<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022

El Gobierno sube impuestos y endurece sus previsiones

Subirá los impuestos del tabaco y los carburantes. El Ejecutivo prevé para este año una caída del PIB del 3,6% y del 0,3% en 2010. También contempla que el paro alcance el 19% el año que viene. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, asegura que estas previsiones son "realistas".
> Almunia reclama la reforma laboral
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 12.06.2009

El Gobierno empeoró hoy sus perspectivas sobre la estimación de crecimiento de los próximos años, y estimó una caída del 3,6% del PIB en 2009 y del 0,3% en 2010, al tiempo que la tasa de paro escalará hasta el 17,9% este año y al 18,9% el próximo. Así lo adelantó hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien aseguró, al término de la reunión del Consejo de Ministros, que estas previsiones son "realistas".

Para los años 2011 y 2012, las tasas de variación del PIB serán positivas, con crecimientos del 1,8% y del 2,7%, respectivamente. Estas previsiones, indicó Salgado, suponen una actualización del cuadro macroeconómico presentado en el Programa de Estabilidad del pasado mes de enero y tienen en cuenta las estimaciones anunciadas por los diferentes organismos internacionales y el empeoramiento de los indicadores económicos en el primer trimestre de 2009.

En su anterior estimación, el Gobierno calculaba que el PIB se contraería un 1,6% este año y que crecería un 1,2% en 2010 y un 2,6% en 2011. En cuanto a la tasa de paro, las previsiones del Ejecutivo apuntaban entonces a una tasa del 15,9% este año, del 15,7% en 2010 y del 14,9% en 2011.

TASA DE DESEMPLEO DEL 18,9%

Con las nuevas previsiones en la mano, la tasa de desempleo alcanzará su máximo en 2010, con un 18,9%, para después bajar al 18,4% en 2011 y al 17,1% en 2012. Salgado subrayó que, pese a que las estimaciones son peores a las realizadas hace seis meses, las nuevas cifras no indican "en absoluto" que España vaya a llegar a los 5 millones de parados.

"Cinco millones de parados sería el producto de 25 millones de personas de población activa, con una tasa de paro del 20%. Ni están los 25 millones ni está el 20%, por tanto no vamos a llegar, ni de lejos, a los cinco millones de desempleados. No hay nada en estas cifras que nos acerque a los cinco millones de desempleados", destacó la vicepresidenta económica.

En cuanto al empleo, las previsiones presentadas hoy por Salgado apuntan a que la creación de puestos de trabajo se contraerá un 0,6% este año, un 5,9% en 2009 y un 1,7% en 2010. A partir de 2011, el empleo retornaría a tasas positivas, con avances del 0,5% en 2011 y del 1,4% en 2012. El escenario es más negativo que el dibujado en enero pasado, cuando se estimaba que el empleo registraría tasas negativas durante los ejercicios 2008 y 2009, situación que ahora se extiende hasta, al menos, 2010.

INTENSA CAÍDA DEL CONSUMO Y LA INVERSIÓN EN 2009

La vicepresidenta económica explicó que en las previsiones de 2009 "han pesado mucho" los datos del primer trimestre del año, muy negativos tanto en términos de PIB (-3% en tasa interanual) como de tasa de paro (17,3% al finalizar marzo). Para el segundo trimestre de este año, Salgado prevé que una "desaceleración en la caída" del PIB, pero insistió en que la economía "no está, ni mucho menos, en cifras de crecimiento positivo".

Esta estimación de caída del PIB del 3,6%, superior a la prevista por Bruselas (-3,2%), se basa en un fuerte retroceso del consumo privado (-4,1%), frente al avance del 2,9% que experimentará el consumo de las administraciones públicas este año. En total, la demanda nacional se contraerá un 6% este año, caída que se verá compensada parcialmente por el sector exterior, que aportará 2,4 puntos a la evolución del PIB.

La inversión, por su parte, se reducirá un 14,1% este año, y las exportaciones e importaciones registrarán tasas negativas del 16,2% y del 20,5%, respectivamente.

SUBE EL IMPUESTO DEL TABACO Y LOS HIDROCARBUROS

El Consejo de Ministros también ha aprobado un real decreto que eleva los impuestos especiales del tabaco, por lo que la marca más vendida costará un 6,2% más, al pasar de 3,10 euros a 3,29 euros, y las de precio con mayor número de ventas en España subirán un 7,1%, hasta 2,84 euros desde los 2,65 euros anteriores.

El incremento de los impuestos especiales del tabaco tiene el doble objetivo de desincetivar su consumo para proteger la salud y reforzar el compromiso con la sostenibilidad de las cuentas públicas. La última modificación del impuesto mínimo del tabaco fue realizada en noviembre de 2006 en un escenario de guerra de precios desatada entre las principales marcas.

Salgado destacó que esta medida tendrá un efecto recaudatorio de 1.220 millones de euros anuales, de los que 634 millones corresponderán al Estado y el resto a las comunidades autónomas.

Además, el Ejecutivo dio luz verde a un incremento de 2,9 céntimos de euros por litro en el impuesto sobre hidrocarburos que se aplica tanto a la gasolina con o sin plomo como al gasóleo de automoción, lo que permitirá ingresar 1.097 millones de euros anuales.

La ministra de Economía explicó que el gasóleo profesional y agrario, así como el de calefacción o el destinado a usos industriales, no resultarán afectados por la medida. En todo caso, el incremento de la recaudación a través de esta medida contribuirá muy especialmente a hacer frente a los gastos derivados de la aplicación de la Ley de Dependencia, indicó el Ejecutivo.

El Gobierno sube impuestos y endurece sus previsiones
Comentarios