#TEMP
sábado 28/5/22

El Gobierno niega que el nuevo modelo beneficie a las comunidades más ricas

Zapatero urge a los presidentes autonómicos a sumarse al nuevo sistema que en todo caso el Gobierno va a aplicar si tiene la mayoría parlamentaria.
> Apoyo de ERC y críticas de CiU

Aguirre pide financiación para el bilingüismo madrileño
La Presidenta de la Comunidad de Madrid afirma “que no es momento de particularismos”, aunque no aclara si apoyará el nuevo modelo de financiación autonómica.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.07.2009

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cargó hoy contra la “estrategia incoherente” que, a su juicio, mantiene el Partido Popular en el tema de la financiación autonómica cuando faltan apenas dos días para que comience el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el foro donde las comunidades autónomas discutirán sobre el nuevo modelo. En todo caso, el Presidente anunció que el Gobierno aplicará el nuevo sistema si logra apoyos suficientes en el Congreso, algo que a Zapatero le parece “probable” tras el ‘sí’ esbozado por la izquierda catalana.

“Dentro del PP hay dos tesis: la de Montoro, que apuesta porque haya menos dinero para que no aumente el déficit, y la del presidente de Valencia y otros presidentes de comunidades del PP, que quieren más dinero. Dicen sí y no al mismo tiempo, deben aclararse", afirmó el líder socialista.

Zapatero ha insistido en que este modelo de financiación autonómica es "bueno" porque genera "cohesión social, al incrementar los recursos en Sanidad, Educación y Política Social, y cohesión territorial, ya que fomenta la integración, el equilibrio y la equidad entre las distintas comundiades, que se acercan a la media".

Mientras tanto el portavoz de Economía del Partido Popular, Cristobal Montoro, sostuvo hoy que el nuevo modelo beneficia a las regiones más ricas. A su juicio, lo que "subyace" es que el PSOE pretende "garantizar" la "estabilidad" del Gobierno, que depende a su vez de la estabilidad del tripartido catalán.

La "filosofía" del nuevo modelo de financiación autonómica consiste en dar "más a quienes más tienen" y supone un "retroceso en términos de solidaridad", reiteró el responsable económico del PP.

Para Montoro, aunque se aceptara la premisa de que todas las comunidades saldrán ganando, lo que habría que ver es "cuánto avanza" cada una de ellas, que es lo que el Gobierno ha sido "incapaz" de precisar. En cualquier caso, lo que el líder "popular" tiene claro es que "lo que van a ganar" todas las regiones son "deudas para el futuro" y "subidas de impuestos".

ZAPATERO DEFIENDE EL ACUERDO

Zapatero aseguró este lunes que el nuevo modelo de financiación autonómica "contará con la mayoría parlamentaria necesaria" para su aprobación. Acerca de si el acuerdo en torno a este nuevo modelo facilitará una mayor estabilidad parlamentaria, señaló que "habrá que verlo con el tiempo", pero resaltó que es "probable".

El presidente rechazó las críticas de Montoro respecto a las razones que han llevado a los socialistas a pactar el nuevo modelo con el tripartito catalán. En este sentido, destacó que el "único acuerdo" de financiación en la trayectoria democrática española que "consta que permitió a un presidente ser presidente del Gobierno fue el de José María Aznar" con el entonces presidente de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, los conocidos como Pactos del Majestic.

Agregó que entonces hubo un acuerdo de financiación "para obtener la investidura", y que es el "único" que consta en los "anales de la democracia" española. "Creo que soy fiel a los treinta años que hemos vivido en democracia. Es verdad que en aquella época, además, se leyeron titulares de que era un gran proceso de integración del centro derecha en España", expuso el presidente.

Además, Zapatero respondió a las críticas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, al explicar que "no tiene razón en lo que está diciendo" sobre la contabilización de la población. Según puntualizó, la población de Madrid y de todas las comunidades autónomas está "incluida" en un modelo que por primera vez se actualiza año a año, y que toma 2007 como base porque es el "año de la última liquidación".

A su juicio, el hecho de que las comunidades estén de acuerdo con el modelo es "bueno para la integración, estabilidad, el futuro, y el funcionamiento del sistema autonómico". "El modelo es muy bueno para Galicia, por cierto, y lo digo expresamente, porque se ha tenido en cuenta la dispersión poblacional, la densidad y recibe una parte por el bilingüismo. Llamo a la reflexión a algunos presidentes autonómicos para que se sumen a un modelo razonable que en todo caso el Gobierno va a aplicar si tiene la mayoría parlamentaria, como así espero", dijo.

“FONDOS CON NOMBRES Y APELLIDOS”

Por su parte, el portavoz del PP Cristóbal Montoro aseguró que el nuevo modelo de financiación autonómica debería asegurar a los ciudadanos el acceso a los servicios públicos esenciales, incluidas las prestaciones de la Ley de Dependencia, "en las mismas condiciones y con las mismas garantías" independientemente de la comunidad en la que residan.

Sin embargo, opinó que el modelo del Gobierno es "un retroceso en términos de solidaridad, no entre territorios, sino entre españoles" y recalcó que eso es "consecuencia de negociar políticamente con quien" se está negociando.

En este sentido, criticó que el Gobierno no ha tratado de negociar con el PP "ni una coma" del nuevo modelo territorial y señaló que eso es "muy grave" cuando se trata de garantizar el acceso de los ciudadanos a los servicios básicos.

"No es el momento de emitir más deuda e incrementar el déficit”, añadió Montoro. Del mismo modo, criticó que se está "improvisando", se va contra la concepción constitucional del estado de las autonomías y se presenta un modelo "más opaco que el anterior, que pretende ser más preciso a través de la implantación de más fondos que aportan más oscuridad y mucha menos claridad". Y según dijo, algunos de esos fondos "tienen nombres y apellidos" para dar recursos a algunas regiones a las que por el "modelo ordinario" no se les darían.

Respecto a la postura que adoptarán las comunidades del PP en la reunión del miércoles del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), no se quiso "anticipar" porque, según aclaró, a él le "corresponde" hacer un análisis global del modelo desde la perspectiva nacional y son las comunidades las que tienen que hacer sus estimaciones.

Por último, también lamentó el "olvido" de las corporaciones locales en el nuevo modelo de financiación autonómica, ya que para los ayuntamientos "no hay más dinero".

DISTRIBUCIÓN "DESIGUAL" DE LA POBLACIÓN

Por su parte, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, criticó este lunes el lenguaje "catastrofista" del responsable de política económica del PP, Cristóbal Montoro, quien afirmó que el presupuesto comprometido para el nuevo modelo de financiación ahondará el déficit del Estado y creará más paro. Además, avisó a las Comunidades del PP de que si no aceptan el modelo estarían "perjudicando" a sus ciudadanos.

Según Salgado, la población se ha distribuido de una manera "muy desigual" entre las comunidades autónomas por lo que "era injusto" no considerar los "miles" de habitantes más que "tiene una comunidad como Cataluña o Madrid" a la hora de distribuir la financiación. Dicho esto, Salgado recordó que "no es una cuestión de mayor déficit", sino de "mayor equidad" en la redistribución de recursos.

"Nuestro incremento de población, esos seis millones de personas, se han distribuido de una manera muy desigual por lo que la cantidad adicional tiene que ser desigual", afirmó para recordar que pese a ello se ha intentado "reducir a un tercio las diferencias entre las Comunidades".

En esta misma línea, la vicepresidenta argumentó que la aportación de los 11.000 millones de euros, junto con los recursos adicionales, tienen que distribuirse "fundamentalmente" por los "incrementos" de población aunque, afirmó, el Gobierno "está disposición" de las Comunidades para la posible redacción del documento.

DETERMINANTE CRITERIO DE POBLACIÓN

Por último, el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, aseguró hoy que si las comunidades autónomas gobernadas por el PP "pensaran más en los intereses de sus ciudadanos" que en los del líder "popular", Mariano Rajoy, deberían apoyar el nuevo modelo de financiación autonómica que defenderá el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebrará el próximo miércoles.

"No es verdad que el nuevo sistema favorezca a las comunidades autónomas más ricas y perjudique a las más pobres, sino que favorece a aquellas que más incremento de población han tenido", sostuvo el vicepresidente tercero del Gobierno.

Por su parte, el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, rechazó este lunes el "triunfalismo", pero afirmó que Cataluña contará con una financiación "que cumple con la máxima ambición del Estatut". Castells aseveró: "Nos ha costado mucho, poco triunfalismo". Con todo, habló de "gran acuerdo" y remachó: "Vamos a tener un magnífico sistema de financiación".

Sobre los detalles de la nueva financiación, recalcó: "Era necesario cambiar el modelo. Ahora tenemos un modelo como Dios manda; ahora no habrá que estar negociando el modelo cada cinco años, cada tres años, cada seis años. Habrá que actualizarlo, ponerlo al día, pero ha merecido la pena".

El Gobierno niega que el nuevo modelo beneficie a las comunidades más ricas
Comentarios