gobierno regional a "exigirle a la familia Roca el mantenimiento de la actividad industrial en todas sus plantas", a lo que la compañía se comprometió en el año 2010. En este sentido, ha pedido al Gobierno que exija a la dirección de la empresa que cumpla "sus compromisos".

En la línea de Gómez, ha asegurado que la reforma laboral del Gobierno del PP ha puesto "una alfombra roja a los empresarios para desmantelar multinacionales con beneficios". A su juicio, con la legislación anterior la dirección "no se hubiera atrevido" a plantear el ERE, de hecho ha indicado que venía haciendo "todo lo contrario, se ha ido beneficiando de ayudas temporales".

El presidente del Comité de Empresa ha dicho que la negociación con la dirección terminó el pasado día 17, y que espera que tras la retirada del ERE por "defecto de forma", la empresa presente otro "con la misma intención".

Asimismo, ha apuntado que la empresa habla de un proceso de reorganización para que sus número sean más favorables, que a su juicio se trata de "deslocalizar producciones", dado que ya se ha ido parte de la producción a países como Portugal o Marruecos.

PSM y empleados de Roca piden a la Comunidad que actúe frente al ERE