jueves 22.08.2019
delitos fiscales descubiertos por la aeat cayeron un 57%

Gestha denuncia que más del 90% de la evasión fiscal no fue detectada por Hacienda en 2015

Los Técnicos consideran inaplazable reducir el fraude fiscal para no aumentar IRPF e IVA.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) señalan, al igual que los grupos políticos del Congreso, que España tiene dos opciones para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1% del PIB este año: o reducir significativamente el fraude o aumentar impuestos para ajustar el déficit en 16.000 millones y reducir la deuda pública, que alcanza 1,1 billones de euros -la más alta de la historia-, un reto que se ha marcado hoy el Ministro de Hacienda. En este sentido, el colectivo denuncia que más del 90% de la evasión fiscal no fue detectada en 2015.

Así, Gestha sale al paso de la comparecencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, este jueves en el Congreso de los Diputados para explicar las líneas generales del Ministerio en la próxima legislatura, e indican que España tiene margen para aumentar la recaudación tributaria hasta 75.500 millones para equiparar la presión fiscal en España del 34,6% del PIB en 2015, al 41,4% de la Eurozona, especialmente cuando en 2016 Montoro ha reconocido que la recaudación de impuestos y tasas gestionadas por la AEAT estará por debajo de la recaudación de 2007, 13.600 millones menos, según cálculos de Gestha, especialmente por el desplome continuado del Impuesto sobre Sociedades.

Recaudación impositiva gestionada por la AEAT (*)

Captura de pantalla 2017-01-12 a las 17.15.13
Fuente: informes de recaudación de la AEAT
(*)En millones de euros

En este sentido, los Técnicos de Hacienda consideran que es mejor recuperar ingresos evadidos que aumentar IRPF e IVA, como recomiendan las instituciones internacionales y las organizaciones empresariales, y aplauden el consenso de los grupos políticos, que han solicitado a Montoro aprobar un proyecto de ley contra el fraude, pues consideran desastrosa la lucha contra la evasión.

Así, los resultados logrados por la Agencia Tributaria (AEAT) apenas representaron el 8,47% de la evasión total estimada entre 2012 y 2015, una cifra que, si bien supone una mejora respecto al trienio anterior –cuando se alcanzó el 7,4% de la evasión-, deja al descubierto un enorme agujero en la administración tributaria por el que se escapa el fraude y un grado de ineficacia muy elevado. Incluso en el año 2015, cuando la AEAT alcanzó un récord en sus resultados de prevención y control del fraude tributario, el 90,35% de la evasión fiscal no fue detectada, según los cálculos de Gestha. En concreto, los Técnicos señalan que en el mejor de los años, la AEAT solo fue capaz de llegar al 9,65% de la evasión tributaria total que se cometió en España.

Evolución de los resultados de la AEAT en la lucha contra el fraude fiscal

Captura de pantalla 2017-01-12 a las 17.16.02
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de las memorias oficiales de la AEAT

Gestha destaca que, a pesar de que en 2015 se investigaron a más contribuyentes que en 2010, se descubrió una deuda defraudada menor, lo que redujo la cantidad media descubierta de impuestos defraudados por contribuyente de los 250.888 euros de 2010 a los 243.526 euros de media en 2015. Además, la evolución que ha seguido la deuda liquidada media en 2012, 2013 y 2014 demuestra que la AEAT centró la investigación en los contribuyentes de escasos recursos (pymes, autónomos y trabajadores), a los que se descubre un menor importe defraudado; mientras que la investigación sobre los grandes patrimonios y corporaciones –que a día de hoy suponen el 70% del fraude fiscal en España-, es decir, el fraude sofisticado, ha decaído.

Deuda media defraudada por los contribuyentes

Captura de pantalla 2017-01-12 a las 17.16.40
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de las memorias oficiales de la AEAT

Pero el dato más revelador para los Técnicos del fracaso de la lucha contra la evasión más sofisticada es que los delitos fiscales descubiertos por la AEAT cayeron un 57% en la última década. En 2015, la AEAT tramitó únicamente 341 denuncias por delito fiscal, frente a los 793 de 2005 y muy lejos del récord de 1.014 delitos fiscales denunciados en 2011.

Este desplome se debe, entre otras causas, a la limitación de las competencias de los técnicos para investigar estos delitos tras aprobarse una resolución interna de la AEAT por la que los técnicos dejaron de tener control sobre el expediente en los casos de especial dificultad “sobrevenida”, es decir, cuando se descubre una simulación, conflicto, fraude de ley o delito fiscal. En la práctica, esto supone que el expediente pasa a manos de un cargo superior que no conoce la investigación realizada hasta ese momento, con el consiguiente retraso de los procesos y el riego de prescripción de los expedientes. 

Evolución de las denuncias de la AEAT por delito fiscal

Captura de pantalla 2017-01-12 a las 17.17.10
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de las memorias oficiales de la AEAT

En opinión de Gestha, estos datos evidencian una vez más cómo la Agencia Tributaria, en lugar de centrar sus investigaciones contra el fraude más complejo y sofisticado, sigue optando por ir al fraude más fácil de detectar. Además, otro motivo de la falta de ambición de la dirección actual de la AEAT es que ordena realizar investigaciones parciales, es decir, investigaciones de un hecho o elemento concreto, por lo que es más difícil descubrir fraudes superiores a 120.000 euros, cantidad a partir de la cual se configura el delito fiscal.

Medidas para reducir el fraude

En este contexto, Gestha reitera la necesidad inaplazable de un plan de lucha contra el fraude fiscal realista y eficiente, con el que, según sus estimaciones, se podrían recaudar a medio plazo hasta 40.000 millones.

Entre las principales medidas que podrían lograr mitigar las cifras actuales de fraude y evasión, los Técnicos destacan tres: la reorganización del Ministerio de Hacienda, de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y de la Agencia Tributaria (AEAT) con estructuras más horizontales y capacidad de decisión más compartida, el aumento de las responsabilidades de la plantilla con exigencia de su cumplimiento, así como la dotación de más medios a la AEAT ya que actualmente solo tiene un empleado por cada 1.928 contribuyentes, frente a países como Francia, donde hay uno para menos de la mitad de ciudadanos (860).

Gestha denuncia que más del 90% de la evasión fiscal no fue detectada por Hacienda en 2015
Comentarios