<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 24.09.2022

Los 100 del Manifiesto insisten en el contrato único y en los despidos más baratos

Los expertos, muchos de ellos ligados a la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), creen que es muy importante que la reforma no se quede a medio camino para "restaurar la confianza de los mercados en el crecimiento futuro de la economía española.
NUEVATRIBUNA.ES - 8.6.2010

Los cien economistas que hace un año lanzaron un manifiesto a favor de una reforma laboral que estableciera un contrato único, tiran otra vez de recetario para avisar al Gobierno, una semana antes de que apruebe su 'decretazo' para agilizar el mercado de trabajo, de que "es esencial evitar la tentación de hacer otra vez más una reforma parcial, que defraude las expectativas y malgaste la oportunidad de adaptar nuestra regulación laboral al nuevo contexto socioeconómico".

Los economistas subrayan que es muy importante que la reforma no se quede a medio camino para "restaurar la confianza de los mercados en el crecimiento futuro de la economía española y para poder ofrecer oportunidades de empleo estable y de alta productividad a los trabajadores, hay que abordar una reforma decidida que modifique la regulación de la negociación colectiva y el sistema de contratos de trabajo". Asimismo, señalan que es urgente elevar la eficacia de las políticas activas de empleo, especialmente en el actual contexto de restricciones presupuestarias.

Los economistas insisten en la necesidad de terminar con la dualidad del mercado laboral con "la implantación de un contrato único con indemnización por despido creciente con la antigüedad, como defendimos en nuestra propuesta inicial". Por ello, creen "la extensión del contrato indefinido de fomento del empleo es una medida menos eficaz para eliminar la dualidad laboral". Este es el primer punto en el que chocan con la propuesta del Gobierno.

Además, creen que se debe poner en marcha "una nueva regulación de la negociación colectiva. Los convenios de ámbito superior a la empresa deben dejar de limitar las posibilidades de reorganización del trabajo entre sectores y en las empresas, a fin de elevar la productividad y evitar que las reducciones de plantilla constituyan la principal respuesta de las empresas a los cambios en sus condiciones económicas o tecnológicas".

Los 100 advierten de que dada la "delicada situación" presupuestaria, la reforma debe utilizar con "precaución extrema" el recurso a los fondos públicos para facilitar su implantación. En este sentido, apuntan que la idea del Gobierno de usar los recursos del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) para reducir el coste del despido a las empresas es una vía "costosa" y "potencialmente ineficaz".

En cuanto al coste de los despidos, plantean que debe garantizarse que los que se producen por causas objetivas "se conviertan en la norma en las rescisiones de contratos, introduciendo una nueva definición de las causas del despido objetivo más clara, que no genere incertidumbre". Del mismo modo, el grupo de economistas ve con buenos ojos que se reduzca la indemnización por despido disciplinario improcedente --45 días por año-- igualándola a la que en la actualidad establece el contrato de fomento para el despido objetivo improcedente --33 días---. "De lo contratio, existe el riesgo de que esta reforma quede desvirtuada en la práctica", añaden.

Entre los promotores del manifiesto se encuentran, Javier Andrés (Universidad de Valencia), Samuel Bentolila (CEMFI), Antonio Cabrales (Universidad Carlos III), Sara de la Rica (Universidad del País Vasco), Juan José Dolado (Universidad Carlos III) o Florentino Felgueroso (Universidad de Oviedo).

> PDF: Nota sobre la reforma laboral

Los 100 del Manifiesto insisten en el contrato único y en los despidos más...
Comentarios