#TEMP
jueves. 18.08.2022

Corbacho: "Todos dejarán algo en el camino"

El ministro de Trabajo pide un esfuerzo a patronal y sindicatos para alcanzar "una síntesis" que permita a la economía salir de la crisis.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 08.09.2009

"Hago una llamada a sindicatos y patronal para que todos hagamos un esfuerzo", dijo hoy Celestino Corbacho, en una entrevista a la Cadena Ser concedida por el Ministro de Trabajo, quien planteó además una revisión de las bonificaciones a la contratación para poder dedicar ese gasto de 2.800 millones de euros al año a “algo más productivo”.

Corbacho ha pedido un esfuerzo a patronal y sindicatos para reconducir el diálogo social. "En el camino todos tendremos que dejar algo. No se sale de esta crisis sin esfuerzos", indicó. Por ello, advierte de que "todos tendremos que dejar algo en beneficio de una síntesis, un consenso, una concertación, de un acuerdo, que nos haga más fuertes".

El ministro de Trabajo explicó hoy que las bonificaciones a la contratación cuestan 2.800 millones de euros cada año, por lo que planteó una revisión de estas iniciativas para dedicar los fondos a "algo más productivo".

En este sentido, Corbacho señaló que los objetivos iniciales de las bonificaciones eran mejorar la calidad del empleo y favorecer a determinados colectivos, pero éstas se han "universalizado" y algunos expertos sostienen que han perdido "su razón de ser y eficacia".

El ministerio ya encargó un informe a la Universidad de Alcalá de Henares, que no es de carácter vinculante, en el que se manifiesta que el efecto de las bonificaciones es prácticamente nulo y no hacen que las empresas suscriban más contratos.

PATRONAL “POCO IMAGINATIVA”, SEGÚN CCOO

Ayer, la patronal CEOE abogó por flexibilizar el mercado laboral con más contratos parciales, un contrato fijo discontinuo y con un nuevo contrato temporal de hasta tres años, de características similares al del "antiguo de fomento del empleo".

Así figura en el Plan de Competitividad Industrial que presentó el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y en el que la patronal también aconseja ampliar la vida de las centrales nucleares y establecer rutas especiales para el tráfico de vehículos pesados.


Por su parte, Comisiones Obreras criticó a la CEOE por ser "poco imaginativa" con sus propuestas laborales y por hacérselas llegar sólo al Gobierno en lugar de al conjunto de los agentes sociales.

El plan de competitividad industrial que ha elaborado la organización y en el que propone, entre otras cuestiones, que se impulse la contratación a tiempo parcial y el contrato fijo de carácter discontinuo, con una regulación "flexible y sencilla".

El secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, lamentó que parezca ya "un hábito" que la patronal presente sus propuestas directamente al Gobierno pero no se las haga llegar a los sindicatos, sobre todo cuando se trata de un tema tan importante como el de la contratación.

Además, Lezcano tildó de "poco imaginativa" a la CEOE, por incluir entre sus propuestas la de un contrato temporal "del estilo al antiguo fomento del empleo" de hasta tres años de duración.

A este respecto, recordó que el contrato de fomento del empleo, incluido en la reforma laboral pactada entre el Gobierno y los agentes sociales en 1997, era indefinido y no temporal, aunque su coste de despido era más barato que el habitual, de 33 días frente a 45.

Si lo que quiere la patronal es abordar el tema de la temporalidad debe tenerlo en cuenta desde un punto de vista "global" y reconociendo que el problema está en el "uso injustificado" de dicha temporalidad.

"Se utiliza la contratación temporal para cubrir puestos de trabajo con carácter estable", denunció el dirigente de CCOO.

MAYOR FLEXIBILIDAD

En plan de competitividad, la patronal considera "particularmente necesario" incentivar las contrataciones parciales y aumentar las bonificaciones a las empresas, para aumentar el empleo.

Asegura que así habría una "mejor adaptación de la jornada laboral", las empresas tendrían "mayor flexibilidad" y los trabajadores "más estabilidad".

También apuesta por un contrato temporal de mayor duración que los actuales, que fuera "ligado a la vida media del producto y a la de los ciclos económicos", y por potenciar un contrato fijo "de carácter discontinuo", con una regulación "flexible y sencilla".

Asimismo, la patronal insiste en que se suprima la autorización administrativa en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y sea un procedimiento reglado de negociación y consulta entre empresas y trabajadores.

Demanda la movilidad, tanto en el puesto de trabajo dentro de la empresa como geográfica, dentro del territorio nacional, y pide el aplazamiento de las cotizaciones sociales de las empresas que lo soliciten, así como de las retenciones por IRPF.

Corbacho: "Todos dejarán algo en el camino"
Comentarios