jueves. 25.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS- 24.06.2009

La Junta General de Accionistas de Martinsa-Fadesa aprobó hoy una reducción del 38% de las retribuciones al presidente de la compañía, Fernando Martín, que tendrá efecto a partir del próximo 1 de julio.

Los accionistas del grupo inmobiliario, reunidos en La Coruña por primera vez desde que se declaró el concurso voluntario de acreedores en julio del pasado año, dieron el visto bueno a la medida, que se encuadra en el proceso de reestructuración de la compañía y de reducción de gastos. Martín destacó en su intervención el recorte en las retribuciones del consejo de administración, que situó en el 40% al cierre del presente ejercicio y con respecto al de 2008.

El presidente de Martinsa-Fadesa expuso ante los accionistas el plan de viabilidad de la empresa y explicó que cuenta con el respaldo del 54,7% de los acreedores a la propuesta de pago de deuda, pues a Caja Madrid y La Caixa se agregaron Banco Popular, Bancaja, Caixa Cataluña y Caixa Galicia.

Según indicó, la propuesta de convenio constituye un "compromiso claro" de la empresa para cumplir sus "obligaciones" y al mismo tiempo la permite desarrollar su actividad. Además, consideró "muy apreciables" las condiciones acordadas pues permite trasladar la mayor parte de los pagos a los últimos años (el 58% se abonará a partir de 2015).

En concreto, la propuesta de convenio de acreedores de Martinsa ofrece saldar su deuda íntegra (sin quita) pero durante un periodo de ocho años (entre 2010 y 2017, ambos inclusive).

CONCURSO DE ACREEDORES

En cuanto a la evolución del concurso de acreedores Martín evitó dar "estimaciones respecto a los plazos" para superar el proceso, si bien garantizó que trabaja para superarlo "cuanto antes". "Nos encontramos probablemente en la fase final", agregó ante los accionistas.

Fernando Martín recordó, dentro de los reajustes de la compañía, los dos expedientes de regulación de empleo (ERE) presentados, que afectaron a "un alto porcentaje de la plantilla". "Fue una decisión dolorosa pero inevitable para salvaguardar la continuidad de la compañía", defendió.

El presidente del grupo inmobiliario señaló que el ejercicio de 2008 estuvo "marcado" por el proceso de refinanciación de la deuda, durante el primer semestre, y el concurso de acreedores. "El objetivo de todas las medidas, dijo, fue "garantizar la continuidad del proyecto empresarial". Respecto a 2009, explicó que la actividad de Martinsa se ha centrado en la elaboración del plan de viabilidad, la generación de ingresos y la reestructuración de la compañía.

Además de la aprobación de las cuentas de 2008, la junta de Martinsa dio luz verde al nombramiento de cuatro sociedades como consejeras de la empresa.

Los representantes en el consejo de dichas sociedades serán el ex presidente de SOS Jesús Salazar Bello (que representará a su firma Task Arenal), José Manuel Serra Peris (Edaval Estructuras Deportivas), Rafael Bravo Caro (grupo empresarial de Antequera) y Antoni Martín Criado (Petraxarquía).

Los accionistas de Martinsa Fadesa bajan un 40% el sueldo de Fernando Martín