#TEMP
lunes. 08.08.2022

Cristóbal Montoro acusa a MAFO de bloquear las cañerías del crédito

Según el responsable de Economía del PP, el Gobierno y el Banco de España están “arrastrando los pies” en el proceso de reforma del sistema financiero. A su juicio, además, Zapatero mantiene ocultas nuevas subidas de impuestos.
NUEVATRIBUNA.ES / LUIS MARTÍNEZ - 08.10.2009

Cristóbal Montoro acusó hoy al Banco de España de impedir que vuelva a fluir el crédito hacia la economía real a causa de la ineficacia de la reforma del sistema financiero aprobada por el Gobierno, que debería hacerse hacerse “desde arriba”, en su opinión, sin contar con las comunidades autónomas, una vez que ha quedado demostrado que una reforma “por las buenas es imposible”.

Por otra parte, el responsable de Economía del PP acusó asimismo al Gobierno Zapatero de reservarse “otra subida de impuestos” que a su juicio tendrá lugar en el trascurso de la negociación que el Gobierno lleva a cabo actualmente con los grupos de la izquierda en el Congreso con relación a los Presupuestos del año próximo, unos Presupuestos que Montoro tildó de “horrorosos”. Así, en su opinión, el Ejecutivo anunciará nuevas subidas de impuestos -además de la ya anunciada del IVA y de las rentas del capital- tras el paso de las cuentas públicas por el Congreso.

En este sentido, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, afirmó ayer que el reajuste del sistema impositivo “empieza” con las anunciadas subidas del IVA y de las rentas del capital.

En su intervención en un encuentro informativo organizado por Cinco Días, Montoro contrapuso las iniciativas del Partido Popular–que han presentado “por escrito”, recalcó- a las iniciativas llevadas a cabo por un Gobierno que, en su opinión, ha hecho “al revés” el ajuste requerido por la economía. Así, en opinión de Montoro, “seguiremos en crisis aunque no tengamos recesión”, vaticinó.

Para el responsable ‘popular’ de Economía, España se encuentra en este momento ajustando una burbuja “financiera” y no inmobiliaria, según sostienen otras voces. Para Montoro, si el Gobierno hubiera aceptado este análisis “hace un año y medio”, no se habría producido un ajuste tan duro en el empleo. En su opinión, “en España estamos cambiando la deuda externa por deuda pública”, una política “inútil”, según señaló.

A continuación, el dirigente del PP pasó a criticar algunas medidas del Gobierno socialista, entre ellas el fondo local y otras medidas de estímulo fiscal. “¿De qué sirve el llamado impulso fiscal?”, se preguntó, en un tono jovial que el responsable del PP mantuvo a lo largo de toda la intervención, hasta llegar al momento de referirse al caso ‘Gürtel’, la presunta trama de corrupción en torno al PP, y que Montoro saldó con la afirmación de que “en todas partes hay chorizos”, sin ahorrar críticas hacia las filtraciones en este sentido.

De vuelta al tema económico, Montoro abogó por realizar “gastos productivos”, en lugar de “ensanchar aceras”, dijo en alusión al plan local impulsado por el Gobierno y cuya inversión, cifrada en 8.000 millones de euros, apenas ha servido para “generar confianza”.

En lugar de crear puestos de trabajo “temporales”, continuó, el Gobierno debería dedicarse a promover el ahorro “a muy largo plazo”, impulsar la inversión en innovación de las empresas y llevar a cabo una reforma laboral, que no implique abaratar el despido, dijo.

Según Montoro, el Gobierno se encuentra “en su salsa” con unas ideas que pertenecen al socialismo de “los años 80” y que consisten a su entender en intentar hacer creer a los ciudadanos que “para ser suecos” basta con subir el IVA y otros impuestos, y “olvidarse de la deuda”.

Por otro lado, el ex ministro de Hacienda criticó la relación mantenida entre el Gobierno y los sindicatos. En concreto, se permitió dudar del acuerdo recién firmado en la Función Pública, que incluye una subida salarial del 0,3 por ciento -“eso no es congelación”, añadió- con una revisión final del poder adquisitivo en 2012, -“qué casualidad, un año de elecciones”, ironizó.

Según Montoro, el Gobierno debe cambiar “cuanto antes” el enfoque de su política económica lastrada en su opinión por “el paro y el déficit”. En este sentido, el Ejecutivo debería elaborar un plan de austeridad del gasto público; bajar impuestos “selectivamente” – “a los emprendedores, que son quienes nos van a sacar de esta crisis”, añadió-; rebajar el impuesto de sociedades a las empresas; y aumentar la deducción por vivienda en el Impuesto sobre la Renta–que el Gobierno suprimirá parcialmente en 2011- en especial a las familias más endeudadas -los jóvenes.

Asimismo, el responsable de Economía del PP defendió la supresión de la vicepresidencia tercera que ocupa Manuel Chaves, así como la de otros ministerios como el de Igualdad y Vivienda.

REFORMA LABORAL

Tras insistir en la necesidad de estimular la competencia en distintos sectores de la economía española –energía, comunicaciones y transportes-, Montoro defendió la necesidad de una reforma del mercado laboral, en línea con “la del 97”, dijo .

Además, en materia de negociación colectiva, Montoro abogó por ligar la evolución de los salarios a la productividad y no en función de una inflación “que no existe”, dijo.

“Nadie está proponiendo abaratar el despido”, detalló el líder ‘popular’. Un posible abaratamiento del despido generaría tal desconfianza que se dispararía aún más el ahorro de las familias, señaló. “Esa es una vía imposible”.

En su lugar, abogó por buscar el consenso entre los agentes sociales –sindicatos y empresarios- para crear “nuevos contratos” que contemplen bonificaciones en las cuotas que pagan las empresas a la Seguridad Social, sin perder de vista la lucha contra el absentismo y la promoción del trabajo entre los jóvenes -“vuelven a ser los paganos de la crisis”, aseveró.

Por último, en materia de energía, condicionó cualquier apoyo del Partido Popular a que el Gobierno cancele el cierre previsto de la central nuclear de Garoña.

Respecto al caso ‘Gürtel’, el responsable del PP admitió que “hay unos cuantos chorizos” –como “en todas las casas”, dijo, tras indicar que “alguien está filtrando” la información sobre este caso y midiendo los tiempos, siempre en beneficio de los intereses del Partido Socialista. “Alguien está dirigiendo esto”, recalcó, tras señalar la desconfianza que en el PP genera el pasado político del actual ministro de Interior, Alfredo Rubalcaba.

Cristóbal Montoro acusa a MAFO de bloquear las cañerías del crédito
Comentarios