sábado. 20.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES- 13.01.2010

Un pasito adelante y dos atrás, el PP va destapando la olla con sus recetas para salir de la crisis. El pasado domingo, el líder ‘popular’, Mariano Rajoy, declaró en El Mundo: “Soy partidario de un nuevo contrato que contemple una menor indemnización por despido, vinculado a una mayor estabilidad”. Hoy, el ministro Corbacho terció en la polémica al sostener que el origen de la crisis no es laboral. Para el titular de Trabajo, Rajoy debe aclarar si está a favor de abaratar el despido.

En su entrevista con El Mundo, el líder ‘popular’ se mostró además contrario a reducir los impuestos directos que pagan los ciudadanos a través del IRPF. A su entender, es necesario reducir el IVA, en contra de la opinión del Gobierno, que ha aprobado una subida de este impuesto que entrará en vigor el próximo verano.

La estrategia del PP, que el diputado socialista Francisco Fernández Marugán ha definido como "después de ganar, ya diremos lo que hay que hacer y con quien tenemos que hacerlo", pasa también por recortar el impuesto de sociedades en cinco puntos a las pymes, según dijo el domingo Rajoy.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, destacó hoy que el despido en España “ya es libre” pero que el Gobierno lo que no quiere es que es instaure el “despido libre barato” que es lo que “piden algunos”, dijo. En su opinión, Rajoy debería explicar si está a favor de abaratar el despido.

Respecto a las causas de la actual recesión, el ministro de alineó con las tesis que defienden los sindicatos, y que atribuye el origen de la crisis, no a la normativa laboral, sino a la contracción del consumo y el ajuste de la producción de las fábricas.

A pesar de ello, Corbacho reconoció la necesidad de hacer reformas porque la crisis “no es neutra” y cuando acabe habrá muchas cosas que cambiarán.

El PP OLVIDA SU PROPUESTA EN EL CONGRESO

La claridad de Rajoy se esfumó ayer en boca de Soraya Sáenz de Santamaría, la portavoz de los ‘populares’ que ayer llevó al Congreso un paquete de medidas de reactivación económica, agrupadas en una proposición no de ley.

La evidente necesidad de abaratar el despido que el domingo defendió Rajoy, se transmutó el martes en el más tibio “reducir la dualidad” del mercado de trabajo recogido en el paquete de medidas del PP. Según Sáenz de Santamaría, el PP persigue establecer fórmulas "que faciliten la contratación y no el abaratamiento del despido".

Para el portavoz ‘popular’ en el Congreso, Cristóbal Montoro, es imposible llegar a acuerdos con el Gobierno por estar "muy ideologizado". El PP defiende una reforma que siga el 'espíritu' de la del 97, que incentive la contratación indefinida y potencie las agencias de colocación privada o ETTs.

La cola del paro le suelta la lengua a Rajoy