#TEMP
lunes. 08.08.2022

Datos EPA: Valoración CCOO

Los datos de la EPA confirman que las reformas del Gobierno sólo sirven para prolongar la situación de crisis y recesión, y provocan más paro. Para recuperar la actividad económica CCOO propone acabar con el fraude fiscal y la economía sumergida, reforzar el control público sobre el sistema financiero, estimular el cambio del modelo productivo contando con el papel de la industria, la educación, la formación la I+D+i, la política energética y la sostenibilidad medioambiental.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2012 el número de personas paradas se sitúa en 5.693.100, con 53.500 parados más que en el primer trimestre del año y 859.400 más que en 2011. Ni siquiera la temporada estival ha conseguido frenar el incremento del desempleo.

La tasa de paro se sitúa en el 24,63% con un incremento de 0,19 puntos porcentuales respecto al anterior trimestre y los parados de larga duración representan el 43,7 % del total de parados.

Todo el incremento del paro se concentra en los hombres con 70.000 parados más mientras que el número de desempleadas desciende en 16.400. Anualmente las cifras de paro se incrementan en ambos casos. Por edades, entre los menores de 25 años hay 35.700 nuevos desempleados alcanzando una tasa de paro del 53,27%. El 66,7% de los nuevos desempleados tienen menos de 25 años.

El número de ocupados desciende trimestral (-15.900) y anualmente (-885.800). La destrucción de empleo respecto al anterior trimestre se centra exclusivamente en los hombres con 30.600 ocupados menos; el número de mujeres ocupadas se incrementa en 14.600. Anualmente la reducción de puestos de trabajo afecta tanto a los hombres (-570.100) como a las mujeres (-315.700). Asimismo, el número de ocupados desciende trimestralmente tanto entre los trabajadores por cuenta propia (-2.600) como entre la población asalariada (-13.900).

La mayor parte del empleo creado se sitúa en servicios, con 42.800 nuevos ocupados y construcción con 6.200 más. Mientras disminuye en industria (-21.000) y agricultura (-44.000).

Trimestralmente crecen los asalariados con contrato indefinido y disminuyen los que tienen contrato temporal, así la tasa de temporalidad desciende ligeramente pasando del 23,76% al 23,66%. Con respecto al año anterior la tasa de temporalidad baja 1,84 puntos porcentuales, dado que aunque descienden tanto los asalariados con contrato indefinido como temporal, el descenso es mayor entre estos últimos. Disminuye el número de hogares con todos sus miembros ocupados mientras se incrementan los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro. Este incremento es especialmente significativo respecto al año 2011 con 370.100 hogares más con todos sus miembros sin empleo.

CCOO considera alarmante el crecimiento del paro un trimestre más y la continua destrucción de puestos de trabajo. Si además tenemos en cuenta los 583.100 hogares sin ningún tipo de ingreso, el descenso continuo de la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo y las nuevas medidas del Gobierno, que afectan a desempleados, al personal del sector público, una vez más, y a la mayoría de la ciudadanía, la situación es aún más grave. Las continuas reformas sólo sirven para prolongar la situación de crisis y la recesión y para provocar más paro, empobrecer a la sociedad, empeorar las condiciones laborales y el desmantelamiento del estado social y de derecho.

El Gobierno está aplicando una política ineficaz e injusta que, sin embargo, no afecta a las rentas más altas y a las grandes corporaciones empresariales. Pese a la existencia de alternativas y propuestas, el Gobierno parece empecinado en profundizar el camino emprendido, haciendo recaer todo el ajuste de sus medidas en tres grandes colectivos, los asalariados, los pensionistas y las personas desempleadas.

CCOO desde el inicio de la crisis ha presentando al Gobierno sus propuestas y su disposición a colaborar, aunque el Gobierno hace oídos sordos. Propuestas que sostienen que es necesario recuperar la actividad económica y para ello hay que acabar con el fraude fiscal y la economía sumergida. Hay que reforzar el control público sobre el sistema financiero. Hay que estimular el cambio del modelo productivo contando con el papel de la industria, la educación, la formación la I+D+i, la política energética y la sostenibilidad medioambiental.

Es necesario y un sector público bien gestionado y eficiente en sectores estratégicos como la banca, la energía o el transporte. También hay que restablecer las redes de protección y los servicios públicos, que tan duramente han sido atacados por el Gobierno, como pilares del estado de bienestar con su política de recortes, y contra la que va a haber movilizaciones de los sindicatos, de las organizaciones sociales y del conjunto de la sociedad a lo largo de agosto y septiembre.

Datos EPA: Valoración CCOO
Comentarios