#TEMP
miércoles. 10.08.2022

Los barcos europeos se retiran de las aguas marroquíes

Los armadores piden a la CE ayudas por el cese del acuerdo, minetras que las cofradías de Las Palmas van a "la ruina" por no poder pescar en Marruecos.

La retirada de los barcos europeos de las aguas marroquíes se ha realizado hasta ahora "sin ningún incidente", cumpliendo la orden de Rabat tras quedar paralizado el acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea.

Se sobrentendía que el acuerdo sería prorrogado, lo que finalmente no sucedió por la oposición del Parlamento Europeo

Según dijeron fuentes comunitarias en Rabat, 56 barcos se encontraban ayer faenando en las aguas de este país, 51 de ellos españoles y tres portugueses, además de un lituano y un holandés.

A falta de información oficial marroquí al respecto, la delegación europea en Rabat "cree" que la retirada ya se ha completado, y la fuente añadió: "Hasta el momento, no tenemos constancia de ningún incidente".

Las autoridades marroquíes ordenaron la salida "antes de la medianoche" de los barcos que faenaban al amparo del acuerdo de pesca, que ayer fue suspendido por el Parlamento Europeo.

Ese acuerdo había expirado el pasado 28 de febrero, pero se había permitido que los barcos siguieran pescando pues se sobrentendía que el acuerdo sería prorrogado, lo que finalmente no sucedió por la oposición del Parlamento Europeo.

La suspensión del acuerdo se produce en un momento políticamente delicado, ya que se está formando un nuevo gobierno, y los responsables del anterior, aún en funciones, se han negado hasta el momento a hacer declaraciones, pese a ser un asunto de capital importancia política para el país.

Que "asuma sus responsabilidades" e impulse la firma de un nuevo convenio

Los armadores piden a la CE ayudas por el cese del acuerdo con Marruecos

Los armadores han pedido a la Comisión Europea (CE) ayudas para compensar a los barcos afectados por el fin del acuerdo con Marruecos y que "asuma sus responsabilidades" e impulse la firma de un nuevo convenio, según el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat.

Garat ha afirmado que los pescadores europeos se han dirigido a la comisaria europea del ramo, María Damanaki, para reclamar las dotaciones que prevé el Fondo Europeo de la Pesca cuando no se renueva un acuerdo.

Sin embargo, Garat, que también preside la organización europea de armadores Europesca, ha considerado que las ayudas no son una solución, porque su tramitación es larga y ahora mismo la situación es difícil para los barcos que han faenado en el caladero marroquí.

El responsable de Cepesca ha afirmado que, aunque evidentemente no guste la apelación de Marruecos a que la flota europea se vaya de sus aguas, "es una reacción lógica" después del "desaire" que ha supuesto el dictamen del Parlamento Europeo (PE) contra la prórroga del acuerdo, que hubiera durado hasta el 27 de febrero de 2012.

Ha apuntado que si Rabat no hubiera hecho este anuncio "hubiera habido poca diferencia", porque hoy lo hubiera hecho el Consejo de Ministros de Pesca de la UE, tras el voto negativo de la Eurocámara.

La comisaria Damanaki informará al Consejo de Pesca, en Bruselas, sobre la ruptura del convenio.

Garat ha afirmado que la actuación del PE ha generado "inseguridad jurídica", tanto para Marruecos como para el sector español, que había pagado ya los cánones y las licencias para los próximos meses.

Ha señalado que la comisaria europea debe trabajar por que se reanuden las discusiones pesqueras con el país magrebí, "pasar página" y propiciar que se suscriba un nuevo arreglo.

El convenio suspendido ofrecía 119 licencias a la flota comunitaria, un centenar eran para España, aunque en la actualidad se estaban utilizando 70 permisos, por parte de navíos de Andalucía (unos 43) y de Canarias.

Para Cepesca, los barcos perjudicados por el cese de la actividad de Marruecos, de modalidades artesanales, tienen una "difícil salida", ya que aunque algunos podrían ubicarse en aguas nacionales, en concreto en el Golfo de Cádiz, este caladero ya está sometido a planes de gestión y a limitaciones de actividad.

España ha sido el principal país beneficiado por el convenio, aunque otros 10 países tenían licencias pesqueras (Alemania, Lituania, Letonia, Polonia, Irlanda, Reino Unido, Portugal, Francia, Holanda e Italia).

Garat ha señalado que dentro del dictamen de la Eurocámara había una resolución a favor de negociar un nuevo acuerdo, con mejoras técnicas y donde se respete el Derecho internacional y favorezca a la población saharaui.

"Estamos a favor de esos términos, pero que se negocie", ha insistido.

En este sentido, ha apuntado que durante estos meses Damanaki no ha defendido lo suficiente el pacto y solamente al final pidió que se aprobara su prórroga.

En cuanto a la opción de formar sociedades mixtas (hispano-marroquíes), Garat ha indicado que no es realista ni viable, pues si bien hay empresas en Marruecos con capital español, sobre todo gallego, se dedican a los cefalópodos (pulpo y calamar), especies que escasean.

"No me gustaría verme en el pellejo de ningún armador de los que están ahora faenando en el banco" pesquero canario-sahariano "porque esto es inaguantable"

Las cofradías de Las Palmas van a "la ruina" por no poder pescar en Marruecos

Las cofradías de pescadores de Las Palmas han alertado de que la imposibilidad de seguir pescando en aguas de Marruecos les conduce a "la ruina".

Así lo ha manifestado el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Las Palmas, Gabriel Jiménez, quien ha estimado que la negativa del Parlamento Europeo a prorrogar el actual acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos puede llevar al paro a unas 380 personas, ya que cada barco de Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria que faena en esas aguas emplea a entre ocho y diez trabajadores.

En adelante, todos esos barcos no podrán pescar en Canarias, ya que faenaban en virtud del acuerdo con Marruecos, ha agregado.

Jiménez ha precisado que, según la información de que dispone, hasta ayer pescaban en aguas marroquíes una veintena de barcos neveros de Tenerife, entre 10 y 12 de Las Palmas de Gran Canaria y seis atuneros de Lanzarote.

El presidente de las cofradías de la provincia de Las Palmas ha subrayado que la finalización del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos afectará en mayor medida a los barcos neveros de Canarias, que son los que realizan pesca de cordel, anzuelo y nasas para abastecer fundamentalmente al mercado local de sama, cherne, mero abae o burro.

A su juicio, los atuneros "no van a salir tan perjudicados porque la zafra del atún está a punto de finalizar, aunque "si esto hubiera pasado el pasado mes de julio, hubiera sido la hecatombe para ellos", ha agregado.

Gabriel Jiménez ha subrayado que esta nueva coyuntura supondrá "la ruina total" para muchos armadores, ya que a la situación de crisis económica se unirá ahora "la falta de ayudas de la UE", lo que dificultará el pago de sus deudas y que puedan costear el mantenimiento que precisan los barcos aunque no salgan a faenar.

"No me gustaría verme en el pellejo de ningún armador de los que están ahora faenando en el banco" pesquero canario-sahariano "porque esto es inaguantable", ha referido.

Jiménez ha estimado que los barcos canarios que pescaban en aguas de Marruecos tardarán unos dos días y medio en llegar a sus respectivas bases y resaltó que otros que se pertrechaban para salir ayer "tuvieron que quedarse" tras conocerse, a mediodía, la decisión adoptada por el Parlamento Europeo.

Según Gabriel Jiménez, La situación "caótica" y de "penumbra" que habrán de enfrentar ahora estos armadores canarios no implicará riesgo alguno de desabastecimiento para el mercado local, ya que, en anteriores ocasiones en las que no se ha podido pescar en este banco, se ha surtido con las capturas de los pescadores que faenan en aguas de las Islas.

Los barcos europeos se retiran de las aguas marroquíes
Comentarios