<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 29.05.2023

Bendiciones oficiales para la fusión entre Ibercaja y Caja Castilla-La Mancha

Los consejeros de Economía de los gobiernos aragonés y castellano manchego niegan tener conocimiento de que esté en marcha la operación pero añaden que no la verían con malos ojos.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 10.2.2009

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, dijo el lunes que el Ejecutivo regional no se negaría a que una caja de ahorros aragonesa se fusionara con una entidad de otra comunidad. Larraz hizo esta consideración al responder a una pregunta sobre qué postura mantendría el Gobierno regional si alguna de las cajas del territorio mostrara su interés por integrarse con otras de comunidades diferentes. La pregunta era la consecuencia de que se hubieran disparado los rumores, en los últimos días, sobre una posible fusión entre Ibercaja y Caja Castilla-La Mancha (CCM).

El consejero explicó que “si hubiera dos entidades financieras que tuvieran la intención o creyeran que fusionándose pueden mejorar sus expectativas de futuro habría que analizar la operación”. Larraz recordó que Ibercaja es una caja “solvente y fuerte” y dijo que “si tuviera intención o alguien contactara con ellos (para una posible fusión), el Gobierno regional lo analizaría y daría su opinión. Pero la comunidad autónoma -añadió- no se niega absolutamente a nada”. No obstante, apuntó que sería una cuestión que tendría que “analizar y trabajar” la propia entidad.

Poco después de que Larranz hiciera estas declaraciones, la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda de Castilla-La Mancha, María Luisa Aráujo, afirmaba que a este Gobierno no le consta que esté abierto ningún proceso de integración o de fusión de Caja Castilla-La Mancha (CCM) con Ibercaja, "pero si se abriera, lo estudiaríamos con mucho afecto".

Coincidiendo con Larranz, Araújo consideró que "lo que queremos los responsables económicos de los distintos territorios es tener entidades financieras que sean sólidas, que estén fuertes y que sean capaces de dar respuesta a las necesidades de nuestras empresas y ciudadanos". Además, dijo que “en una crisis como la actual, que ha nacido en el sistema financiero, va a haber que reforzar a nuestras entidades financieras", por lo que "un proceso de integración, de suma, bien llevado siempre será valorado por el Gobierno de Castilla-La Mancha".

Y apostilló que a la Junta no le consta que esté abierto ningún proceso de integración o fusión con Ibercaja pero si se abriera "lo estudiaríamos con mucho afecto, ya que estamos hablando de una entidad bien conocida en la región, muy en particular en la provincia de Guadalajara, y que se ha caracterizado por su buen hacer y por su compromiso con nuestra tierra".

Ambas partes descartaron el riesgo de injerencia política en un eventual proceso de fusión. Concretamente, Alberto Larraz recordó que Aragón “siempre ha respetado la autonomía de las cajas. Nunca hemos intervenido en temas técnicos, en aquellos aspectos que van más allá del estricto cumplimiento de la normativa que regula la relación entre la comunidad y las cajas. Nunca hemos sobrepasado ni un milímetro esa línea; la relación ha sido absolutamente respetuosa”.

La opinión de los expertos

Sobre los procesos de fusión entre las cajas se pronunciaron también los catedráticos de la Universidad de Zaragoza, Vicente Condor y José María Serrano, durante el acto de presentación de la IV edición de las Jornadas sobre la singularidad de las cajas de ahorro que se celebran entre el miércoles y el jueves en Zaragoza Condor, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Zaragoza, recordó que actualmente existen en España 45 cajas “y son muchas”, por lo que reconoció que “a lo mejor” en un futuro próximo “veremos fusiones”, porque insistió en que los resultados de una entidad financiera se mantienen con los márgenes o el volumen y, en estos momentos de estrecho margen, quizás haya quien tenga que apostar por aumentar su dimensión para sobrevivir.

De cualquier modo, Condor insistió en que “cualquier proceso de fusión tiene que ser eficiente desde el punto de vista económico” e insistió en que si se quiere preservar el modelo de cajas de ahorros “que tan eficientemente ha funcionado” hay que respetar uno de los objetivos fundacionales de estas entidades, que no es otro que su arraigo al territorio en el que nacieron. “Si no se respeta y conserva este principio, desaparecerán como tales”, insistió el catedrático.

José María Serrano, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza y director de Fundear, auguró que en todo este proceso de fusiones “yo veo más probable” dijo-, que sean cinco las cajas que desaparezcan, que cinco las que queden. Y, en cualquier caso, Serrano insistió en que desde su perspectiva, como economista aragonés, “me parece importante que las dos cajas aragonesa, al menos una de ellas, aparezca en las quinielas como probable compradora y no como candidata a ser absorbida. Me preocuparía más que los rumores apuntaran en la dirección contraria”. En su opinión, esta situación es una garantía de la solvencia y eficiencia de las dos cajas de ahorros aragonesas.

Bendiciones oficiales para la fusión entre Ibercaja y Caja Castilla-La Mancha
Comentarios