#TEMP
viernes. 01.07.2022

Díaz Ferrán se niega a irse y pide un 'decretazo' para la reforma laboral

Los empresarios están encantados con las medidas del Gobierno. Es más, animados por la deriva que ha tomado la política económica del Ejecutivo, piden que se cierre una reforma antes de finales de este mes, aunque no se alcance un acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.5.2010

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha dejado solos a los sindicatos. A su juicio, "el país no está para ningún tipo de huelga", sino para "sumar esfuerzos como una piña y buscar soluciones". "No creo oportuno (convocar una huelga) sino todo lo contrario", ha afirmado en rueda de prensa, tras la reunión mantenida a última hora de la tarde con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de la Moncloa para abordar las medidas de ajuste adicional del déficit, en la que también ha estado presente el presidente de Cepyme, Jesús Bárcenas.

Para Díaz Ferrán las medidas presentadas por el Gobierno son "positivas", pero incluyen algún aspecto preocupante y son insuficientes. Por un lado, los empresarios han criticado el recorte del gasto en inversión de más de 6.000 millones y han dicho que el ahorro puede llegar por otras vías. La propuesta más llamativa es la que se refiere a limitar la ayuda oficial al desarrollo, "que ha subido mucho en los últimos años," a 2.500 millones de euros en 2010 y 2011. Según Díaz Ferrán, "los inmigrantes ya están trasladando permanente parte de sus salarios" a esos países en vías de desarrollo, por lo que con la cifra que propone la patronal "España ya es suficientemente solidaria en estos momentos".

Asimismo, el patrón de patronos propone disminuir las subvenciones en servicios públicos para que los paguen quienes realmente los utilizan, externalizar la gestión de ciertos servicios públicos y aumentar el ahorro por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos, que, a su juicio, "es muy poco con relación a lo que deberían hacer".

Otra propuesta es que "las televisiones públicas emprendan el camino de la privatización" y, desde luego, rechaza la posibilidad de que se contemple una subida de impuestos. A partir de ahí, el líder de la patronal ha demandado nuevamente reformas estructurales, empezando por la del mercado de trabajo: "Llevamos suficiente tiempo negociando y las tres partes sabemos donde estamos cada uno. El tiempo no puede llegar más allá de finales de mayo". Aunque ha apostillado que los empresarios confían en una reforma consensuada, ha puntulizado que "si al final (antes de final de mes) no se llega a un acuerdo el Gobierno tendrá que gobernar".

Para Díaz Ferrán, los nuevos recortes "no tienen por qué poner patas arriba el diálogo social, sino todo lo contrario". "Deben suponer un impuso mayor para que aceleremos las negociaciones para llegar a un acuerdo".

Por su parte, Bárcenas ha asegurado que el planteamiento de la patronal de las PYMES "es el mismo que el de CEOE" y se ha mostrado satisfecho por que el Gobierno no haya modificado los créditos directos del ICO a las pymes. Además, ha explicado que durante la reunión había puesto sobre la mesa "lo problemático" que sería incrementar los impuestos indirectos.

Por cierto que Gerardo Díaz Ferrán ha dejado claro que no piensa dimitir como presidente de la CEOE, pese a las voces que desde dentro de la organización le pidieron durante la última Junta Directiva que solucione cuanto antes los problemas financieros que atraviesan sus empresas para que no afecten a la imagen de la Confederación. "No ha habido nadie que haya pedido mi dimisión dentro de la CEOE", ha asegurado añadiendo que sólo "dos o tres personas" le han llegado a pedir explicaciones sobre los problemas que tiene "en alguna empresa" en la que participa porque estas empresas no son enteramente de su propiedad. En cualquier caso, ha sido contundente: "Yo desde luego no voy a dimitir".

Díaz Ferrán se niega a irse y pide un 'decretazo' para la reforma laboral
Comentarios