PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA 2018

El PP elimina la aportación del Estado al empleo

Año tras año, el PP ha ido recortando el gasto destinado a políticas de empleo hasta alcanzar presupuesto cero en 2018.

El Servicio Público de Empleo Estatal, el SEPE, durante toda la crisis se ha financiado por un lado con cotizaciones, a desempleo, formación profesional y cese de actividad, y, por otro, con las aportaciones del Estado.

En 2011 el gasto por persona parada fue de 7.978 euros, de los que 3.395 procedían del Estado, del conjunto de impuesto, y 4.583 euros de cotizaciones a desempleo, a formación o por cese de actividad. Es decir, el Estado aportaba dos de cada cinco euros que se gastaban en políticas de empleo.

Esa cantidad, año tras año, ha sido recortada por el PP hasta que por fin lo logró: en 2018 el Estado no aporta nada para políticas de empleo. En problema del empleo no es un problema de Estado. El grado de importancia de los objetivos políticos se conoce por su traducción a objetivos presupuestarios. La importancia para el PP es cero, como su aportación.

INGRESOS DEL SEPE POR ORIGEN

cuadro PGE empleo

FUENTE: Presupuesto de ingresos de cada año. Datos en millones de euros y personas paradas en miles

El señor Montoro justifica el recorte de los presupuestos del SEPE diciendo que ha disminuido mucho el número de personas en paro. El paro ha disminuido un 15,7%. Los fondos para el empleo un 37,8%. Esa disminución exclusivamente se produce por la eliminación de la aportación de los fondos que aportaba el Estado

Los ingresos por cotizaciones a desempleo son 20.471 millones de euros mientras que los fondos que se destinan a prestaciones para las personas paradas son 17.411 millones; es decir, hay 3.060 millones de euros que, procediendo de cuotas de desempleo, no se destinan a ese fin. Si incluimos los costes de gestión de prestaciones, la diferencia es de 2.769 millones de euros. Aparentemente esos fondos son utilizados en el resto de programas.

En 2017 el porcentaje de personas paradas que han percibido alguna prestación ha sido del 27,9%. Casi tres de cada cuatro personas paradas no han estado protegidas en 2017; ha habido 2.819.114 personas paradas sin ninguna protección por desempleo. No parece que este sea motivo para destinar las cuotas de desempleo a otras políticas.


Enrique Negueruela Cortés | Asesor de la Secretaría Confederal de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO.