lunes. 22.07.2024

Cándido Méndez: "Los anuncios del presidente no contribuyen a generar confianza"

El secretario general de UGT ha sido muy crítico con el estilo de improvisación que caracteriza a la adopción de medidas de calado por parte del Gobierno. No le ha gustado la forma en la que Zapatero anunció el miércoles una subida de los impuestos.
> "No me quiero imaginar" que no se prorroguen los 420€
NUEVATRIBUNA.ES - 20.5.201

Cándido Méndez se ha referido al último anuncio del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre una subida de impuestos para lamentar que lo hiciera "sin decir cómo, cuándo, ni cuánto en un tema de gran envergadura no contribuye a reforzar la línea de confianza que debe transmitir el presidente del Gobierno". A su juicio, realizar meros anuncios sin concretar los detalles de las medidas generan confusión cuando lo que se necesita es confianza, por lo que ha pedido al presidente que reflexione al respecto.

En una entrevista en la Cadena Ser, se le ha planteado la misma pregunta que el pasado fin de semana se le hizo a Jordi Pujol sobre si Zapatero es de fiar. La respuesta del político catalán fue "No", mientras que Méndez ha contestado: "Mantengo la fiabilidad en el presidente del Gobierno, pero creo que las decisiones que toma y cómo las toma pone en jaque su credibilidad ante la opinión pública". El secretario general de UGT ha recordado que su organización es partidaria de una reforma fiscal en profundidad, pero "con todas las cartas sobre la mesa".

En cuanto a qué es lo que considera peor del paquete de medidas que el Gobierno va a aprobar hoy, que incluye el recorte de un 5% de media de las retribuciones de los funcionarios públicos, ha sido tajante: "La escalofriante falta de equidad que demuestra". Méndez también ha asegurado que la decisión de los sindicatos de recurrir ante el juez la bajada salarial de los funcionarios tiene un fundamento muy sólido, porque afecta a los derechos consolidados de los trabajadores, lo que "puede abrir una sentencia favorable".

Para el líder de UGT, las medidas de Zapatero se cobran dos víctimas: el diálogo social -en cuanto a la retribución de los empleados públicos- y el diálogo parlamentario, ya que "se pone patas arriba el Pacto de Toledo". "En el contenido material -proseguía Méndez-, creo que no hay nada que se salve de este paquete, hace gravitar el ajuste sobre los pensionistas, los dependientes, los empleados públicos (...), que son los que en una situación de recesión contribuyen a mantener la cohesión social.

Sobre la reforma laboral, Méndez ha destacado que los sindicatos trabajan con la patronal para que a finales de la semana que viene el asunto esté resuelto "en lo sustancial", si bien ha resaltado que las medidas y las declaraciones del Gobierno no ayudan. A la pregunta de qué están dispuestos a aceptar desde UGT en la negociación, Cándido Méndez ha reconocido que podrían contemplar "el simulacro de modelo austriaco", una fórmula en la que "en vez de darle tantas bonificaciones a las empresas, esos recursos del erario público se incorporen para financiar parte del despido y que el empleado disponga de tutela judicial, disponga de su indemnización íntegra y el empresario tenga un cierto alivio en esas cargas". También se ha mostrado dispuesto a aceptar una reforma para mejorar la contratación indefinida y la situación de los jóvenes o el paro de larga duración. Y ha añadido una advertencia: Si lo que se pretende, ante la imposibilidad de devaluación de la moneda, es devaluar el factor trabajo, "a nosotros nos encontrarán de frente".

Cándido Méndez: "Los anuncios del presidente no contribuyen a generar confianza"