miércoles 20/10/21
ANALIZAN EL IMPACTO DE LA CRISIS ALEMANA DE LAS DIOXINAS

Los 27 debaten sobre las exigencias de la futura política agrícola común (PAC)

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea discutirán este lunes sobre las exigencias ecológicas de la nueva Política Agraria Común (PAC) más allá de 2013, año en que concluye su actual presupuesto y debe ser reformada

nuevatribuna.es | 24.01.2011

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea discutirán este lunes sobre las exigencias ecológicas de la nueva Política Agraria Común (PAC) más allá de 2013, año en que concluye su actual presupuesto y debe ser reformada, y darán su opinión sobre el giro 'verde' que Bruselas quiere dar a esta política para asegurar el desarrollo sostenible de los recursos naturales y promover medidas contra el cambio climático.

El pasado noviembre, la Comisión presentó sus primeras ideas para la reforma de la PAC que la UE debe negociar para su aplicación a partir de 2014 y apostó por un reparto "más equilibrado y justo" de las ayudas directas que reciben los agricultores --para no favorecer a los antiguos Estados miembros como España y Francia--. También abogó por premiar los esfuerzos que los productores hagan por proteger el medio ambiente.

España considera que aún es "muy temprano" para valorar el impacto que esta reforma puede tener en agricultores y ganaderos, ya que aún se están debatiendo los objetivos que debe primar la nueva PAC y Bruselas no ha presentado todavía ideas "concretas", explican fuentes diplomáticas. El comisario Dacian Ciolos quiso tranquilizar en noviembre a los productores españoles y aseguró que modificar el reparto de las ayudas no significaría pérdidas para "todos" los agricultores españoles.

Los ministros tuvieron la ocasión en diciembre de expresar sus primeras opiniones sobre el texto y ahora se centrarán en los aspectos más medioambientales y relacionados con el clima, a partir de un cuestionario de la presidencia húngara de la UE. La presidencia ve factible contar con unas conclusiones que resuman la posición de los 27 para el mes de marzo y que sirva de "orientación" para la propuesta legislativa que Bruselas quiere presentar en julio de este año.

La presidencia húngara, además, presentará su programa de trabajo para el semestre en el que junto a la política agraria pesarán los debates sobre nuevas medidas para el sector lácteo y el paquete para productos de calidad. Hungría, país que no tiene mar, contará con España para la preparación de los temas relacionados con la Pesca este semestre, incluida la reforma de la Política Pesquera Común (PCP).

A la reunión de este lunes en Bruselas asistirá la ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, acompañada por el consejero de Medio Rural de la Xunta, Samuel Juárez, en representación de todas las Comunidades Autónomas.

También participará a primera hora el comisario de Salud y Protección al Consumidor, John Dalli, para presentar a los ministros una comunicación sobre la salud de las abejas para alertar de la preocupante mortandad de la especie y estudiar si son necesarias medidas adicionales para su protección.

SECTOR PORCINO.

Los ministros europeos de Agricultura continuarán además el debate sobre las dificultades del sector porcino que inició Bélgica --bajo su presidencia europea-- en diciembre, cuando varias delegaciones pidieron a Bruselas medidas adicionales de apoyo y un grupo de alto nivel a imagen del creado para la leche que estudie los problemas concretos de la carne de cerdo. Fuentes europeas ven "muy probable" que algunos ministros retomen estas peticiones.

El incremento de los precios de los cereales y la inestabilidad en los mercados de materias primas, que repercute en la subida del coste de los piensos, "complica" la situación del sector, explican fuentes diplomáticas. Tampoco queda claro cuál será, si lo hay, el impacto de la crisis de la contaminación de por dioxinas que ha estallado en Alemania, según las fuentes.

La situación del porcino ha ganado actualidad después de que Alemania tuviera que clausurar centenares de granjas de aves y cerdos debido a la distribución de piensos contaminados con niveles de dioxina superiores a los permitidos en la UE. Los precios en Alemania han caído desde que comenzó el problema pero a nivel comunitario es prematuro para evaluar el impacto.

Bruselas insiste en que no hay un riesgo para la salud del consumidor, pero quiere que la industria estudie medidas para reforzar los controles y reducir los riesgos de mezclar grasas destinadas a la producción industrial con las destinadas a la alimentación animal. España, por el momento, no ha detectado contaminación en productos que hayan entrado en su territorio.

Alemania informará este lunes al resto de delegaciones sobre los últimos acontecimientos en la crisis y podría ser la ocasión para que debatan las medidas a nivel de la UE para mejorar la protección del consumidor en la cadena alimentaria.

Los 27 debaten sobre las exigencias de la futura política agrícola común...
Comentarios