<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 30.01.2023

Los sindicatos se plantan tras recibir la última llamada del Gobierno

Los líderes de CCOO y UGT se niegan a acudir a La Moncloa para hablar de los Presupuestos en una cita que el Ejecutivo de Zapatero pretendía celebrar este martes, a veinticuatro horas de la huelga general. La noticia, adelantada por nuevatribuna.es, ha sido confirmada por Cándido Méndez: “A buenas horas, mangas verdes”, ha dicho.
NUEVATRIBUNA.ES 27.09.2010

La Moncloa llamó hoy lunes a los secretarios generales de CCOO y UGT, José Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, para convocar una reunión en la que poder hablar de los Presupuestos Generales del Estado para 2011, cuyo anteproyecto de ley fue aprobado el viernes pasado por el Consejo de Ministros.

Según ha podido saber nuevatribuna.es, el Gobierno pretendía reunirse con ellos este martes, a veinticuatro horas de la huelga general, pero los líderes sindicales se han negado a celebrarla. Desde Pamplona, Méndez, que ha criticado el hecho de que no se les haya consultado lo que “no tiene precedentes”, confirmó dicha llamada que calificó de “precipitada” y aseguró: “a buenas horas, mangas verdes”.

La llamada ha provocado indignación en los dos principales sindicatos que han convocado el paro general en protesta por la reforma del mercado de trabajo y de las pensiones. “Han tenido la cara dura de llamar hoy para enseñarnos esto”, dicen fuentes consultadas.

Ya el viernes, se escucharon las primeras críticas a los Presupuestos que Comisiones Obreras calificó de “ineficaces” porque introducen recortes “indiscriminados” que repercutirán negativamente sobre la demanda agregada en un momento “muy delicado”, además de no favorecer la productividad del sector público y las necesarias inversiones productivas.

A los Presupuestos se refirió también Toxo para instar al Gobierno a enmendar la reforma laboral a través de las cuentas públicas durante su trámite parlamentario. En declaraciones a RNE, el secretario general de CCOO ha dicho que los PGE son “una gran oportunidad” para corregir los “estragos” de la reforma laboral. “Una ley se cambia con otra ley”, ha asegurado. A su juicio, la huelga también “tiene un carácter preventivo”, concretamente en materia de pensiones, ya que, según ha dicho, los sindicatos no van a aceptar que se reforme el sistema con un “trágala” del Gobierno que vulnere el Pacto de Toledo.

Por su parte, Méndez también ha criticado la prevista subida del IRPF para las rentas superiores a los 120.000 euros que ha calificado de “simbólica” y ha reclamado cambios en materia de política fiscal. En este sentido, ha defendido la adopción de medidas más contundentes contra el fraude fiscal y la recuperación del Impuesto de Patrimonio, que supondría para el Estado unos ingresos de unos 1.800 millones de euros anuales, con lo que se podría dejar sin efecto la congelación "injusta y antisocial" de las pensiones.

Los sindicatos se plantan tras recibir la última llamada del Gobierno
Comentarios