martes. 28.05.2024
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Wikipedia.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Este palacio es una construcción de origen renacentista situada en la zaragozana calle del Coso. Fue originariamente residencia de los Condes de Sástago. La construcción de su casa palacio en Zaragoza viene a ser la manifestación de su inmenso poder político, económico y social.

Los nobles aragoneses dejaron de habitar sus señoríos en el siglo XVI y se trasladaron a vivir a Zaragoza, donde se concentraba la actividad económica, política y cultural del Reino y había una gran actividad en la calle.

La capital atravesaba por entonces un periodo de esplendor como ha experimentado pocos. Muestra de ello es la proliferación de palacios que esos nobles mandaron edificar para instalarse de acuerdo a su rango y a la nueva vida cortesana que iban a llevar.

Una de las zonas donde con preferencia se erigieron estos palacios fue la calle del Coso, el Cursum romano

Esta nobleza zaragozana solo hizo imitar a los ricos comerciantes y burgueses, que fueron quienes en realidad dinamizaron la Zaragoza de esa época y quienes adoptaron las novedades renacentistas en la construcción de sus casas, como un símbolo de nivel económico, prestigio y cultura.

Una de las zonas donde con preferencia se erigieron estos palacios fue la calle del Coso, el Cursum romano que circunvalaba el casco antiguo siguiendo el perímetro de la muralla. Era una ancha avenida que desde principios del XVI se había convertido en el espacio más moderno de la ciudad.

Don Artal de Alagón III, Conde de Sástago decidió construirse unas casas en Zaragoza en el año 1570, no dudó en hacerlo en el Coso, frente al palacio de los Pérez de Coloma, que era secretario del Consejo Real y muy cerca de las del Conde de Morata, como relata el cronista Jerónimo Blancas que considera a estos palacios majestuosos.

Fue residencia de reyes como Felipe II en el año 1585, Carlos IV y Mª Luisa de Parma en el año 1802 y Fernando VII en el año 1815. Fue sede del Consejo de Guerra, oficinas del Cuartel General del Ejército de Aragón y residencia del General Palafox hasta el año1815, Capitanía General de Aragón y jefatura de policía.

Zaragoza_Casa_palacio_de_los_Condes_de_Sástago (4)
Patrimonio Cultural de Aragón.

Este palacio renacentista, junto con el palacio de los Condes de Morata, es unos de los pocos ejemplos que han llegado a nuestros días de este tipo de casas construidas hacia el siglo XV en ese tramo del Coso.

La construcción del palacio se llevó a cabo entre los años 1570 y 1574. Fue un encargo de Artal de Alagón, Conde de Sástago y Virrey de Aragón. El edificio es obra del morisco Lope el Chacho, considerado como uno de los mejores arquitectos que tuvo la ciudad en esa época y los canteros Juan Ramudio, padre e hijo.

Fue en épocas posteriores residencia temporal de los reyes a su paso por Zaragoza entre ellos, Felipe II y en el año 1814 Fernando VII. Durante la guerra de la Independencia el edificio sufre daños provocados por el incendio del cercano Convento de San Francisco.

El edificio pasa a ser sede del consejo de Guerra desde el año 1813, organismo presidido por José de Palafox, quien reside en el palacio hasta el año 1815.

Siguiendo su vinculación a lo militar, el edificio se convierte en sede de la capitanía general en el año 1825. Fue sede de la contaduría del ejército y la jefatura de policía entre los años 1827 al año 1847.

El último conde de Sástago, Joaquín María Fernández de Córdoba, alquiló en el año 1848 las dos últimas plantas del palacio al Casino de Zaragoza. Ricardo Magdalena fue el arquitecto encargado de reformar las estancias del palacio en los salones y la biblioteca del casino.

Con la finalidad de que se mejorase su interior, estas obras se centraron en la decoración de los salones, la construcción de la biblioteca y hemeroteca. Se acometió en el año 1889 la decoración del salón principal, siempre con el respeto de la estructura de los salones principales, bajo la dirección del arquitecto, Ricardo Magdalena.

El patio del palacio se arrendó también al Café Paris entre los años 1882 al año 1915 y posteriormente se arrendará entre los años de 1920 al año 1960 al Banco Español de Crédito. Este banco decora el patio ocultando totalmente su aspecto original.

En la planta baja se conserva el local comercial “Casa Zorraquino” famosa por sus chocolates, bombones y guirlache, establecimiento antiguo que aún mantiene el estilo eclecticista y neobarroco que se le dio en el año 1922.

Actualmente está ocupado por la tienda de la Escuela Taller de Cerámica de Muel y las publicaciones de la institución Fernando el Católico.

El edificio se encuentra en pésimo estado de conservación en el año 1974. Temiendo que pudiera ser demolido se conforma una agrupación ciudadana en defensa del palacio, que consigue que se declare su fachada y primera planta patrimonio nacional.

Zaragoza_Casa_palacio_de_los_Condes_de_Sástago (1)
Wikipedia

El edificio pasa a pertenecer a la Diputación Provincial de Zaragoza desde el año 1981, que lo somete a una intensa obra de restauración con el objetivo de devolverlo a su diseño original, dado que éste había quedado muy alterado por las reformas derivadas de las distintas funciones que el palacio tuvo a lo largo de su historia.

Se contó para las obras de restauración con los planos originales del siglo XVI. Estas obras fueron reconocidas con el premio otorgado por la asociación Europa Nostra, dedicada a la conservación de la cultura europea.

El edificio pasa a pertenecer a la Diputación Provincial de Zaragoza desde el año 1981, que lo somete a una intensa obra de restauración

En la actualidad la Diputación Provincial de Zaragoza emplea este espacio como sala de exposiciones artísticas. También acoge conciertos. Durante los Sitios de Zaragoza, el palacio sufrió grandes destrozos al incendiarse el convento de San Francisco, actual sede de la Diputación Provincial de Zaragoza. El veinte de julio del año 1974 fue declarado Monumento Nacional.

El Boletín Oficial de Aragón del día veintitrés de marzo del año 2002, publica la Orden de once de marzo del año 2002 del Departamento de Cultura y Turismo, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural del Palacio de los Condes de Sástago en Zaragoza.

La fachada del edificio está formada por ladrillos rojizos que en su original eran de color más claro. En Zaragoza es habitual que sus edificios históricos se hagan en ladrillo debido a la escasez de piedra de la zona.

Zaragoza_Casa_palacio_de_los_Condes_de_Sástago (3)
Patrimonio Cultural de Aragón.

Destaca en ella la portada barroca, fruto de una reforma posterior a su construcción, así como sus grandes columnas y portones. Presenta tres plantas o pisos. En la parte baja encontramos dos portadas que debieron sustituir a las originales, que con total seguridad se encontrarían bajo el vano central de la planta noble.

Los extremos estaban ocupados desde el siglo XIX por establecimientos comerciales que eran descritos como pequeños cuartos en el Contrato de Obras del año 1570.

La planta noble tenía siete balcones, sobre los que se encuentra la galería superior, que está formada por amplios vanos adintelados. Hay un magnífico alero clasicista de madera muy volado que corona el conjunto de la fachada.

Por cualquiera de las dos entradas que hay en la fachada principal nos llevarán al zaguán que nos dará acceso al patio o luna de este palacio. Tras éste nos encontramos con un patio cuadrado que presenta dos alturas y la escalera noble de estilo renacentista.

Zaragoza_Casa_palacio_de_los_Condes_de_Sástago (5)
Patio renacentista. Imagen de Zaragozago.com (*)

La biblioteca

Es una de las joyas del palacete siendo una biblioteca modernista, normalmente se encuentra cerrada al público. Esta dependencia es obra de Ricardo Magdalena, fue realizada en el año 1889 y conserva todos sus elementos originales además de un valioso catalogo bibliográfico, como una de las primeras ediciones del Quijote.

Destaca su mobiliario original y estructura en general, conservado su chimenea y toda su decoración original. La biblioteca aún conserva el sistema de calefacción original que mantenía los pies calientes de los lectores que acudían a la sala.

El salón del trono

Entre sus espectaculares salones de la planta noble, destaca el salón del trono, que está formado por varias salas y fue recuperado por el arquitecto Magdalena.

En la bóveda del salón principal se representa una bella alegoría de Zaragoza, realizada por Alejandro Ferrant, en la que se pueden encontrar escenas y personajes muy relacionados con la ciudad.

Los muros están decorados con pinturas de Lasuén, Unceta, Aramburu, Pallarés, García Pueyo y Ricardo Magdalena. Siendo todo un espectáculo visual.

El palacio sufrió daños por el gran terremoto de Lisboa del año 1755 y también padeció los estragos de los Sitios. La ciudad se llegó a olvidar de que allí había un palacio y el edificio se fue deteriorando tanto que en el año 1970 se llegó a pedir su derribo por el riesgo de que se derrumbara. Fue entonces cuando la Diputación de Zaragoza compró el edificio y lo recuperó para la ciudad.

Zaragoza_Casa_palacio_de_los_Condes_de_Sástago (6)
Salón del Trono. Imagen de Zaragozago.com (*)

(*) Dos imágenes tomadas de Zaragozago.com

 


BIBLIOGRAFÍA

Fátas, G. “Guía Histórico-Artística de Zaragoza”. 1991. Zaragoza.
Gómez Urdáñez, C. “Arquitectura Civil en Zaragoza en el siglo XVI”. Tomo I. 1987.Excelentísimo Ayuntamiento de Zaragoza. Zaragoza.
Gómez Urdáñez, C. Los “Palacios Aragoneses”. 1999 Colección CAI 100, nº 45. Zaragoza.
Laborda Yneva, J. “Zaragoza. Guía de Arquitectura”. 1995. Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza.

La casa palacio de los Condes de Sástago